La inteligencia en las aves

Compartir

Desde tiempos remotos siempre se ha tenido presente la destreza de ciertos animales, en la Antigua Grecia Aristóteles describía en su  Investigación sobre los animales, que estos presentan elementos de nuestras cualidades y actitudes humanas, como docilidad o ferocidad, dulzura o aspereza, coraje o cobardía, temor u osadía, apasionamiento o malicia, y en el plano intelectual una cierta sagacidad.

Hoy en día sabemos por diversos experimentos que además de los primates las aves son el mayor grupo de vertebrados que hace uso de objetos, así mismo han demostrado ser uno de los animales más creativos en la resolución de problemas, lo que podría clarificarlos como animales inteligentes. Sin embargo, de acuerdo a  Lefebvre, el término correcto para utilizar es  cognición animal, es decir, poseen mecanismos con los cuales adquieren, procesan, almacenan y utilizan información.

Un gran ejemplo de esto son los cuervos, dentro de una investigación se observaron  cuervos de Nueva Caledonia, encontraron que estas aves eran capaces de secuenciar la utilización de herramientas, como en esta serie de tres operaciones: atrapar un objeto con una cuerda y, valiéndose de él, alcanzar otro más largo con el que acceder a un alimento depositado en el fondo de una caja.

Por otro lado en la vida real podremos encontrar diversas anécdotas como la siguiente: “Un cuervo grande (Corvus corax) sobrevuela una calle. Lleva una nuez en el pico. Se posa en un cable del tendido, cerca de un semáforo y encima de un paso peatonal. Cuando el tráfico es más denso deja caer la nuez sobre la calzada, y los autos que van y vienen acaban rompiendo la nuez. Este pájaro se vale nada menos que de la circulación automotora como de una herramienta…”

Si queremos más ejemplos nos encontramos con las cornejas, quienes utilizan su creatividad para divertirse. Para esto primero suben hasta lo más alto de techos inclinados acompañadas de un plato en su pico y posteriormente lo colocan encima de la superficie y se lanzan cuesta abajo como si de tratara de un trineo.

No obstante, los científicos actualmente no han encontrado un consenso de como se estructuran estas cogniciones dentro de los cerebros de las aves. Algunos sugieren que poseen diferentes tipos de cognición: espacial, social, técnica y vocal, los cuales no necesariamente estarían entrelazados.  Esta idea refiere a que las aves poseen un paquete de procesadores especializados diferenciados o “módulos”,  es decir, zonas delimitadas adaptadas y consagradas a una finalidad concreta que no están interconectadas.

Otra propuesta es la de Lefebvre quien defiende la existencia de una cognición general, o sea, un procesador polivalente distribuido de manera desorganizada y cuyo fin es resolver problemas en distintos ámbitos. Cuando un ave presenta un nivel avanzado en una medición cognitiva, suelen estar participando otras áreas de su cerebro para la resolución.

Si bien existe aún demasiado por explorar acerca de la inteligencia o mejor dicho de la cognición animal de las aves es completamente cierto que estas han desarrollado diversos mecanismos muy creativos para adaptarse y asegurar su supervivencia.

Referencias:

Ackerman, J. (2017). El ingenio de los pájaros. Nueva York: Editorial: Planeta.

Pouydebat, E. (2017).Inteligencia animal: Cabeza de chorlitos y memoria de elefantes. París: Plataforma

 

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment