¿Evolucionar o desaparecer?

Compartir

Por Miguel Tenorio Cruz

En una charla de café, en una reunión familiar o en un centro comercial existen momentos en los cuales hombres y mujeres intercambian ideas sobre lo que ocurre a su alrededor. Opinan sobre acontecimientos locales, el clima,la vida familiar,posiciones políticas, resultados deportivos o los últimos avances tecnológicos.Más allá de todo se intercambia información verdadera o falsa. Como podemos darnos cuenta difundir información actual o de interés para las personas es una actividad que realiza el ser humano de manera cotidiana.

Los orígenes del periodismo en México datan del siglo XVIII, durante el siglo XIX aparecieron periódicos como El pensador mejicano, El amigo de la patria, El juguetillo y El Diario de México. Con frecuencia las publicaciones de los diversos periódicos se caracterizaban por una ausencia de comentarios o críticas de orden público.

El 9 de noviembre de 1820 surgió el periódico llamado La abeja poblana, fundado por Juan Nepomuceno Troncoso Bueno. Junto con su hermano, José María, editaron el primer periódico de Puebla. Dicho impreso es considerado el punto de partida del periodismo poblano ya que se convirtió en parte fundamental en la difusión de noticias locales e internacionales; notas sobre literatura, economía, ciencias y arte.

Con respecto a la libertad de prensa la constitución política mexicana de 1857 es el primer documento de su tipo que claramente señala en su artículo 7 que “es inviolable la libertad de escribir y publicar escritos sobre cualquiera materia. Ninguna ley ni autoridad puede establecer la previa censura ni exigir fianza a los autores o impresores, ni coartar la libertad de imprenta, que no tiene más límite que el respeto a la vida privada, a la moral y a la paz pública. Los delitos de imprenta serán juzgados por un jurado que califique el hecho, y por otro que aplique la ley y designe la pena”. En la actualidad, la libertad de prensa como un derecho a la libertad de expresión tiene un papel fundamental al informar de forma contextualizada sobre los temas relevantes para todos los ciudadanos y ciudadanas.

¿Cuáles son los retos del periodismo en nuestro país y en el mundo?

Uno de ellos es evaluar el estado de la libertad de prensa y recordar a aquellos países donde las publicaciones son censuradas, multadas, suspendidas o anuladas la necesidad de respetar su compromiso con la libertad de prensa.

El segundo reto es evolucionar para no convertirse en una ocupación que desaparezca con la automatización. En una era en donde los avances acelerados en inteligencia artificial y automatización impactan la vida cotidiana, es necesario que el periodismo evolucione rápidamente y de manera paralela al desarrollo tecnológico.

En los últimos años se ha dado un giro distinto a la manera de elaborar notas informativas, por ejemplo, la empresa española Narrativa genera reportes en tiempo real y contenidos para la mayoría de los dispositivos utilizando inteligencia artificial a bajo costo y con calidad editorial. Gabriele AI es un software que analiza más de 10,000 datos de un partido de futbol donde identifica 30 o 40 hechos relevantes para generar una noticia con un contexto, un punto de vista y un estilo.

Por otro lado, Automated Insights es una empresa que a través de su software Wordsmith automáticamente crea reportes o crónicas a escala masiva para empresas como Yahoo, Amazon, AccuWeather, AssociatedPress, Cisco o para el equipo de básquetbol de Orlando Magic. Por encima de 1.5 millones de reportes al año genera Wordsmith para más de 50 empresas en el mundo.

Si entre 400 y 800 millones de personas en el mundo se verán afectadas por la automatización de las economías según el reporte “Jobs lost, jobs gained: Work force transitions in a time of automation“ del Instituto Mundial McKinsey emitido en diciembre de 2017, entonces no es difícil suponer que se presenta un escenario complicado para el periodismo.

¿Evolucionar o desaparecer? ¿Qué ocurrirá primero?

 

Estudiante de 18 años, me gustan los deportes y la música, acompañados de buena comida. Mientras la vida me lo permita, seguiré escribiendo.

Be first to comment