7 acciones para salvar el planeta

Compartir

Tal vez no se necesita ser un genio para saber que el cambio climático nos ha alcanzado, basta con salir a la calle y darse cuenta de que el Sol no solo calienta, sino quema, hay pocos árboles y a su vez alrededor profileran cantidades masivas de basura que nosotros mismos producimos. El efecto invernadero para muchos ha dejado de ser un mito al igual que la pérdida de biodiversidad y con ello la extinción de algunos animales.

De tal forma que sí bien antes se habían implementado medidas para una vida más sostenible en la actualidad,ahora parece tomarse más en serio antes de que sea demasiado tarde. Al rededor del mundo se han planteado diversas propuestas eco-friendly o amigables con el medio ambiente además de que organizaciones ha propuestos diversas medidas para que esto posible, de ahí que te compartamos algunas de ellas.

1.- Produce menos basura

En México, cada habitante genera en promedio 1.4 kilos de basura al día; generando alrededor de 100 mil toneladas diariamente. En el caso de Puebla son generadas 3 mil toneladas, si bien nuestra entidad no produce tantas cantidades para la población total, cabe mencionar que la preocupación reside en el destino final de la misma.

En la actualidad no sólo basta con reciclar o reutilizar, ya que esto implica un gasto de energía y en muchas ocasiones aún no se cuenta con la tecnología necesaria para tratar los residuos adecuadamente, sino que conviene modificar nuestros hábitos de consumo con el fin de reducir nuestra basura.

2.- Desecha responsablemente tu basura electrónica

En la entidad poblana han existido diversos esfuerzos por tener un mejor manejo de la basura electrónica, tal es el caso del Reciclatón 2018 realizado del 20 al 22 de marzo, por los alumnos de la de la Facultad de Ingenierías BUAP. No obstante si a ti te interesa los centros de reciclaje en la ciudad (aquí) o participar en el Reciclatón de Salva al Mar.

3.- Evita el desperdicio de comida

815 millones de personas pasan hambre en el mundo, industrias relacionadas a los alimentos y los hogares son responsables de este desperdicio, donde los esfuerzos por producir alimentos se tiran sin más a la basura.

Gran parte de este problema se debe a nuestros malos hábitos de consumo, como la poca planificación antes, durante y después de las compras, así como el no reutilizar y aprovechar al máximo nuestros alimentos.

4.- Dile adiós a los plásticos

Mira a tu alrededor probablemente te encuentres rodeado de plástico, todo parece estar lleno de plástico y es verdad. Este material que en un principio parecía facilitarnos la vida, nos la ha venido complicando un poco debido a que no hemos aprendido a usarlo responsablemente.

Seguro has visto el vídeo de la tortuga sangrando por culpa de un popote, bien no se trata sólo de ella sino de diferentes animales en diferentes ecosistemos y por supuesto nosotros quienes vivimos las consecuencias.

Si se te hace un poco complejo dejar radicalmente los plásticos tenemos algunas pequeñas ideas para ti:

  • Si te gusta usar popote invierte y compra uno de bambú o metal.
  • En lugar de comprar botellas de agua lleva tu propia botella.
  • Puedes cambiar tu cepillo de dientes normal por alguno de bambú o de hueso de aguacate.
  • Para evitar bolsas plásticas, lleva las tuyas durante tus compras.
  • Puedes comprar a granel o en mercados locales para evitar los alimentos envueltos en plástico.
  • Algunos han optado por traer sus propios tuppers a todos lados como opción para decir adiós a los desechables.
  • La creatividad es tan grande que para evitar los envases de productos higiénicos como el shampoo han creado el shampoo sólido entre muchos más.

5.- Planta más árboles, cuida más plantas

México es el 5 país con mayor biodiversidad, sin embargo muchas de las actividades atentan contra esto, de ahí que sea importante fomentar la reforestación de espacios que han sido afectados, sin emabrgo desde tu casa puede aportar cuidando alguna planta para mitigar las consecuencias del efecto invernadero.

Lo más importante es que seas constante y responsable en investigar el tipo de planta que deseas tener a cargo dependiendo de tu estilo de vida y el lugar que le planeas destinar

6.- Desempolva la bicicleta o en su defecto usa transporte público.

Probablemente creas que el transporte público es detestable y no quieras saber nada de él o consideres que la bicicleta es peligrosa, lo cierto es que estas condiciones han aumentado el consumo de automóviles y por tanto también las emisiones de CO2.

Andar en bicicleta tiene ventajas no sólo para el medio ambiente sino también para tu cuerpo, pero si esto no te convence siempre será mejor opción utilizar el transporte público.

7.- Utiliza el agua responsablemente

En Sudáfrica cada vez se esta más cerca de quedarse sin agua; el gobierno muestra preocupación por la aparición de una guerra a partir de la escasez de este vital líquido, incluso a los turistas que vistian ciudades como Ciudad del  Cabo se les pide a los turistas que se bañen a cubetazos.

En nuestro país estos problemas no resultan tan lejanos, por lo que es importante utilizar productos amigables con el agua durante el lavado de ropa, trastes y demás aseo de la casa. Así mismo es importante tener consciencia sobre la cantidad de agua usada para producir nuestros artículos, por ejemplo una playera necesita de 2700 litros de agua para ser producida.

 

Referencias:

Raynal-Villaseñor, J. (2011). Cambio climático global: una realidad inequívoca. Ingeniería. Investigación y Tecnología, XII (4), 421-427.

Onichi, N. y Sengupta, O. (2018). Esta ciudad sudafricana está cerca de su ‘día cero’ por la escasez del agua. NY Times. Recuperado de https://www.nytimes.com/es/2018/01/31/ciudad-del-cabo-sudafrica-sequia-agua/

Matija, M.(2015). Algunas conclusiones de mi “Julio sin plástico”. Cualquier cosita es cariño. Recuperado de https://www.cualquiercositaescarino.com/algunas-conclusiones-de-mi-julio-sin-plastico/

Caballero, A. (2018) El desperdicio alimentario no es un juego. El mundo. Recuperado de http://www.futurosostenible.elmundo.es/sostenibilidad/el-desperdicio-alimentario-no-es-un-juego

 

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment