El activismo de Helen Keller

Compartir

Helen Adams Keller ha sido un milagro e inspiración para las personas, sobre todo para aquellos con capacidades diferentes a las nuestras. Desde muy pequeña a los diecinueve meses padeció una grave enfermedad que le causó la pérdida de visión y audición.

Esta condición a temprana edad causó un efecto traumático en su familia y por supuesto en Helen, puesto que no sólo se enfrentó a su condición, sino que también al problema educativo. Sus padres preocupados consultaron a diferentes personalidades entre ellas, Alexander Graham Bell. Este gran inventor sugirió el uso de una institutriz que le facilitará conocimientos y habilidades para desarrollarse en el día a día.

Educación especial: una nueva vida

A la edad de siete años, Anne Sullivan llegó a la vida de Helen para encargarse de su formación. Sullivan era una joven de 21 años parcialmente ciega que tenía conocimientos sobre educación especial. Ella se convirtió en la responsable de su formación hasta su muerte en 1936.

Gracias a la pasión de Anne Sullivan logró aprender a leer y escribir, por lo que posteriormente asistió al Instituto Perkins para Ciegos. Durante su formación y debido a su experiencia Helen Keller desarrolló interés por personas que estaban pasando situaciones similares a ella.

Del “problema” al activismo

Pensando en el caso de las personas ciegas y sordas consiguió graduarse del Radcliffe College, donde recibió una licenciatura, convirtiéndose así en la primera persona sordociega en obtener un título universitario. Para ella era importante de igual forma transmitir su experiencia y modo de entender la vida por lo que escribió  La historia de mi vida(1903) y Luz en mi oscuridad (1927).

Ese momento fue clave, ya que adoptó un papel activo como activista y filántropica. Helen Keller no sólo mostró interes por las personas con capacidades diferentes, también apoyo los derechos de los trabajadores y promovió el sufragio femenino.

En 1920 cofunda  la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles y cuatro años más tarde se dedica de forma más activa en su lucha, viajando alrededor del mundo con el fin de ofrecer conferencias.

Suarduo trabajo la hizo acredora a la Medalla Presidencial de la Libertad en 1964.Posteriormente en 1980,  Jimmy Carter decretó el día de su natalicio (27 de junio) es conmemorado como el Día de Helen Keller. Aún en la oscuridad y en silencio su perspectiva logró convertir el activismo en una esperanza para muchas personas.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment