¡Vamos por un café… científico!

Compartir

Como cuando te dice tu crush: un café mientras escuchas lo último en ciencia, tu y yo, ¡piénsalo!

La primera vez que escuché “café científico” me imaginé algo como el café escocés: un local cerca de la universidad de Lvov en Polonia en donde los estudiantes de matemáticas se reunían y discutían sus descubrimientos. En ese momento de la historia hubo muchos de los matemáticos que después harían contribuciones como Stanislaw Ulam, Stephan Banach o Kazimierz Kuratowski (del cual tenía un libro de texto en la licenciatura). En este café escribían sobre las mesas de mármol con lápiz los problemas, los cuales el encargado limpiaba con un trapo cada noche. La esposa de Banach tuvo la idea de que dejaran ahí un cuaderno en donde se registraran los problemas y las soluciones, y los premios ganados. Ese cuaderno se volvió mítico y recibió el nombre de El libro escocés.

Clara Grima nos comenta esto y algo más acerca de la frase de Erdös “un matemático es una máquina que convierte café en teoremas”:

Da click  en esta liga para el video.

***

Pero resulta que en realidad el café científico es algo mas parecido a las conferencias de Navidad de la Royal Institution. Te cuento: desde 1825 esta institución hace una serie de conferencias en la época de navidad, siempre sobre un mismo tema en cada navidad. Es una fiesta en donde cualquier ciudadano puede asistir y conocer lo último de la ciencia.

El creador de estas conferencias fue Michael Faraday. En Cosmos de Tyson, en el capítulo 10 nos cuentan la vida de Faraday: de cómo pasa de un niño sin escuela a uno de los científicos estudiosos de la electricidad que inventa el motor eléctrico.  Uno de los grandes héroes de la ciencia, que además reafirma la idea de que si algo te gusta lo harás aunque no lo estudies en la universidad.

Las conferencias están dirigidas a todo público y han sido dictadas por científicos de renombre.

Mira la de Carl Sagan:

***

El café científico se parece a estas conferencias, salvo que el escenario es un espacio de convivencia común y corriente, como una cafetería o un bar. El primero fue organizado por Duncan Dallas, un periodista científico en 1998 en Reino Unido.

Nos cuenta Carmen Juárez, en este artículo del congreso de divulgacion de la ciencia de la Red POP, que hay tres modelos de café científico:

…el modelo francés donde hay un panel al que se invita a dos ponentes con posturas opuestas a un tema. El modelo danés donde se promueve el diálogo interdisciplinario entre las ciencias humanas y las ciencias de la naturaleza, el arte o la cultura a partir de un tema. El modelo británico, en donde un invitado expone un tema durante veinte minutos, sin apoyos audiovisuales, para después de un breve descanso, iniciar el dialogo con el público asistente.

En México el café científico se acerca al modelo británico. Aunque algunos le llaman así a charlas de divulgación, como en el caso del Café Scientifique del ITESO. Cabe mencionar que muchas veces un café científico es promovido por una institución académica.

Mira esta sesión con el tema ¿Puede el descubrimiento científico ser precedido por el artístico?

En Tlaxcala, el café científico es apoyado por CONACYT y la Secretaría de Desarrollo Económico de Tlaxcala, cambiando de sede por sesión.

En la charla del 20 de abril se contó con el tema Frankenstein y la secularización de la biología, el cual puedes ver aquí

En Puebla he localizado tres lugares en donde se hacen estas actividades.

Un sitio, que no es un café sino un bar, es Foro Karuzo con su serie Noches de ciencia en el bar, que generalmente se ha dedicado a hablar de astronomía o física la tercera semana del mes. Por ejemplo, con nuestro amigo Omar López Cruz asistimos a la plática sobre ondas gravitacionales, puedes verla vía Facebook live:

#JuevesDeCiencia #ParteUno #AstronomiaDeOndasGravitacionales Omar López-Cruz Foro Karuzo

Posted by El Estudio de Damiana on Thursday, January 25, 2018

Lo bueno de que no sea café es que puedes tomar un buen tequila, tepache o pulque mientras escuchas de ciencia.

Por otra parte, hay actividad en el Café el Realengo, donde nuestros amigos biólogos de Tras las huellas de la naturaleza, han llevado una serie de charlas para difundir la biología.

No he tenido oportunidad de asistir a estas actividades, pero la temática se ha visto muy atractiva, sobre todo una de las charlas en las que el biólogo cantaba para explicar los conceptos.

En la Condesa Arte y Café este año empezaron su café científico, Jueves de ciencia. De hecho tuve el honor de iniciar la serie el 8 de febrero con el tema ¿Eres un robot?

Plática ¿Eres un robot? Parte 1

#Platica #EresUnRobot? Daniel Mocencahua-Mora La Condesa Arte y Café

Posted by El Estudio de Damiana on Thursday, February 8, 2018

En la Condesa puedes disfrutar de buen café, pastelillos y también te recomiendo los desayunos. Y los temas que toca son de los más variados, desde teatro científico hasta química o humanidades.

Ahora está corriendo el programa con los TEDx BUAP speakers. Una de mis favoritas fue la de la Dra. Martínez Buenabad:

Y de último momento me entero que en Chignahuapan el biólogo Omar Colín empieza un café científico este primero de junio. Felicidades y mucha éxito.


**********

Ahora ya sabes, hay un lugar cerca para llevar a tu crush a una cita, sino romántica, al menos una en donde seguro te sorprendes y ves algo nuevo.

Divulgador científico. Matemático de formación, apasionado de la ciencia y la tecnología, sobre todo de los robots.

Be first to comment