Un chapuzón a la obra de César Aira

Compartir

Hablo a título personal cuando digo que César Aira es de los escritores que más me gustaron durante mi estancia en la preparatoria. Un profesor de ahí nos acercó a su obra, que juega con el lenguaje y que nos provoca a nosotros, los lectores, desconcierto y placer al momento de leer su producción. El argentino, prolífico en el campo literario, ha causado revuelo, tanto en un sentido positivo como en uno negativo.

Para su colaboración semanal en el De eso se trataJuan Carlos Hidalgo comentó un poco sobre la figura de este escritor, así como de unas pequeñas reediciones que se encontró hace poco tiempo.

Hidalgo, tal y como el lector se da cuenta desde el principio, consideró a Aira como un escritor controversial. Se ha vuelto un personaje de culto, dijo, con fervientes seguidores pero también férreos detractores. Sin embargo, continuó, siempre tenemos en mente que la obra de Aira es rica en todo sentido.

Ediciones Era se está encargando de reeditar libros del argentino para su distribución en México, comentó, pues anteriormente era difícil de encontrar novelas o cuentos de él aquí. Era más una sensación local.

La reedición consta de libros pasados por alto en la producción de Aira. Sabemos que allá, en Argentina, había hasta ediciones cartoneras, mencionó Hidalgo, de obras fuera de serie no sólo para el mundo literario, sino también para la carrera de él mismo. 

Entre estos libros, según dijo, halló una novela que toma como base la historia de unos chicos punks en Argentina. Sacada a principios de los noventa, Aira narra la vida de tres personajes, dos de ellos punks, que enfrentan las vicisitudes de la adolescencia. Cada personaje encarna la figura e ideología típica del punk, así como de su contraparte, una que aplica más el raciocinio a su vida cotidiana, comentó Hidalgo.

Su colaboración mostró entusiasmo al momento de comentar todos los pormenores de esta reedición, pues, como aludió, Aira es un escritor que se enfoca en lo meramente literario, cosa que le ha otorgado un estilo propio y que reconoces desde la primera línea de un libro.

Por último, Hidalgo invitó al auditorio a buscar estas reediciones, ya que son accesibles –tanto económica como físicamente, pues son tamaño de bolsillo– y valen mucho la pena.

Me gusta mucho Kendrick Lamar. :)

Be first to comment