#CinRecomendación: Mr. Nobody

Compartir

Mr. Nobody es una película de ciencia ficción del año 2009  dirigida por Jaco Van Dormael y protagonizada por Jared Leto y Sarah Polley. En ella se narra un mundo casi inmortal, de no ser por Nemo Nobody, un anciano de 118 años,  último mortal en la Tierra que llega a generar frustración en incomodidad con los inmortales quienes se encuentran a la expectativa de su muerte.

La narrativa de la película es no líneal y maneja por medio de las hipótesis una serie de multiversos al estilo “Si hubiera”. A su vez Mr. Nobody es una película que permite la reflexión sobre la toma de decisiones  por medio de flashbacks y flashforwards laberínticos  que muestran como Mr Nobody fue moldeando su vida.

En un primer momento, Mr. Nobody es entrevistado para conocer un poco más sobre ese mundo “mortal”, por lo que comienza su relato, el cual carece de coherencia para el periodista que esta a cargo, hasta que Nemo Nobody le explica que todos los bebés antes de nacer saben la historia de su próxima vida, sin embargo  el Ángel del Olvido, encargado de borrar esa memoria de los niños, olvida completamente a Nemo, de ahí que pueda recordar y construir sus vidas posibles.

Durante su infancia, Nemo se enfrenta a una primera decisión crucial: elegir a su padre o madre ante una escena de divorcio, donde nada parece alentador y por otro lado durante los ratos de juego establecerá de diversas maneras una relación con 3 particulares compañeras de la escuela/vida, quienes se presentan como 3 posibilidades distintas: Jeanne, Elise y Anna.

En cada una de ellas podremos ver y sentir la teoría del caos desde una perspectiva donde el protagonista sabe completamente hacia donde lo llevarán sus decisiones, sin embargo eso resulta tal vez más caótico aún pues al final del día trae consigo el mismo dilema de no saber que elegir.

Antes era incapaz de hacer una elección porque no sabía qué iba a pasar. Ahora que sabe lo que va a pasar, es incapaz de hacer una elección.

De igual forma también queda manifiesto en esta producción el Efecto mariposa donde nos damos cuenta que pese a que Mr. Nobody conozca con certeza parte de su futuro este se da modificando en cada paso dado, limitando el control que pueda tener sobre su vida, lo cual lo hace sentir por momentos frustración. Sin embargo nunca deja de lado la esperanza o ese sentimiento de que las cosas pueden ir mejor, incluso aboga por la suerte, tal como sucede con la búsqueda y encuentros intermitentes de Anna.

En cuanto a lo visual cada uno de los colores utilizados en las diferentes escenas e incluso en la vestimenta de los personajes, está cargado de completo simbolismo; tal como sucede en los vestidos de las posibles esposas de Mr. Nobody, donde el amarillo resulta ser la riqueza, el azul presagia tristeza y depresión, el rojo augura amor verdadero y finalmente el blanco que da muestra de la esperanza que hubo a lo largo de su vida.

En definitiva cinta logra retratar la vida como una serie de posibilidades propias del ser humano. Jaco Van Dormael nos lleva a perdernos en el tiempo y en el espacio con el fin de acercarnos a la reflexión de nuestras decisiones, lo que tomamos y lo que dejamos ir, una interrogante perfecta sobre nuestra vida a través de los ojos de Mr. Nobody.

“Si mezclas el pure de patata con el tomate verás que ya es para siempre, no puedes volver a separarlos. El humo que sale del cigarro de papá nunca vuelve a entrar. No podemos volver atrás. Por eso es difícil elegir. Tienes que tomar la elección correcta. Mientras no escojas, todo es una posibilidad”.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment