Tensiones en las relaciones Afecto-Arte-Capitalismo

Compartir

Por: Berenice Reyes Jurado

La actual exposición Notas para una educación (económico-) sentimental que alberga el Museo Universitario del Chopo reúne la obra de siete jóvenes artistas cuya eje conceptual busca generar una crítica a los sistemas de producción económicos y políticos desde una perspectiva cualitativa. El capitalismo contemporáneo es un modelo económico que ha modificado en muchos caminos la condición humana y está se ve reflejado en ámbitos afectivos y emocionales.

Las piezas exhibidas abordan la metáfora del capitalismo desde diversas técnicas y materiales. La realidad de nuestro día a día es que no hay un solo aspecto que no esté mediado por la economía y en está dinámica los afectos y las emociones son las primeras víctimas a través de la mercadotecnia y el mercado actual.}

De los siete artistas emergentes, sobresale el trabajo de Omar Bocanegra y su Estudio sobre el estatismo con sus piezas Elemento 4 y Elemento 6. Ambos trabajos son esculturas cinéticas que surgen partir del cuestionamiento de la materialidad de contenedores para traslado de mercancías. Las piezas problematizan cómo el acumulamiento puede convertirse en una característica estética.

La pieza Elemento 6 se activa cada 15 minutos y durante el mismo lapso de tiempo se presenta cómo una instalación coreográfica – sonoro, la cual consta de 20 huacales que en su interior tienen un dispositivo que al activarse realiza un movimiento coordinado y armonioso entre las tablas superiores del huacal. El sonido por su parte genera un ambiente que nos remite a los sonidos de las fabricas, el trabajo asalariado y la producción en masas. La pieza desde cada ángulo muestra que estamos insertados en un sistema que no permite errores y que la coordinación es la base de un exitoso proceso de manufacturación.

Es necesario destacar que Julio García Murillo hizo un excelente trabajo curatorial en conjunto con Fernanda Dichi, quien fungió como asistente. Esto se hace evidente con la ardua investigación que realizo Julio García, puesto que las piezas de la exposición dialogan entre sí y el discurso que presenta se hace latente al evidenciarlo en cada cédula. Por un lado las cédulas hacen referencia a la pieza y al artista, por el otro hacen mención de datos concretos problematizan la economía contemporánea en nuestro país.

Notas para una educación (económico-) sentimental se vuelve indispensable en el contexto actual porque muestra cómo una economía inestable es sintomática de una crisis afectiva y en la condición humana. Cuestionar nuestro lugar de enunciación en un terreno de crisis resulta un importante y necesario ejercicio de reflexión frente al actual modelo económico neoliberal.

Estudiante de la Maestría en Historia del Arte por la UNAM. Interesada en la danza y el arte contemporáneo.

Be first to comment