La belleza de cuestionar

Compartir

Preguntar es divino, una pregunta bien realizada en el momento correcto se vuelve de gran ayuda. Cuestionar es y debe ser una actividad que atraviese diversos contextos.

Cuando las personas son confrontadas en diversas situaciones de su vida; el simple hecho de cuestionarse se convierte en una guía para mejores decisiones. Este proceso siempre desencadenará en ideas frescas y acciones más productivas. Aunque este proceso siempre necesita de una pregunta correcta.

La pregunta correcta es aquella  que te paralizan ante un problema o reto, lo que nos permite  tener tiempo de cambiar de perspectiva con una nueva luz. En definitiva ese tipo de preguntas son las que poseen la belleza del cuestionamiento y nos abren hacia nuevas posibilidades.

Todos somos preguntadores naturales, esta en nuestra forma de ser. Sin embargo ¿cómo convertirse en un profesional de la pregunta? No sé trata de convertirse en una especie de Sócrates, más bien volver un poco atrás y regresar a ser nosotros a la edad de 4 años.

Cuestionar a esa edad es una especie de juego que requiere de una conciencia un tanto ingenua. De acuerdo al psicólogo Paul Harris los niños  tienden a buscar información a partir de aquellos que están a su alrededor con solo usar la combinación de las palabras a modo de inflexión.

El hecho de preguntarse el porqué de las cosas curiosamente activa las zonas corticales relacionadas con el placer. De ahí que ser curioso se sienta tan bien y sirva como un reforzador para sentirse bien.

Las personas curiosas generalmente suelen aceptar ser vistas como ingenuas, además de que no se sienten incomodas ante preguntas sin aparente respuesta. Además de que nunca se conforman con las respuestas fáciles y por supuesto tienden a aceptar cuando están mal.

La belleza del cuestionarse es que nos permite mejorar, así que no queda más que seguir preguntando.

Referencias

. . .children at that age may ask anywhere from one hundred to three hundred questions a day . . .” Paul Harris, Trusting What You’re Told: How Children Learn from Others (Boston: Harvard Press, 2012). Studies also cited in the article “Mothers Asked Nearly 300 Questions a Day, Study Finds,” Telegraph, March 28, 2013.

“. . .Think of curiosity as a condition—“like an itch,” says the neuroscientist Charan Ranganath . . .” “The Power of the Question,” Liesl Gloecker, The Swaddle (blog), March 3, 2017, www.theswaddle.com/how-to-stimulate-curiosity-questions.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment