¿De qué va el método Montessori?

Compartir

La educación en nuestros días se convierte en un tema debatible y muy analizado por las diferentes implicaciones que posee. En el proceso enseñanza-aprendizaje existen diversos métodos y estrategias para ser aplicados uno de ellos el Metodo Montessori.

El Método Montessori es una metodología educativa desarrollada por María Montessori, una doctora italiana que dedicó su vida a la investigación y creación de mejores métodos para el aprendizaje de los infantes. Este método se basa en el respeto a la autonomía de los menores y su curiosidad por aprender.

Desde la perspectiva de Montessori los alumnos tienen la capacidad de desarrollarse por sí mismos y por tanto de apropiarse de los conocimientos (aprehender). Si bien Montessori reconoce que el ambiente debe ser propicio para este proceso el mayor peso cae en la autonomía del estudiante.

La clase está preparada por el profesor con el fin de fomentar la libertad dentro del aula, desarrollar la independencia a la par de dar sensación de orden. Los menores eligen de forma individual los usos del espacio para desarrollarse e interactuar con los demás.

En un principio las edades eran mixtas, de forma que los mayores apoyaban el aprendizaje de los menores, pues servían de modelos y se daba el aprendizaje a pares.

De acuerdo a Montessori durante el desarrollo los niños tenían periodos o ventanas sensibles, que eran etapas donde se propiciaba de mejor forma el aprendizaje. Por tanto debía haber material didáctico que les permitiera activar sus cinco sentidos (actividades sesoriomotoras), pues estas contribuyen al desarrollo de capacidades cognitivas.

Por otro lado para Montessori lo más importante era una formación basada en amor por lo que para ella los castigos están descartados. No obstante también los premios, ya que su método pone simplemente hincapié en hacerle notar al menor las consecuencias de sus actos.

Este modelo propone una interesante forma de cambiar las canductas de los menores dentro del aula con el fin de alcanzar los objetivos educativos esperados. Si bien no es el único modelo que vale la pena ser estudiado y puesto en práctica, si resulta interesante la perspectiva que propone para llevarlo en lo cotidiano dentro y fuera del aula.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment