Albert Einstein, el autodidacta

Compartir

Albert Eisnten es uno de los físicos más importantes de nuestros tiempos gracias a su Teoría de la Relatividadsin embargo tal vez el éxito detrás de sus investigaciones y aportaciones a la física esta en su forma de aprender, así es ser “autodidacta”.

Desde muy pequeño Albert Eisntein sufrió algunas dificultades para integrarse con los demás niños de su edad y socializar, incluso tuvo problemas de lenguaje a los 3 años, ya que se le dificultaba dialogar y evitaba frecuentemente la compañía de otros niños. Por lo que solía pasar más tiempo en actividades que era muy metodológicas y requerían paciencia, tal como las ciencias naturales y su práctica de violín.

Uno de los personajes clave que lo llevaron a convertirse en autodidacta fue su tío Jacob Einstein, un ingeniero de grandes ideas e inventiva que convenció al padre de Albert para instalar su propio taller con la finalidad de desarrollar nuevos proyectos y realizar experimentos tecnológicos para posteriormente comercializarlos, no obstante sus invenciones no fueron del agrado de la gente de aquella época, por lo que dicho taller terminó en unfracaso.

Sin embargo, este aparente fracaso sólo dispararía la curiosidad y motivación del reconocido científico, quien al tener a su disposición los diferentes aparatos y ver la iniciativa de su tío por desafíos científicos y tecnológicos logró enamorarse por completo de la ciencia y por  supuesto ir en busca de libros de divulgación científica.

Cabe resaltar que Albert Einstein recibió una educación formal, no obstante las reglas de las instituciones escolares muchas veces se tornaban pesadas para él, haciendo del estudio en solitario una de sus grandes pasiones.

Su aislamiento hacia el conocimiento derivó en resultados creativos, ya que siempre buscaba en el lado B de las cosas la respuesta para las preguntas que se hacía. Durante su época se creía firmemente que todas las cosas ya habían sido creadas y que no había más, no obstante la soledad de Albert Einstein demostraría lo contrario, pues para 1905 cuando aún era un joven físico desconocido, empleado en la Oficina de Patentes de Berna, publicaría su teoría de la relatividad especial.

Todo esto sería uno de los primeros pasos del científico durante toda su carrera, por lo que te dejamos algunas recomendaciones para convertirte en un estudiante más autodidacta:

La curiosidad, elemento clave

Las personas autodidactas siempre tienen más preguntas que respuestas, por muy tontas que puedan parecer, estas son el comienzo de grandes respuestas.Así que trata de indagar más sobre aquel tema de tu interés recuerda consultar diferentes opiniones sobre un mismo tema, la diversidad de perspectivas contribuye a tu formación.

Con esfuerzo todo se aprende

La inteligencia no es totalmente innata a la persona, por lo que cada individuo es responsable de construir su propio conocimiento. Si realmente algo te apasiona probablemente debas continuar hasta conseguir tus objetivos.

Disciplina, disciplina y más disciplina

Aprender también conlleva una parte de desafío, en muchos casos se trata de constancia por lo que conviene dedicar un tiempo y espacio para aprender aquello que te has propuesto.

 

Referencia:

Pérez, C. (2005). Einstein, ermitaño de la ciencia. Sinéctica, Revista Electrónica de Educación, (27), 86-92.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment