Las ciudades: Metáforas del cuerpo humano

Compartir

Una ciudad es más que un simple espacio, se trata de un mapa donde converge la civilización y puede ser interpretada de múltiples maneras. La ciudad se configura a partir de las historias que se viven  en su arquitectura, en aquellos protagonistas que transitan a diario y la hacen suya, su cultura, sus expectativas, sus laberintos y contradicciones.

Hablar de las ciudades no es solo hablar de sus calles, se trata de un sistema con sus propios flujos internos, muy similar a los procesos biológicos que poseemos: las ciudades pueden verse como un cuerpo humano.

Italo Calvino expone en su artículo “Los dioses de la ciudad” dos visiones del espacio urbano: la ciudad como máquina y la ciudad como ser vivo. En una primera analogía permite explicar el funcionamiento de las ciudades: su utilidad. Mientras que desde la visión de las ciudades como cuerpos humanos, permite explicar aquellos cambios que no poseen las máquinas.

Al crear una maquina se destina a una función que siempre será la misma que realice , mientras que en las ciudades hay un cambio, un crecimiento y transformación a partir de los factores culturales, económicos, políticos, sociales y demás fuerzas que van estableciendo un nuevo orden, tal como sucede con un organismo vivo.

Existen diversos nombres provenientes de la anatomía que son trasladados al hablar de las metrópolis. Son metáforas que ayudan a explicar los fenómenos dentro de las ciudades. Arquitectos, ingenieros, pero sobretodo urbanistas, emplean este vocabulario.

Se suele hablar de arterias de la ciudad para referirse  las grandes vías de circulación donde hay desplazamiento vehicular y peatonal, es decir estos elementos se convierten en la sangre de la ciudad, al ser denominados “circulación”.Si hablamos del corazón hemos de referirnos al centro de la misma, lugar donde convergen diversos elementos e intereses de este organismo vivo.

La columna vertebral de cualquier ciudad es aquella vía pública que atraviesa y comunica la ciudad, por otro lado el centro neurálgico hace referencia al espacio donde se concentra la política y economía de la ciudad; se habla a nivel administrativo, institucional y empresarial. Finalmente los pulmones de la ciudad efectivamente son su parques y áreas verdes indispensables para la salud y buen funcionamiento de las mismas.

Esta analogía se maneja un tanto desde la visión centro- periferia donde aquellos lugares más alejados tienen más probabilidad de volverse zonas cancerosas o enfermas de la ciudad. Le Corbusier hace mención de la “lepra de los suburbios”, la cual debía desaparecer para la mejora de las condiciones de vida y de trabajo de las masas obreras en la gran ciudad moderna.

Este enfoque de los sistemas urbanos ofrece una perspectiva un tanto enriquecedora ante los retos de las ciudades: su movilidad, funcionamiento, estructura, diseño urbano y demás cuestiones en las que también se ve incluida la ciudadanía.

Referencias:

Cornejo Nieto, C., Morán Saéz, J. & Prada Trigo, J. (2010).Ciudad, territorio y paisaje Reflexiones para un debate multidisciplinar. Barcelona: Universidad Complutense de Madrid.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment