La dicotomía Hombre: Territorio en la obra de Carlos Iván Hernández

Compartir

 

Por Berenice Reyes Jurado

Carlos Iván Hernández es uno de los 11 artistas que expuso para la Exposición de fin de curso de la Generación 2017 del Programa Educativo SOMA. Su obra se constituye bajo un análisis que ha caracterizado su trabajo en los últimos años, en el cual aborda sus vivencias en Sonora y la problematización del hombre y el territorio. En esta sinergia Carlos Iván Hernández se refugia en la fotografía y en el arte objeto para materializar esas actividades del hombre y la frontera.

La obra de Carlos Iván Hernández se inserta en un espacio de diálogo donde convive con piezas de distintos soportes y temáticas, para intentar establecer un lenguaje en común. Sin embargo, el trabajo de Carlos Iván Hernández resulta oportuno porque establece pautas entre los conceptos de la frontera y el hábitat natural del ser humano; explora las sensibilidades del paso del tiempo en territorios transitados o poco transitados. Es decir, la obra entra en diálogo en la exposición. El movimiento no está en la pantalla porque se plantea como un tránsito entre la materialidad del espacio y la memoria del ocupante de ese espacio.

La exposición es el resultado de dos años de trabajo en donde los artistas establecen diálogos entre sus obras, y al mismo tiempo se percibe la discrepancia entre ellas. Cuando observamos en diálogo la pieza de Valentina Díaz con la de Carlos Iván Hernández es difícil establecer un vínculo pero, sí se presta atención se puede intuir un punto de encuentro. Valentina Díaz por su parte utiliza el textil como vehículo para las diferentes reflexiones en torno a los conceptos de comunidad y cuerpo. Cuerpo y comunidad es también otro tipo de problematización del hombre y el territorio.

Mi reflexión es que las piezas conviven entre sí y aunque han sido trabajados desde distintos ángulos están relacionadas debido a que han compartido tiempo y espacio, sin embargo, el título de la exposición no logra condesar esas relaciones que se formaron a partir de la convivencia durante dos años entre los artistas que definitivamente tuvieron diálogos y discrepancias. No explora de manera concreta la relación entre las piezas y los artistas.

slide 0

Estudiante de la Maestría en Historia del Arte por la UNAM. Interesada en la danza y el arte contemporáneo.

Be first to comment