#RecomiendoLeer La insoportable levedad del ser

Compartir

« ¿Es de verdad terrible el peso y maravillosa la levedad? La carga más pesada nos destroza, somos derribados por ella, nos aplasta contra la tierra. Pero en la poesía amatoria de todas las épocas la mujer desea cargar con el peso del cuerpo del hombre. La carga más pesada es por lo tanto, a la vez, la imagen de la más intensa plenitud de la vida. Cuanto más pesada sea la carga, más a ras de tierra estará nuestra vida, más real y verdadera será.

Por el contrario, la ausencia absoluta de carga hace que el hombre se vuelva más ligero que el aire, vuelve hacia lo alto, se distancie de la tierra, de su ser terreno, que sea real solo a medias y sus movimientos sean tan libres como insignificantes.

Entonces, ¿Qué hemos de elegir? ¿El peso o la levedad?, Esté fue el interrogante que se le planteó a Parménides en el siglo lV antes de Cristo. A su juicio todo el mundo estaba divido en principios contradictorios: Luz-oscuridad; sutil-tosco; calor-frío; ser-no ser. Uno de los polos de la contradicción era, según él, positivo, el otro negativo. Semejante división entre polos positivos negativos y positivos puede parecernos puerilmente simple. Con una excepción: ¿Qué es lo positivo, el peso o la levedad?

Parménides respondió: la levedad es positiva, el peso es negativo.

¿Tenía razón o no? Es una incógnita.»

Así es como comienza la obra del escritor checo Milan Kundera, hablamos de su novela titulada: La insoportable levedad del ser.

Es una novela divida en siete partes, qué a su vez, están divididos, cada uno, en varios capítulos.

En esta novela los personajes principales: Tomas, Teresa, Sabina, Franz y Karenin, se ven envueltos en una serie de acontecimientos que propician que se destapen los problemas filosóficos que afectan a nuestra existencia. Amor, celos, traición, sexo, muerte y casualidad, están inmiscuidos en un tiraje de cerca de 400 páginas que muestran, sin duda alguna, la vida misma, que es el tema central de la novela.

En cada parte, en cada capítulo, en cada página, el autor plantea interrogantes recurrentemente; la cuales deben ser respondidas por el lector. Por ello, a medida que uno empieza a leer esta novela, hace que intrínsecamente nos cuestionemos a nosotros mismos y por ende caigamos en la inevitable reflexión.

Ambientada en la ciudad de Praga de 1968 y como trasfondo la ocupación de la Unión Soviética en la capital checoslovaca, pareciera que nos transportamos a aquellas épocas y a aquella ciudad; aviones sobrevolando Praga, parques de la antigua Europa, cero libertad de expresión, movimientos artísticos, bares atestados de gente tomando cerveza, iglesias antiguas, colinas de fusilamiento, persecución de intelectuales, amantes sin suerte, entre muchas otras cosas más es lo que podemos develar en esta novela.

Por otro lado, llena de un acervo cultural importante, podemos darnos cuenta de la habilidad de Kundera para hacer que la historia nos atrape por completo. Tomar como punto de partida a Nietzsche, Beethoven, Edipo, Tolstoi. Hace que nos demos cuenta de la imprecaría vida que nos aqueja, comprado paralelamente a lo que aquejaron, ó bien; aportaron todos los autores antes mencionados.

Así que una vez explicado esto: ¿En qué momento recae en nosotros la insoportable levedad del ser?

Sin duda alguna ¡alucinante!

 

 

Estudiante de Comercio Internacional, colaborador de Cultura Colectiva y un empecinado por ser leído. «Lo que sólo ocurre una vez es como si no ocurriera nunca. Si el hombre sólo puede vivir una vida es como si no viviera en absoluto.» -Milan Kundera

Be first to comment