Día Mundial del Autismo

Compartir

Cada 2 de Abril se busca hacer conciencia sobre las personas con Autismo; es decir hacer evidente la necesidad de contribuir a la mejora de su calidad de vida, eliminar las barreras y modificar las actitudes y prejuicios que impiden su inclusión.

El autismo debe su nombre al término eaftismo que significa: “encerrado en uno mismo” y fue introducido por primera vez por el psiquiatra Eugen Bleuler, para quien el síntoma de la esquizofrenia era la separación entre la realidad externa y la vida interior, de modo que la persona padece esquizofrenia.

Sin embargo posteriormente Leo Kanner analiza 11 casos de niños con características similares y describe que más bien se trata de personas autosuficientes que parecieran estar en una concha; son más felices solos y actúan como si no existiera nadie más. Además señala la posible presencia de ecolalia, es decir, la repetición de palabras que oyen y la presencia de actividades monótonas que en caso de ser interrumpidas causan irritabilidad.

En la actualidad el Manual  Diagnostico y Estadístico de los Trastornos Mentales V (DSM-V) habla del Autismo como Trastornos del Espectro Autista (TEA) y los clasifica dentro de los Trastornos del neurodesarrollo caracterizados por tener su origen en el periodo de gestación y por tanto presentar deficiencias en el desarrollo que producen limitaciones en áreas específicas o limitaciones globales a nivel personal, social, académico, laboral, etc.

Así mismo describe las siguientes características:

  • Importante alteración en los comportamientos no verbales (contacto ocular, expresión facial, posturas corporales y gestos reguladores de la interacción social.).
  • Incapacidad para relacionarse niños de su edad.
  • Ausencia de la tendencia espontánea para compartir con otras personas aquello que disfrutan.
  • Deficiencias en la reciprocidad social o emocional.
  • Retraso o ausencia total del desarrollo del lenguaje oral, no obstante si el niño(a) es capaz de hablar, presenta dificultades para iniciar o mantener una conversación.
  • Uso estereotipado y repetitivo del lenguaje.
  • Así mismo presenta patrones de comportamiento, intereses y actividades restringidos, repetitivos y estereotipados.
  • Preocupación persistente por partes de objetos y las actividades que debe realizar.

Lo interesante de estos avances es que actualmente se ha elaborado una clasificación en relación a las necesidades que puedan mostrar los niños con Autismo.

  • Nivel I: Personas que necesitan ayuda.
  • Nivel II: Personas que necesitan ayuda notable.
  • Nivel III: Personas que necesitan ayuda muy notable.

Esto es importante ya que deja en manifiesto la escolarización de los alumnos que como es el caso de Autismo o Espectro Autista presentan necesidades educativas especiales por lo cual es importante hacerlos parte de nuestra sociedad bajo los principios de normalización e inclusión con el fin de asegurar su no discriminación y la igualdad efectiva en el acceso total a sus derechos.

Tal vez te interese: ¿Qué es la Máquina de Abrazos?


Referencias

Cuxart. F. (2000). El autismo. Aspectos descriptivos y terapéuticos. España: Aljibe.

American Psychiatric Association (APA). (2016). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSMV. Barcelona: Masson

Estudiante de 18 años, me gustan los deportes y la música, acompañados de buena comida. Mientras la vida me lo permita, seguiré escribiendo.

Be first to comment