Puebla suena fuerte: Johnny Pequeñin, Zidra y B 301 llegan a la ciudad

Compartir

 

Puebla poco a poco ha ido ganando notoriedad dentro de la escena independiente, muchas bandas llegan a la ciudad para presentar sus interesantes propuestas a un público que busca encontrar nuevos sonidos, pasar un buen rato y divertirse con ello.

El pasado viernes 30 de marzo, la ciudad acogió a tres muy interesantes propuestas, las cuales llegaron con toda la energía en su primer tour juntos al Barba Negra bar, foro que poco a poco se ha ido ganando su lugar al abrirle el espacio a las bandas independientes para poder presentarse. Las bandas no llegaron solas, y se vieron acompañados por el talento local, dando así a todos los asistentes una noche de descontrol que será difícil de olvidar.

Eran aproximadamente las siete treinta de la noche cuando un par de chicos (llamados Martín y Adolfo, quienes se denominaban como El Tuca Ferretti) abrían el show con su estilo de rap, en donde las rimas se combinaban con las bases para dar así un interesante sonido que inyecto energía a todos los asistentes.

Los amplificadores se encendieron, los acordes de la guitarra se comenzaron a escuchar, el ritmo de la batería comenzaba y el rock estaba a punto de iniciar. Eran las ocho de la noche cuando al escenario llegaban B 301, grupo de rock que combina varios subgéneros con una gran energía en el escenario para darnos por resultados una propuesta que vale la pena escuchar. Con momentos un tanto más rítmicos, melódicos y tranquilos que se combinaban con partes rápidas e intensas que motivaban al público a levantarse de su asiento para unirse al show. Interpretando los temas de su primer EP, los cuales rápidamente pusieron al público a dejarse llevar.

Ocho treinta de la noche cuando Sleep and Listen comenzaba con sus poderosos acordes a llamar la atención de todos los presentes, originarios de esta ciudad el grupo combina géneros como el punk con el rockabilly o el classic rock de los 50’s, dando por resultado un interesante y enérgico sonido. Abriendo la noche con una nueva canción, el tema puso a todos a brincar y bailar con su rito, posteriormente The Witch subió los ánimos con su ritmo trepidante e intenso. En Sick of Everything se dio una colaboración con Son of Devorah, pues su guitarrista se subió a tocar y disfrutar la música con la banda. Finalmente para  cerrar la noche, sonaba su nuevo sencillo Baby I Wanna Kill You, la cual llevó al descontrol total del público que poco a poco se iba acercando.

La gente se la estaba pasando de la mejor, entre risas y sonrisas el ambiente era ameno, cerca de nueve veinticuatro llegaban directo desde Guadalajara, Jalisco Zidra, grupo de “Sad Punk” como ellos lo llamaran, el cual muestra ritmos intensos, rápidos y enérgicos combinado con hipnóticos riffs y sólidas bases de bajo. En conjunto con la energía de los integrantes y la integración/dinámicas ofrecidas al público hicieron un show que te levantaba a unirte al relajo. Presentando temas de su nuevo EP la banda rápidamente se ganó la atención y aplausos de la gente, temas como Olvidé como respirar (con un ritmo más tranquilo que el del resto de las canciones) o 4 de octubre (la cuál tiene un ritmo más enérgico) hicieron que la gente pidiera más de ellos. Finalmente cerraron su participación con Todo lo que pudo sertema que unió al público para poder hacer los coros e integrarse al evento, pues de eso se trata, de apoyarnos entre todos (artistas y fans).

El tiempo se pasaba volando, antes de que nos diéramos cuenta eran ya las diez de la noche cuando los estelares llegaban al escenario Johnny Pequeñin, banda originaria de la CDMX, que con sus primeros acordes pusieron a todo el público a brincar y corear a todo pulmón sus temas. Iniciando con intro de metal que llamo la atención de los presentes, la banda se caracteriza por un estilo post hardcore/punk combinados con el uso del sintetizador y varios efectos de guitarra, le da un sonido único e interesante. Con un show rápido, enérgico y directo, el público se entregó a la música, dejándose llevar, el ambiente era increíble: las risas, la energía, y los saltos daban un show impresionante. Interpretando temas de su pasado Súper EP y su reciente lanzamiento Espumoni Doni, la gente estaba emocionada con la energía de los integrantes, con temas como Resistol (en donde todos armaron un gran slam), La EscupideraRulas en Praga, y Emo 1 (El Enemigo Luis) la gente coreaba a todo pulmón, con un gran sentimiento que les daba aquella catársis de emociones.

Y para cerrar la noche con broche de oro, cerca de diez cuarenta y cinco de la noche, llegaban al escenario Son of Devorahgrupo poblano con un sonido pesado, cambios de ritmos a lo largo de sus canciones, dando por resultado un estilo que recuerda al post hardcore o al post punk, un sonido crudo y potente. Presentando canciones de su primer EP , el grupo puso a todos a mover la cabeza y armar el mosh entre todos los asistentes. Con temas como Salazar, El Holandés Volante o Matíz Camersí, la energía se desbordaba entre el público que no paraba de chocar entre ellos en el slam. Finalmente (y a petición del público) cerraron el show con El Cielo a tus Pies, tema un tanto más acústico y tranquilo que dio un cierre melancólico y de calma a tan poderosa noche.

De esta forma nuestra ciudad se va ganando poco a poco su lugar dentro de la escena nacional como un destino obligado para las bandas que planeen dar a conocer su propuesta musical fuera de su lugar de origen. Así Puebla poco a poco va sonando fuerte y dentro de poco se hará escuchar.

Geek, bajista, meme andante, escritor ocasional. Timado en renovación.

1 Comment

  • Responder abril 18, 2018

    Guillermo-

    buen articulo man

Leave a Reply