Amnesiac (2001) de Radiohead: Autenticidad tecnificada desde la síntesis musical (Segunda Parte)

Compartir

Por Jaime Arnás López*

En el siguiente apartado enumeraremos las principales diferencias que hacen de Amnesiac un trabajo independiente e importante por sí mismo separado por diferentes rasgos musicales, estéticos y promocionales de su predecesor, KID A.

Una sesión de grabación, dos conceptos distintos

Puede que la principal razón por la que se ha otorgado menos importancia a Amnesiac en la carrera de Radiohead sea que se grabó en las mismas sesiones que dieron lugar a su anterior trabajo discográfico, KID A. Sin embargo, son varios los rasgos fundamentales que diferencian ambos trabajos y que hacen interesante el centrar este trabajo en Amnesiac.

En primer lugar, pese a estar grabados en las mismas sesiones en las ciudades de Paris, Oxford y Copenhague entre 1999 y el año 20001, pertenecen a dos concepciones distintas según los propios autores. Podemos plantear esta distinta idea artística en varias facetas. Desde una perspectiva puramente comercial, la banda no confiaba en lanzar al mercado un único disco con las canciones obtenidas en las sesiones, ya que consideraban que no tendría éxito2.

Resultado de imagen para OK Computer

Si examinamos el artwork presente en ambos discos, obra del artista Stanley Donwood, también se observan diferencias significativas. Mientras que en el disco KID A el motivo principal son una serie de montañas grisáceas las que componen las imágenes del CD, en Amnesiac encontramos una portada influida por la obra del pintor abstracto Mark Rothko, con el protagonismo fundamental de dos colores: el rojo y el negro. Sobre estos colores se dispone uno de los leivmotivs de este trabajo, el minotauro, que analizaremos más adelante. Para Thom Yorke, que suele colaborar en el diseño del artwork de la banda junto con Stanley Donwood bajo el pseudónimo Tchocky o Dr. Tchock, las dos portadas están conectadas pero representan cosas distintas. Según Yorke, mientras que en la portada de KID A las montañas se ven desde la distancia y se intuye un incendio en el otro lado del valle, en Amnesiac estamos dentro del propio incendio3. Más allá de esta comparación entre las portadas que acompaña ambos trabajos discográficos, más adelante analizaremos en profundidad el artwork presente en Amnesiac, uno de los ítems que otorga a este trabajo especial singularidad.

Además del planteamiento comercial y estético de los discos, la característica fundamental que distingue ambos productos es el contenido musical. Y es aquí donde reside una de los principales motivos para analizar específicamente Amnesiac. KID A contiene grandes dosis de experimentación, sintetizadores y voces alteradas mediante diferentes herramientas tecnológicas, pero los temas transmiten una sensación de continuidad estilística musical. Puede haber rasgos de distintos géneros musicales, pero el armazón de los temas construye un corpus uniforme en cuanto a sus características principales. Sin embargo, Amnesiac dispone de una mayor síntesis musical desde el punto de partida. Hay temas enteramente definibles dentro de la música electrónica, jazz o rock. Esta abierta mixtura es uno de los principales motivos que configuran esta propuesta artística como interesante, ya que condensa multitud de recursos, técnicas e instrumentaciones provenientes de diferentes estilos en un solo producto musical.

Resultado de imagen para OK Computer

Según Moore e Ibrahim, Amnesiac no tiene el sentido de coherencia de otros discos de Radiohead como OK Computer o KID A, convirtiéndose más en una colección de canciones separadas4. Como otro elemento diferencial, resalta el hecho de que mientras en KID A el grupo no promocionó ninguna de las canciones como single (con la emisión masiva del tema en concreto en cadenas de radio y televisión que ello conlleva), en Amnesiac tres de las canciones –“Pyramid Song”, “I might be wrong” y “Knives Out”– fueron promocionadas de manera independiente tras la salida del disco. A esto se suma el interés del grupo por volver en este trabajo a la dinámica de promoción de canciones y videos mediante entrevistas, apariciones en televisión y demás actos asociados a la faceta comercial de la transmisión de su producto5.

Las diferencias entre KID A y Amnesiac no suceden únicamente a nivel conceptual o sonoro. Si estudiamos las letras y las principales temáticas, existe un cambio de tono fundamental entre ambos trabajos. A lo largo de este trabajo explicaremos algunos de estos elementos diferenciales, pero fundamentalmente Amnesiac destaca respecto a KID A por la puesta en práctica de un tono más ambiguo y oscuro en sus letras, que en ocasiones han influido en la falta de una correcta interpretación de este trabajo discográfico. Este factor, unido a la proximidad en el lanzamiento al mercado respecto a KID A, han provocado que no existan estudios específicos centrados en esta obra, lo cual no permite una visión global y coherente de la evolución de Radiohead.

 


  1. OSBORN: pág. 176.
  2. Declaraciones  pertenecientes  a  una  entrevista  al  grupo  datada  en  2001,  disponible en https://www.youtube.com/watch?v=xR4RSdWTtbE. (Consulta a fecha 10/3/17).
  3. DOHENY, James: Radiohead: Karma police: the stories behind every song, Londres, Carlton, 2002, pág.
  4. MOORE, Allan; IBRAHIM, Anwar: “Sounds like Teen Spirit: identifying Radiohead’s idiolect” en The music and art of Radiohead, Ashgate, 2007, págs. 144-156.
  5.  TATOM LETTS.

 

*Jaime Arnás López: Máster en Música Española e Hispanoamericana, por el Departamento De Musicología de la Universidad Complutense De Madrid

 

 

 

Mientras la vida me lo permita, seguiré escribiendo y escuchando buenas rolas. * De fondo suena 'Two Steps, Twice', de Foals *

Be first to comment