7 Mitos alrededor del suicidio

Compartir

El suicidio resulta ser una problemática de salud pública, que debe abordarse desde una perspectiva basada en la sensibilización y libre de prejuicios. Esta situación no solo afecta a la persona implicada, sino a familiares y redes de apoyo, quienes se enfrentan al estigma y al particular proceso de duelo del suicidio.

Detrás del suicidio de una persona existen múltiples causas y estudios que pretenden dar explicación a este fenómeno.  Todas con el fin de lograr una mayor concientización y proveer a las personas con mejores herramientas para brindar un primer apoyo en la búsqueda de atención profesional. 

La comprensión de los pensamientos erróneos o mitos detrás del suicidio nos dan una pauta diferente de actuación, con esto en mente te compartimos algunos de estas creencias erróneas.

1.- La persona que se quiere matar no lo dice

Nunca se debe de tomar a la ligera el hecho de que alguien comunique sus intenciones de quitársela vida, sobretodo cuando se presenta sintomatología relacionada con la conducta suicida. Se ha encontrado que 9 de cada 10 personas que se han suicidado, claramente comunicaron sus intenciones demuerte.

2.- Toda persona deprimida se suicida

Depresión no es sinónimo de suicidio, si bien se trata de fenómenos que están estrechamente relacionados el suicidio no es el resultado inmediato o único de la depresión.

3.- Las personas que intentan suicidarse no desean morir, solo buscan llamar la atención o exhibirse

Si bien no todas las personas que intentan suicidarse desean la muerte, un intento de suicidio no es simplemente querer llamar la atención o ser exhibicionistas. Más bien se trata de una conducta resultado de  mecanismos desadaptativos de solución ante una situación que sobrepasa los recursos propios. 

4.- Si enserio la persona quisiera morir, ya hubiera hecho algo

Las personas que se enfrentan al intento de suicidio se encuentran en una situación ambivalente donde experimentan casi de forma simultanea deseos de vivir y de morir. Por lo resulta inconveniente realizar tal afirmación.

5.-La conducta suicida se hereda

No, la evidencia científica no ha demostrado que se trate de algo genético. La situaciones en las que diversos miembros de una familia se han suicidado o lo han intentado se debe en gran medida a verlo como una posibilidad, debido a que alguien más ya lo vivió.

6.- Toda persona que se suicida es un enfermo mental

El suicidio y las enfermedades mentales una vez más no son sinónimos. En realidad la mayoría de las personas que ha consumado un intento de suicidio son parte de la población en general, y si bien las enfermedades mentales y el suicidio puede ir relacionado, no se trata de una regla.

7.-La persona que ha superado el intento de suicidio no corre riesgo de volverlo a cometer

Falso, se ha encontrado que casi la mitad de las personas que atravesaron una crisis suicida y posterior consumación, lo llevaron a cabo después de 3 meses de crisis emocional, cuando habían creído dejar atrás toda clase de peligro. 

Lo más importante de la concientización de lo erróneo de estos mitos recae en el poder de solicitar ayuda y hacerle saber a la persona que  que no esta solo y se existen diversas formas de enfrentar esta situación.

Referencia:

Servicio Andaluz de Salud (2010). Guía sobre la prevención del suicidio para personas con ideación suicida y familiares. España: Alsur, S.C.A

 

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment