#RecomiendoLeer: Las edades de Lulú

Compartir

Las edades de Lulú tienen un origen un tanto interesante Alumdena Grandes, responsable de esta novela narra en el prólogo de esta novela como trabajaba corrigiendo y editando palabras de diccionario a la par que comenzaba a dar forma a esta narración.

Esta novela ha sido foco de atención de la crítica no sólo literaria, sino de la opinión pública debido a la historia misma; esta obra es difícil clasificarla con una sólo etiqueta: novela rosa, novela con tintes (anti) feministas , novela erótica e incluso pornografía han sido algunas de las menciones alrededor de la misma.Sin embargo hay que dejar un punto claro encasillarla es dejar de lado esta novela  como una totalidad.

Lulú la protagonista desde un inicio nos hace su acompañante al descubrimiento de la sexualidad y más importante aún de su sexualidad enmarcada en un contexto un tanto conservador. La pequeña Lulú nos narra como conoce a Pablo, quien años mayor que ella, se muestra como conocedor del mundo y audaz hombre que logra librarse de los demás para crear un mundo para él y Lulú.

Si bien se nos narra como Pablo  como figura autoritaria que le muestra y da pautas a Lulú de lo que debe hacer entorno al erotismo, su sexualidad y su cuerpo, es de reconocer como Lulú se apropia de eso que le pertenece a través de las fantasías, la experimentación y por supuesto el juego amoroso.

“Me quedé sentada encima de sus rodillas. Me rodeó con sus brazos y me besó. El solo contacto de su lengua repercutió en todo mi cuerpo. Mi espalda se estremeció. Él es la razón de mi vida, pensé. Era un pensamiento viejo ya, trillado, formulado cientos de veces en su ausencia, rechazado violentamente en los últimos tiempos, por pobre, por mezquino y por patético.”

En este juego entra un personaje por demás importante Ely, quien es una mujer trans que se vuelve maestra de Lulú, pero también intima amiga de ella y de Pablo, con quien construye una relación llena de encuentros sexuales y aventuras donde los sentidos se vuelven elementos clave.

Sin embargo durante la novela hay un punto de quiebre para la protagonista cuando es remplazada por una mujer mucho más joven, es ahí cuando Lulú se replantea muchas cosas, su hija con Pablo, su vida, su relación con Ely y por supuesto los encuentros casuales, que se tornan más intensos y frecuentes.

Almudena trasgrede con esta novela muchas de las normas establecidas en relación a la sexualidad, el matrimonio, lo femenino-masculino, lo curioso resulta en como usa un tono un tanto ingenuo, romántico y rosa propio de Lulú y lo contrario en cada descripción que da. Así mismo es evidente el cuestionamiento implícito y explicito al rededor de la novela, por lo que vale la pena dar una mirada a través de Las Edades de Lulú.

“¿No ves cómo sugieren que una mujer con amantes no puede ser una buena madre, que un hombre infiel no puede ser una buena persona, que dos adultos no pueden tener un lío sin perder su reputación? Ahí donde los ves, con la pinta que tienen, están defendiendo la familia tradicional, la castidad, la sobriedad, la ñoñería. “

 

 

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment