Vivir el proceso de una feria de ciencias

Compartir

Las ferias de ciencias tienen impacto en sus participantes, ya sea en la vocación de los alumnos, en la mejora de la práctica docente de los profesores, o en el ambiente de las instituciones participantes. Aquí te cuento de mi experiencia en el proceso de una de ellas.

A principios de año me invitaron, de parte de los bachilleratos de la zona 14, a apoyar en la Tercera Feria de Ciencias y Emprendimiento. A lo cual acepté entusiasmado porque las ferias de ciencia para mí son muy importantes. En otra entrada mencioné algunas recomendaciones que debes seguir como participante alumno, pero en esta ocasión te quiero comentar de los otros participantes y del proceso.

En una reunión previa con los directores de la zona, les explicaba que en este evento los actores principales eran más que solo los alumnos que presentaban en la feria. Desde mi perspectiva, los actores son los directores, los profesores-asesores y los alumnos participantes.

El director es un actor importante porque da su apoyo moral, material y administrativo. El primero consiste en su presencia cerca del equipo de alumnos que participan antes, durante y después del evento. Que los chicos se sientan acompañados de ese personaje les da confianza en que el proceso es importante y que su trabajo está apoyado por la escuela. El apoyo administrativo consiste en que se hagan los registros, permisos y constancias tanto para los alumnos como para el profesor participante. El apoyo material es necesario para que el equipo no se preocupe por elementos tan simples como fotocopias, transporte, lunch o los mismos paneles que pide el evento.

El profesor-asesor es más importante aún.  Apoya en la metodología, ya sea dando posibles fuentes de información, recomendando temas y enfoques. Pero también a nivel personal, revisando la presentación (el uniforme si es el caso), y la forma en que se desarrolla el discurso de la presentación. La parte en que generalmente el asesor falla es en el documento escrito que generalmente se pide: no revisa el formato o la ortografía, peor aún, no verifica que el texto hace las citas correctas a las fuentes, para no dar lugar a pensar en plagios o fraudes.

Obviamente el actor principal de una feria de ciencias es el equipo de alumnos que presentan sus proyectos o prototipos. En la entrada citada menciono lo que deberían cuidar en el proceso, pero principalmente deben cuidar de tener algo interesante que decir, algo novedoso que mostrar, pero por sobre todo, tener el interés por participar.

Lo anterior lo resumo en este mapa:

En algunos formatos de ferias de ciencias se envía, por parte del equipo, un documento presentando el proyecto. Para preparar este documento y verificar la viabilidad del proyecto se propone una asesoría previa para los participantes.

En mi caso pude ver el trabajo de casi todos los equipos, y me gustó ver elementos de originalidad, de rigor científico, de creatividad. Uno a uno los equipos recibían las recomendaciones y vi con gusto que la mayoría las siguió y pudieron mejorar sus textos o sus prototipos.

La Feria de Ciencias y Emprendimiento se realizó en marzo, y en este video se puede ver un poco como estuvo el ambiente. En el minuto 2:47 pueden ver mi participación como jurado, junto con el Dr. Honorio Vera y la maestra Selene Maya.

En este evento se podía participar con un proyecto de investigación, de innovación tecnológica o de divulgación de la ciencia.

Los primeros lugares tenían temas de estudios químicos aplicados a la tierra, un proyecto de investigación, con tercer lugar; uso de celdas solares para calefacción, un proyecto de innovación tecnológica, con segundo lugar; y un proyecto de divulgación, un libro desarrollado en comic y en fotocomic con la historia de Puebla.

Al primer lugar lo pude invitar a Radio BUAP a que les hicieran una entrevista, de donde se resalta la frase de uno de los integrantes:

“Uno no ama lo que no conoce”

Escucha la entrevista en este podcast de Ricardo Cartas:

El proceso se cierra con la premiación. En este caso la hicieron dentro de un evento más grande donde se premiaban también los logros culturales y deportivos de la zona.

Para dicho evento me invitaron a dar unas palabras, un pequeño discurso el cual transcribo más abajo. Lo que para otras personas pudiera ser algo cotidiano, a mí me llevó a un proceso de reflexión acerca de lo que es una feria de ciencia y de que tan importante es. El resultado de esa reflexión y con la intensión de motivar a los alumnos y docentes es lo que pueden leer a continuación. Agradezco a la Dra. Olivia Castillo por la revisión del texto, y al maestro Martín Domínguez por citar un dato de su investigación.

Discurso para la premiación de la 3ª Feria de Ciencia y Emprendimiento de la Zona 14 de bachilleratos SEP de Puebla.

Autoridades, padres de familia, compañeros maestros y estimados estudiantes.

A todos los que han participado en la feria de ciencias y emprendimiento.

Agradezco la invitación para dirigirles estas palabras, me siento honrado y muy contento de estar aquí.

Me emociona conversar hoy con ustedes, hablarles como el profesor de matemáticas que soy, un área que algunos han estigmatizado como la ciencia más difícil.

Estoy muy contento de estar hoy aquí, porque puedo vivir el país de los contrastes. Un país en el que el político cuida mucho su apariencia y hace discursos interesantes, pero en el que la traición parece formar parte de su esencia. Sin embargo, en este mismo país puedo coincidir con ustedes: autoridades, directores y maestros que son congruentes con su misión educativa. Eso merece sonreír.

Nuestro país vive momentos llenos de violencia, drogas, huachicol. Y a pesar de ese escenario, es posible encontrarlos a ustedes: maestros y estudiantes buscando innovar, compartir, desarrollar ciencia y tecnología, y eso merece festejarse.

Me emociona que en un país en el que se observa bullyng en las aulas, discusiones que se dirimen a golpes y balazos. En este mismo país, ustedes, maestros y estudiantes, se prepararon durante semanas para desarrollar un proyecto, buscaron asesorías, siguieron recomendaciones y mejoraron su proyecto, así como los argumentos con los cuales lo defenderían.  Y eso merece cuando menos actuar en consecuencia y ofrecerle apoyo.

Estarán de acuerdo conmigo, compañeros maestros, en que esta es una de las profesiones más bellas, porque estás cerca de la juventud, que te contagia con su alegría intrínseca, su energía, sus esperanzas.

Aunque algunos tal vez ya estemos cansados por el camino recorrido en el magisterio y pensemos que no hay esperanza. Les cuento algo, cuando yo empiezo a sentirme así, sin esperanza por lo mal que responden los alumnos, recuerdo algo fundamental en el trabajo docente: estas formando a los ciudadanos que convivirán con tus hijos, con tus nietos y que tomarán decisiones por el país. Estos chicos que vemos aquí muy pronto estarán enfrentándose a la vida cotidiana, a la falta de trabajo y los problemas de nuestra sociedad. Y tú como maestro tienes el deber, pero sobre todo, el honor de servir a tu país al dar a tus estudiantes las herramientas para hallar el conocimiento, y los valores para convivir con los demás, por medio de tus enseñanzas y de tu ejemplo.

No sé si lo has pensado, maestro, maestra, pero es posible que estés preparando a una chica o chico que en ¡veinte años gane un premio Nobel!

Les decía que estoy contento, pero en realidad estoy feliz.

En la calle, en las noticias o el internet podemos observar la degeneración de la sociedad, el caos, la entropía creciendo dirían mis amigos los físicos. La entropía es la medida del desorden de un sistema. Y nuestro sistema cada vez parece más desordenado. Sin embargo, estoy feliz porque hoy coincidimos en este espacio, y cada uno de ustedes, al decidir estar aquí, haciendo el esfuerzo por estudiar y desarrollar proyectos, son actores contra el aumento de entropía, contra el caos.

Como hombre de ciencia debo agregar aquí evidencias, datos de lo que digo. Estoy dirigiendo una tesis de doctorado que propone usar la tecnología como estrategia didáctica. Pero nuestra propuesta es que esa tecnología sea creada con las manos de los mismos docentes. Si el maestro cree que puede hacer tecnología, si se quita el prejuicio de que eso debe venir de afuera, ¡imagínense que no logrará hacer con sus alumnos!

Para llegar a esta propuesta mi alumno hizo una investigación previa de la situación de México, y encontramos que los resultados de PISA  del examen aplicado en 2015 indican que: el desempeño en ciencias en secundaria se encuentra por debajo del promedio de los países participantes; que menos del 1% de los estudiantes logran alcanzar niveles de competencia de excelencia y que el rendimiento promedio no ha variado desde el año 2006.

En contraste con lo anterior, también se halló que los estudiantes declaran altos niveles de interés en ciencias, comparados con sus pares en otros países participantes. Ya sea a través de sus expectativas de tener una carrera profesional relacionada con las ciencias, o de sus creencias en la importancia de la investigación científica, o de su motivación por aprender ciencias. Sin embargo, al llegar a la licenciatura son mucho menos los que eligen las carreras de ciencias o tecnología. ¿Qué ocurre en los años intermedios?

Es lo que nos preguntamos. Y una de las pistas es que el trabajo docente debe dejar de ser aburrido o memorístico, de ahí que crear cosas con las manos es la propuesta.

¡Por eso estoy feliz! Porque ver la participación en la feria de ciencias y emprendimiento me da la esperanza de que los estudiantes aprendan a hacer cosas con sus manos, con su intelecto, con su creatividad, y que los profesores los acompañen en este proceso me dice que no son profesores desinteresados.

¡Es así de importante esta actividad!

Hay una frase que me viene aquí a la mente

“La mejor forma de predecir el futuro es crearlo”

Y ustedes chicos están prediciendo ese futuro cada vez que toman la decisión de venir a la escuela, para aprender y crear  nuevos proyectos, investigaciones y artefactos.

Ustedes predicen un futuro cada vez que no se dejan amedrentar por las malas noticias y se levantan cada mañana y vienen a convivir con sus compañeros, a ganarse una calificación con sus esfuerzos, a generar comunidad.

Si continúan de ese modo mi predicción para el futuro será que, si bien mis hijos no tendrán una vida fácil, mis nietos podrán aspirar a un mejor mundo, gracias a los ejemplos que ustedes les darán.

Por favor, sigan en ese futuro. Sean felices. Sean creativos y luchen por ese mundo mejor.

Muchas gracias.

 

Divulgador científico. Matemático de formación, apasionado de la ciencia y la tecnología, sobre todo de los robots.

Be first to comment