¿Por qué es importante ser más conscientes sobre los migrantes mexicanos en Estados Unidos?

Compartir

La profesora Ignacia Morales, nuestra divulgadora invitada, nos explica la importancia de entender el fenómeno de migración humana.

Los seres humanos somos seres migrantes por naturaleza. Los primeros humanos se desplazaron de un lugar a otro recorriendo largas distancias para poder subsistir. Desde hace miles de años existió la necesidad de migrar: de acuerdo a los grandes teóricos como “Alex Hrdlicka,” el hombre en América llegó por el estrecho de Bering, muy al norte de Alaska.

Podemos imaginarnos este viaje al estilo de la escritora Jean M. Auel, en su libro el clan del Oso Cavernario: los niños de la tierra, los inicios del hombre migrante y de la dura realidad que vivían. Vivían en un escenario hostil que hizo que los primeros humanos empezaran a migrar.

Puedes conocer más acerca de la autora y sus libros en esta liga. Mira el trailer de la película, que por cierto estuvo nominada por maquillaje.

 

La adaptación al medio ambiente, cambios climáticos y la búsqueda de alimentos hicieron a los primeros humanos grandes caminantes alrededor del mundo o, como lo decimos, hoy trotadores del mundo, sorteando todos los peligros que hallaban hasta lograr establecerse en lugares más seguros. Prueba de ellos son las cuevas de Altamira en España.

Puedes visitar este sitio para conocer más.

 

 

Con el paso de los siglos, los seres humanos seguimos haciendo los mismo. Nos desplazamos por diferentes motivos, ya sea por trabajo, salud, educación, cambio climático, calidad de vida, o por las guerras, entre otros muchos los factores que nos llevan a sumarnos a las grandes olas migratorias actuales. La Organización de las Naciones Unidas nos dice que, por principio, migrar es un derecho humano, por consiguiente, todos podemos desplazarnos. De aquí viene el dilema y la extensa lista de clasificaciones para los migrantes actuales.

Por ejemplo, hay migrantes reglamentados con estatus educativos y económicos elevados, que son características que ayudan a que sus procesos migratorios sean más exitosos de manera general. También existe una clasificación para los migrantes indocumentados en cualquier país. Este último es un fenómeno que ha tomado diferentes dimensiones: hoy en día nuestro país cruza por una crisis humanitaria de migrantes que desean llegar a los Estados Unidos.

Recordemos un poco. Este fenómeno no es nuevo ya que la migración ilegal en México se acentuó después de la década de 1960, cuando se termina el famoso convenio de braceros en los Estados Unidos, que fue un acuerdo entre México y Estados Unidos para llevar trabajadores para labores principalmente agrícolas, y también para la industria ferroviaria en menor medida.

En el vecino país del norte viven actualmente más de 11.1 millones de migrantes mexicanos ilegales, o clandestinos como también se les conoce. Hombres, mujeres, niños y familias enteras, de las partes más remotas de México forman parte de los miles de migrantes en el mundo, y de ahí que se hable de familias transnacionales. Si bien es cierto Estados Unidos es el país de la migración por excelencia, hay personas de cualquier parte del mundo, de hecho los fundadores de los Estados Unidos fueron inmigrantes del viejo continente.

Para conocer sobre el número de migrantes mexicanos ilegales en Estados Unidos, puedes consultar el siguiente link.

Overall Number of U.S. Unauthorized Immigrants Holds Steady Since 2009

El discurso actual, que versa sobre hacer grande a los Estados Unidos, corresponde a una visión herrada de la realidad: es un país de primer mundo, que funciona con la mano de obra legal e ilegal de los migrantes que se han establecido en ese territorio. En el caso de los connacionales, los vemos en las fábricas, en los campos, en los trabajos de servicios, y no siempre en las mejores condiciones laborales.

Estados Unidos, el país por excelencia de la migración, el escenario para analizar los diferentes temas migratorios atraviesa una serie de crisis de tipo diplomática con su actual presidente Donald Trump. El discurso antiinmigrante, racista, clasista, lleno de la ideología del supremacismo blanco, afecta más a su propio país que a otros, en diferentes sentidos. Los migrantes generan miles de miles de dólares al año, y la pregunta es ¿qué pasaría si los más de 11.1 millones de mexicanos ilegales dejarán de trabajar en ese país? Nos lo podemos imaginar al puro estilo de la película Un día sin mexicanos: sería una pérdida enorme de dinero que dejaría de circular en ese país. Esto debido a que desde las industrias lácticas en las zonas más remotas de Nueva York, los campos en California, hasta los servicios que prestan en las ciudades dejarían de funcionar.

Que connacionales se hayan desplazado al vecino país lleva connotaciones de aporte a su territorio. Pero las causas del por qué se van son bien conocidas, y resalta entre todas, la desigualdad salarial en México, la cual es alarmante en un país con tantos recursos económicos. Si buscamos más causas encontraremos muchas y de diferentes vertientes. Por lo que el discurso antiinmigrante no solo afecta a los mexicanos, si no a todas las personas que ayudan a que el vecino país funciones en términos económicos.

Desde el punto de vista cultural observamos la gran diversidad de naciones que convergen en esa parte del mundo: las lenguas, la cultura, la comida y todos los elementos de diferentes países se encuentran concentrados ahí. Todos aportando desde cualquier perspectiva, ya sea la económica, política, social. Lo que hace del vecino país el escenario de la migración, es lo que hace grande a los Estados Unidos.

México también tiene sus propios problemas en el tema migratorio. Tan solo recordemos que la frontera en Tijuana es un territorio que se ha vuelto multicultural, recibe principalmente a migrantes centroamericanos, y últimamente haitianos. Seres humanos que llegan de diferentes partes, la mayoría de ellos con la idea de cruzar la frontera, pero también muchos de ellos optan por quedarse.

Ya sea México o en Estados Unidos vemos como la migración es un tema del que debiéramos estar más conscientes: son seres humanos desplazándose de un lugar a otro, buscando oportunidades de vivir. También toca temas como el económico, pues gracias a las remesas que envían los connacionales, economías como la de México se mantengan. En nuestro país no es de sorprenderse que veamos pueblos con adultos mayores y niños, así como grandes construcciones con características norteamericanas, es la influencia del vecino país del norte.

Miles de migrantes buscan el sueño americano, pero también existe el sueño mexicano, que podemos construir aquí desde dentro con muchas voluntades, pues tenemos un gran país tan diverso. Y también somos un país de receptores de migrantes por lo que debemos ser más sensibles y humanos a esta realidad.

 

***************************

Ignacia Morales Reyes nos cuenta:

Soy una  historiadora feliz, me apasiona  conocer el pasado y entender el presente en los múltiples temas que sugiere la historia. Me gusta leer sobre geopolítica y literatura de diversos autores. Me gusta escribir sobre las migraciones a través del tiempo y de diferentes lugares porque permite explicar la realidad de hoy en día. Soy docente de la Licenciatura en Comunicación y Ciencias Políticas.

***************************

Esta entrada es el resultado del taller Escribir para divulgar, donde los participantes han empezado a desarrollar habilidades de escritura para compartir eso que sabemos o que nos gusta acerca de la ciencia y la tecnología.

Busca otros textos e imágenes en las redes sociales con el hashtag #EscribirParaDivulgar.

 

 

 

 

Divulgador científico. Matemático de formación, apasionado de la ciencia y la tecnología, sobre todo de los robots.

Be first to comment