Una generación en su propia burbuja

Compartir

Probablemente si preguntas a tus padres o abuelos sobre como era la vida antes cuando eran niños, tal vez te digan que ellos solían  jugar en la calle, ir al campo con los animales,trepar árboles o probablemente ir a nadar entre muchas cosas más, sin embargo eso que parecía tan común suele ser un tanto utópico para los niños de las ciudades en nuestra actualidad.

Hace poco circuló en las redes sociales un vídeo publicitario que reflejaba la realidad de The Indoor Generation o la Generación de Interiores. De acuerdo a este vídeo pasamos alrededor del 90% de nuestro tiempo dentro de interiores, generalmente rodeados de luz artificial proveniente de nuestros dispositivos electrónicos, lo cual ha modificado la forma en que concebimos el mundo.

Hoy en día es más común buscar la forma de hacer todo dentro de casa; trabajar, estudiar, ver películas, jugar, incluso tener un día de campo. Tal vez un ejemplo muy común de esto sea realizar ejercicio. Antes la gente salía a correr, tal vez a practicar algún deporte, nadar en incluso levantar peso al aire libre, hoy todo esto es menos común; caminadoras, diversas máquinas para hacer ejercicio, videojuegos de deportes e incluso Youtube han relevado esta actividad y otras tantas.

Algunos de los factores que encontramos para que surja este fenómeno es que hemos abastecido nuestros hogares con todas las “comodidades”  . Si bien existen distintos estilos de vida en México esto me recuerda a la casa de muchas abuelas donde la cocina esta al aire libre, mientras que en las grandes ciudades es parte del interior.

Otro aspecto que va muy relacionado con el anterior es la tecnología y el entretenimiento, puesto que muchos niños y jóvenes de la  Generación de Interiores crecieron con el boom de los videojuegos, donde el tiempo pasaba y pasaba mientras el mundo distante continuaba alrededor.

Así mismo, en el caso de México, la violencia desatada a partir de la Guerra contra el Narcotrafico causó que muchas familias prefirieran reducir sus salidas de fines de semana, evitar que los niños fueran a la calle a jugar, limitar el contacto con otras personas e incluso se perdió la interacción con la naturaleza.

El estar dentro de casa, en la escuela o en el trabajo encerrados todo el día tiene grandes efectos en nuestro organismo. Las pobres condiciones  de aire fresco  y luz solar dan como resultado la falta de vitamina D relacionada con la salud de nuestra piel y huesos.De igual forma nuestro metabolismo se ve afectado,  se producen  problemas del sueño,  hay cansancio, fatiga, sin olvidar que empeoran las alergias y enfermedades respiratorias como el asma. 

Habría que mencionar también cómo todo esto afecta nuestro estado de ánimo, pues al no estar expuestos a la naturaleza, nuestro cuerpo no procesa los neurotransmisores como la dopamina de forma adecuada, para reducir las posibilidades de presentar depresión. 

La Generación de Interiores deja mucho sobre la mesa para reflexionar cómo los cambios tecnológicos, políticos, sociales y culturales modifican nuestro estilo de vida, pero también para dejarnos ver si queremos continuar como hasta ahora o tomar la decisión de salir por un poco de aire fresco.

 

Referencias

Pérez Lara, J. (2011). La guerra contra el narcotráfico: ¿una guerra perdida?.Espacios Públicos, 14 (30), 211-230.

The Telegraph (2015).Young adults are the ‘indoor generation’ who walk half as much as pensioners.  The Telegraph. Recuperado de https://buff.ly/2LYhrhF

El país (2018). ¿Qué es la Indooe Generation y por qué deberías dejar de formar parte de ella. El País. Recuperado de https://buff.ly/2so64at

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment