Demencia Dígital: los nuevos sin memoria

Compartir

Hace algunos años el periodista estadounidense Nicholas Carr, publicó un ensayo que lleva por título ¿Google nos hace estúpidos?, lo cual hizo reflexionar a más de uno sobre la relación de este  motor de búsqueda y cómo afecta nuestra inteligencia.Sin embargo Google no es la única preocupación, sino que el mundo digital en general va transformando nuestro cerebro de forma peculiar.

De acuerdo al uso que demos a nuestro cerebro será la manera en que se vea transformado, gracias a la neuroplasticidad. Cada una de las acciones que realizamos a diario como sentir, percibir, experimentar y actuar van dejando huellas en nuestra memoria. Lo mismo sucede en el caso de los medios digitales, vamos aprendiendo a partir de nuestra interacción con estos.

Pero, ¿qué huella de memoria deja en nosotros el mundo digital? Probablemente a ti te pase que no te sabes el número de algún contacto en caso de emergencia, puesto que la mayoría simplemente los guardamos en el teléfono celular o es probable que no sepas llegar a algún lugar a menos que uses Google maps. Me ha pasado que incluso en Uber (con todo y mapas), los choferes no logran dar con el lugar. Pero las implicaciones incluso van más allá, por ejemplo en la escuela cuando se intenta hacer un proyecto de investigación o simple tarea y sucede algo similar a lo que describe Dr. Manfred Spintzer, psiquiatra y neurocientífico:

¿Te suena familiar? Sí es así en muchos casos, ya que a más de uno alguna vez le ha costado buscar información, por lo que este investigador propone hacer uso del pensamiento critico, puesto que más de uno parece estar viviendo en una demencia digital.

De acuerdo a Spitzer, el uso continuo de estos dispositivos produce que el rendimiento cognitivo y la memoria disminuyan.  Los medios digitales, es decir, las aplicaciones y programas educativos reducen nuestro nivel de esfuerzo y trabajo mental de forma considerable.

Estar en contacto todos los días con las nuevas tecnologías ha reducido nuestra capacidad de concentración, disminución de la capacidad de análisis y razonamiento en general lo que tiene otras implicaciones tal es el caso de la obesidad, diabetes e hipertensión.

Si bien la evolución nos permite adaptarnos a nuevas situaciones en la actualidad nuestro cerebro se esta transformando de una forma completamente diferente, pues nos hemos facilitado demasiado la vida con diversas apps y diapositivos en lugar de utilizar nuestro cerebro, ¿saben? incluso me ha tocado ver gente que suma 2+3 en sus celulares.

De acuerdo a Spitzer, “somos intelectualmente eficientes a través de un cerebro que trabaja”, por lo que al no potencializar esta capacidad, se ve reducida la cantidad de células nerviosas, lo que puede causar incluso depresión.

Si bien no hay nada que te prohíba usar tu celular o tu ordenador, tal vez sea buena idea disminuir un poco su uso con el fin de no vivir en demencia digital.

Referencia:

Spintzer, M. (2013). Demencia digit@l. Barcelona: Ediciones B.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment