#SemanaMIAU: 7 obras literarias para amantes de los gatos

Compartir

Los temas dentro del mundo de la literatura son infinitos, aunque es bien sabido que las experiencias vividas de los escritores va creando una pauta de lo que será la construcción de sus mundos literarios. Algunos de ellos han creado un vínculo tan fuerte con los gatos; animal que destaca por la elegancia de sus movimientos, la respuesta inmediata, su estado de alerta y la creatividad para jugar en el que creemos nuestro mundo.

Así mismo estos felinos poseen un misterio peculiar que los marca y les da un papel muy diferente al de otros animales, cada maullido que hacen sonar, su belleza salvaje y la mirada penetrante son pausas para dar sentido a las diferentes obras que se han escrito sobre ellos. A través de una mirada felina los escritores han tratado de desenmascarar al ser humano y dejar sobre la mesa nuestras contrariedades y carencias humanas que en ocasiones resultan demasiado humorísticas pero reales, por eso te dejamos con esta selección que estamos seguros amarás.

1.- Soy un gato – Natsume Soseki

“Soy un gato, aunque todavía no tengo nombre” es la primera línea de este fascinante libro que tiene como protagonista y narrador a un inteligente gatito abandonado,que se dedica a observar la sociedad japonesa que lo rodea a través de una familia que lo adopta o deberíamos decir un escritor que decide adoptarlo después de percatarse de su presencia. La voz de este felino esta llena de humor y  filosofía, que se manifiesta en todo momento, por ejemplo para describir a su amo: “Escribe haikus para la revista Hototogisu, toma clases de tiro con arco y canto, y ahora le ha dado por dibujar. Y ninguna de esas cosas se le da bien”

2.-El gato negro- Edgar Allan Poe

Un clásico de la literatura, Edgar Allan Poe se vale del terror psicológico para llevarnos a nuestros limites. Un gato llamado Plutón es la mascota apreciada de nuestro protagonista que se pone a pensar como al cabo de varios años su temperamento y carácter se habían alterado radicalmente por culpa de este animal. Una noche cualquiera con algo de alcohol en sus venas el protagonista se encuentra con la indiferencia de su gato al cual ataca sin saber en que este seria el inicio de una serie de eventos macabros.

3.- A un gato- Jorge Luis Borges

Borges capta completamente la esencia de la relación Gato-Ser Humano, pues este escritor la conoce demasiado bien, debido a su apreció por estos misteriosos y solitarios animales

No son más silenciosos los espejos
ni más furtiva el alba aventurera;
eres, bajo la luna, esa pantera
que nos es dado divisar de lejos.
Por obra indescifrable de un decreto
divino, te buscamos vanamente;
más remoto que el Ganges y el poniente,
tuya es la soledad, tuyo el secreto.
Tu lomo condesciende a la morosa
caricia de mi mano. Has admitido,
desde esa eternidad que ya es olvido,
el amor de la mano recelosa.
En otro tiempo estás. Eres el dueño
de un ámbito cerrado como un sueño.

4.-El paraíso de los gatos– Émile Zola

En este cuento Zola nos sumerge al mundo de los gatos  de forma similar a como sucede en Los Aristogatos, la historia va de un gato rollizo lleno de mimos que sueña con intentar la libertad de caminar en los tejados con los demás de su especie. Sin embargo, al ingresar a este mundo descubre que no todo es tan agradable, como lo es en su hogar. Más allá de esta historia gatuna, esta historia de Émile Zola puede llevarnos a reflexionar en torno al concepto de libertad que tenemos los seres humanos ¿Cómo ves?

—¿Lo ve? —concluyó mi gato, estirándose frente a las brasas—. La verdadera felicidad, el paraíso, mi querido amo, consiste en ser encerrado y golpeado en una habitación donde haya carne.

5.-Kafka a la Orilla -Haruki Murakami

Murakami es un amante de los gatos y lo deja reflejado en esta novela, donde  dos historias se van a ver entrelazadas, por un lado tenemos a Nakata, un ser humano inusual  que puede comunicarse con los gatos y por el otro se encuentra Kafka Tamura, un quinceañero que ha huido de casa. Los pasajes dentro de esta novela  resultan muy curiosos porque Murakami se da la libertad de jugar con las marcas, lo que se convierte como en un guiño a la realidad y nuestros clichés propios de la cultura pop.

6.- Gato encerrado- William S. Burroughs

La Generación Beat se hace presente con Burroughs, uno de los tantos escritores que poseían un amor profundo por los gatos. En esta narración transmite su  afecto a los mininos que formaron parte de su vida y a su vez sumerge al lector en una reflexión sobre los misterios detrás de la relación felinos seres humanos; durante este discurso autobiográfico también se dejará en transparente la personalidad de los gatos dentro del mundo y su postura respecto a diversos temas tal es el caso de sus rivales: los perros.

Soy el gato que camina solo. Y para mí todos los supermercados son lo mismo. El gato no ofrece servicios. El gato se ofrece a sí mismo. Por supuesto que quiere cuidado y refugio. No se compra al amor por nada. Como todas las criaturas puras, los gatos son prácticos.

7.- El gato- Charles Baudelaire

Charles Baudelaire es la figura de transición entre el Romanticismo y la Modernidad; en su escritura existe una conciencia de la ruptura de un modelo caduco y  a su vez toques de nostalgia del mismo. En el caso de este poema deja en claro su fascinación por estos animales y pone en manifiesto su admiración:

Ven, bello gato, a mi amoroso pecho;
Retén las uñas de tu pata,
Y deja que me hunda en tus ojos hermosos
Mezcla de ágata y metal.

Mientras mis dedos peinan suavemente
Tu cabeza y tu lomo elástico,
Mientras mi mano de placer se embriaga
Al palpar tu cuerpo eléctrico,

A mi señora creo ver. Su mirada
Como la tuya, amable bestia,
Profunda y fría, hiere cual dardo,

Y, de los pies a la cabeza,
Un sutil aire, un peligroso aroma,
Bogan en torno a su tostado cuerpo.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment