3 historias de vampiros, en narrativa gráfica

Compartir

Tras unos años  de la saga Crepúsculo, los vampiros sigue resintiendo los efectos que esta dejó. Para algunos, es ahora una figura admirada, para otros algo cursi que es preferible no seguir viendo en el medio. Lo cierto es que esta figura siempre ha estado muy presente dentro del género fantástico. Basta con recordar la saga fílmica Inframundo o las muchas sagas de videojuegos que tocan el tema sin olvidar al clásico de la literatura, Drácula. En esta ocasión presentamos  tres historias de vampiros en el cómodo formato de narrativa gráfica.

Ambas son muy distintas la una de la otra y resultan interesantes como una lectura de ocio.

Selina and the Red Velvets

A pesar de su nombre en inglés, esta novela gráfica está escrita e ilustrada por el autor mexicano Rodrigo R. Morales. Selina es el nombre de la protagonista, mientras que The Red Velvets es el nombre de su banda de Rock. En esta historia, Selina trata de ayudar a una chica que esta muriendo, quien resulta ser una vampira y termina convirtiendo a la protagonista mientras deja un rubí a su cuidado.

Dicho rubí es buscado por una organización criminal de vampiros por lo que la nueva vampira deberá enfrentarse a esta organización mientras lidia con el hecho de no ser más una humana. Por si esto no fuera suficiente, ella y su banda se han apuntado al Battlestage. Un evento en el que varias bandas musicales se enfrentarán para conseguir un contrato.

El evento en cuestión es un poco peculiar, pues los enfrentamientos son, literalmente, batallas. El vencedor de cada encuentro será la banda que siga tocando hasta el final. Un detalle interesante es el formato de la novela, pues solo usa 3 colores en cada panel: negro, blanco y rojo. Estos colores le bastan al autor para contar su historia en viñetas.

Crimson

A diferencia del título anterior, esta obra fue realizada por un equipo variado. 

Mientras el dibujante mexicano Humberto Ramos, reconocido ilustrador de Marvel, estuvo a cargo del dibujo; el guión fue realizado por Brian Augustyn, quien ya tiene una gran carrera en este ámbito (incluso ha estado a cargo del guión en varios cómics de Batman).

Augustyn tiene el apoyo de los mexicanos Oscar Pinto y Francisco Haghenbeck. La historia en cuestión nos presenta con un mundo fantástico cuyos orígenes están ligados a ángeles, vampiros y dragones.

El tiempo presente en la novela nos muestra una ciudad normal en donde Alex, el protagonista, es atacado por una pandilla de vampiros y convertido en uno de ellos. El plan original de la pandilla es alimentarse de Alex, pero es rescatado por un ser antiguo llamado Ekimus. Ekimus, a partir de este punto, toma la labor de instruir al protagonista respecto a sus nuevos poderes, pues piensa que es alguna clase de elegido.

Aunque no es propiamente un cómic de súper héroes, los asiduos a este género disfrutarán, sin duda, de esta lectura.

Blood Lad

Esta es un poco distinta a las anteriormente mencionadas, pues se trata de un libro de manga escrito por Yuuki Kodama.

En esta historia se nos presentará un mundo paralelo (el infierno) donde habitan los seres sobrenaturales. Este mundo se divide en territorios gobernados por un líder como si se tratara de pandillas. El protagonista es uno de estos líderes y es un vampiro de nombre Staz, quien está obsesionado con el mundo humano y tiene una habitación llena de figuras de anime y libros de manga. La trama comienza cuando una humana llamada Fuyumi Yanagi entra a este mundo por accidente.

Tras una invasión de otro líder que busca expandir su territorio, la humana es devorada por una planta convirtiéndose en un fantasma. A partir de este momento Staz buscará la forma de revivirla para volver a sentir al excitación que le hizo sentir cuando era humana. 

Be first to comment