A 20 Años de Miedo y Asco en las Vegas: un viaje salvaje al corazón del sueño americano

Compartir

Este 22 de Mayo se cumplen 20 años del estreno de Miedo y Asco en las Vegas o por su título original Fear and Loathing in las Vegas, adaptación cinematográfica del libro homónimo escrito por Hunter S. Thompson, periodista, aventurero y autor de su propia vida. Nacido en Louisville, Kenucky, Thompson sirvió a la fuerza aérea y trabajo como periodista en Puerto Rico antes de mudarse a San Francisco, en dónde un artículo sobre el grupo de motociclistas Los Ángeles del Infierno terminó en el proyecto de un libro. Thompson pasó aproximadamente dos años junto a este criminal grupo de motociclistas, y en 1966 publicó Hell’s Angels: A Strange and Terrible Saga. Después de esto, colaboró con la revista Rolling Stone, y un año después, Thompson daría a conocer lo que sería su trabajo más emblematico, una tarea que comenzó cuando la revista Sport Illustrated le pidió cubrir una nota de 250 palabras sobre la carrera de motocicletas The Mint 400. Trabajo que, finalizada con 2500 palabras, fue rechazado por Sport Illustrated pero rescatado por Jann Webber, co-fundador y editor de Rolling Stone y así, nos dio la oportunidad de conocer, en la sección de Noviembre de 1971 en la revista, la primera parte de Miedo y Asco en las Vegas y consigo, un nuevo género periodístico denominado como Periodismo Gonzo.

La historia de Miedo y Asco en las Vegas arranca con el periodista Raoul Duke y su abogado, el Dr. Gonzo en su camino a Las Vegas en un Chevi convertible, cuya cajuela estaba llena de «dos bolsas de mariguana, 75 bolas de mezcalina, 5 hojas con el mejor LSD, medio salero de cocaína, una galaxia multicolor de calmantes y alucinógenos, una botella de tequila, una de ron, una charola de cerveza Budweiser, medio litro de éter y dos docenas de amilo», en palabras de Thompson, quien se empeña después en narrarnos lo que con justa razón se resumiría como un viaje salvaje al corazón del sueño americano.

Pero Thompson siempre quiso que Fear and Loathing fuese una película, la idea logró interesar a Jack Nicholson, y un cineasta llamado Clive Arrowsmith tenía ideas sobre cómo rodar la cinta. Sin embargo, la década de los 70 llegaba a su fin y no había rastros del film. Incluso se llegó a presentar en 1980, un metraje llamado Where the Buffalo Roam, una malograda película que nos mostró a un Hunter S. Thompson interpretado por Bill Burray. Tiempo después, la adaptación de la obra al cine se consideraría de nueva cuenta, pensando primero en Alex Cox como el director. Desafortunadamente, Cox no lograría convencer a Thompson y al final se decidió que el rodaje iría de la mano del director Terry Gilliam, quien, como muchos otros cineastas, enfrentaría contratiempos durante el rodaje, pues tuvo que lidiar con falta de presupuesto, pérdida de tiempo que le obligó a filmar de noche escenas en el desierto que suponían reproducirse durante el día, se dice además que también hubo problemas en el casino en Las Vegas, en donde llegaron solamente siete u ocho de los de los 25 reptiles robotizados que se ordenaron. Aún así, Terry Gilliam y su equipo lograron hacernos ver hoy en día a Miedo y Asco en Las Vegas como un filme de culto.

Otro aspecto importante que mencionar, es sin duda el trabajo de Johnny Depp para protagonizar el papel de Raoul Duke, alter ego de Hunter S. Thompson; quien llegó al nivel de visitar repetidas veces al mismo Thompson para estudiar sus hábitos y modismos, incluso se adentró al diario de viaje que el autor escribió en la realidad y del cual se basó para la novela. «No sólo es verdad, sino aún hay más, y es peor», señaló Depp. Por su parte, el autor también colaboró durante la producción del fin, pues el vestuario que usaría Depp, sería el del propio Thompson, nunca se hartó -a lo contrario que pensaría Depp- del futuro protagonista de Raoul Duke, quien rondaba por su casa haciendo preguntas y haciendo anotaciones, e incluso fue él quien rapó la cabeza del actor durante la preparación del personaje.

La cinta cuenta, en su reparto, también con Benicio del Toro, quien interpretaría al Dr. Gonzo, alter ego del abogado Oscar Zeta Acosta, a quien Thompson conoció mientras cubría una historia para Rolling Stone sobre el asesinato de un periodista y productor de radio. Además de que vemos a joven Tobey Maguire, como un joven al cual Duke y Gonzo recogen en la carretera. Y a otros más, como Cameron Díaz o Flea, entre los actores secundarios.

Dicho todo esto, no dudo en recomendar la cinta, en caso de que estés interesado en este tipo de cine, que va muy bien de la mano con películas como Transpotting (1996), Requiem por un sueño (2000), Ihnala (2001) o Candy (2006), que nos muestran el oscuro resultado del ser humano cuando se relaciona con algún tipo de psicotrópico.

Be first to comment