La biomecánica de la danza

Compartir

La danza tiene la necesidad y el objetivo de exteriorizar nuestro mundo interior a través del cuerpo. La danza va creando un ritual a partir de un lenguaje propio basado en los movimientos, los cuales son estudiados por la biomecánica. Esta ciencia multidisciplinaria estudia  las fuerzas internas y externas involucradas en el sistema biológicos, en el caso de la danza se analizan las diferentes modificaciones del cuerpo (fuerzas) durante el movimiento y sus posturas.

Durante la danza el organismo se coordina para lograr la agilidad requerida: el sistema nervioso y muscular, en la circulación y respiración y metabólicas necesitan alcanzar el equilibrio que permita la realización óptima de los ejercicio.

Cada movimiento implica una interacción de fuerzas, el comportamiento muscular se tensiona ante la activación cerebral provocando una contracción muscular la cual se comporta en función de la fuerza de gravedad derivando en 3 tipos de fuerza: a favor, en contra o indiferente a la Fuerza de Gravedad.

Además los músculos se clasifican en  músculo protagonista, aquel que realiza la acción, músculo antagonista, den forma contraria se relaja complicando el movimiento y finalmente el sinérgico, el cual colabora para la realización de los movimientos.

Las contracciones o movimientos de los músculos varían y  por tanto el tipo de movilidad en la danza. Las contracciones más comunes son las contracciones isotónicas, donde el músculo se acorta cuando se produce la tensión. De estas existen 2 tipos: la contracción concéntrica ocurre cuando un músculo desarrolla una tensión suficiente para superar una resistencia, de forma tal que este se acorta y moviliza una parte del cuerpo venciendo dicha resistencia y la contracción excéntrica cuando  el músculo desarrolla tensión extendiendo su longitud.

Por otro lado se encuentran las contracciones isométricas, donde el músculo no varía su longitud cuando se produce la tensión. Este tipo de contracciones en la danza pueden ser problemáticas, debido a que dificultan la buena circulación sanguínea porque la tensión que se produce en el interior del músculo oprime los capilares dificultando la irritación sanguínea.

De igual forma  las palancas son fundamentales durante la danza, siendo nuestras articulaciones las responsables de esto. Una palanca es una barra rígida y móvil alrededor de un punto de apoyo, que sirve para transmitir el movimiento, por lo tanto, los movimientos del cuerpo humano son una consecuencia de la combinación de palancas del mismo o de distinto género . Un ejemplo de palanca en danza sería pararse en media punta, siendo el punto de apoyo el metatarso.

También cabe señalar la importancia del sistema esquelético, un ejemplo de esto es la estabilidad del tronco, aquella capacidad de las estructuras ostoarticulares en conjunto con las musculares para tener control muscular, mantener retomar y dar trayectoria al tronco cuando es sometido a estas fuerzas físicas.

En definitiva la danza requiere de gran control musculo esquelético, de ahí la importancia en el desarrollo de técnicas adecuadas para lograr coordinación, posturas adecuadas y cambios de movimiento que den esa chispa característica de estética en movimiento.

 

Referencias:

Estebañez Rodriguez (s.f).Biomecánica. Bibliodanza. Recuperado de http://www.ciudaddeladanza.com/bibliodanza/anatomia-aplicada-a-la/biomecanica.html

Pamblanco Valero, M.A. (2015). Análisis biomecánico de la danza. Universidad Miguel Hernández de Elche. Recuperado de http://dspace.umh.es/bitstream/11000/2482/1/TD%20Pamblanco%20Valero%2C%20M%C2%AA%20Angeles.pdf

Guede, D., & González, P., & Caeiro, J. (2013). Biomecánica y hueso (I): Conceptos básicos y ensayos mecánicos clásicos. Revista de Osteoporosis y Metabolismo Mineral, (1), 43-50.

Ivelic K., R. (2008). El lenguaje de la danza. Aisthesis, (43), 27-33.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment