#Crónica: Vive Latino 2018 – Día 1

Compartir

 

Era hora de tomar el metro con dirección al Foro Sol, pues el Vive Latino estaba por comenzar. La tarde se pronosticaba calurosa no sólo por el Sol, sino por el ambiente que se viviría en cada uno de los escenarios que recibirían a miles de asistentes.

Lo primero después de pasar los filtros de seguridad, era ir por la famosísima Cartera VL, que permitiría comprar comida y bebidas durante el festival. Cuando se anunció esta medida no fue bien recibida porque muchos tuvieron una mala experiencia durante el Corona Capital, cuando se utilizó el mismo sistema. En mi experiencia fue fácil obtenerla, probablemente porque llegue temprano y también utilizarla, lo malo es y será el rembolso de aquello que sobro, ya sea por las comisiones o el tiempo de espera. Pero dejando eso de lado, mejor comencemos a hablar de las bandas.

Al llegar al Foro Sol, la primera banda que quería escuchar fue “Vaya Futuro” en la Carpa Doritos, la cual recientemente estrenó nuevo material llamado 6 A.M. totalmente recomendado y verlos en vivo sin duda fue un acierto, además de la música los gráficos de la pantalla complementaban todo un concepto único, algo así como un pequeño viaje ácido.

Al finalizar su presentación me di el tiempo de recorrer un poco, para conocer otras bandas, ver el ambiente y sí, comprar algo de merch. En eso salvajemente aparece Gastón, mejor conocido como LNG/SHT y sin duda tuve que correr para poder tener otra foto con él y mi disco “Les juro que si llegó” autografiado, lo que me hizo perderme el inicio de la presentación de Los mesoneros, banda venezolana de la cual quería escuchar la canción El paraíso, pero a cambio pude escuchar la clásica de Los de abajo: skapate.

Lo que sí puede escuchar de los Mesoneros fue Indeleble , que revolvió los sentimientos de muchos frente a un escenario; durante la presentación Juan Ignacio hizo de su voz un arma letal para el alma de aquellos que ya les seguían la pista y quienes los conocieron por primera vez en este Vive Latino.

Una vez concluida su presentación, era necesario correr para ver a Los Cafres, quienes venían como parte de su gira Puedo Tour 2018 y que  también se presentaron en Puebla en el SalaForum de Cholula. Su presentación incluyó canciones como Perdón de su nuevo álbum y las clásicas Tus ojos y Casi q’ me pierdo. Creo que esta presentación fue una de las que más consideradas con el público, puesto que Guillermo Bonetto, vocalista de la banda, iba de un lado a otro cantando y bailando, siempre transmitiendo la mejor vibra al reggae style.

Ya estando en el escenario principal y mas o menos hasta el frente, no iba a arriesgarme a ver otra banda en otro escenario, por lo que decidí esperar debajo del Sol para ve la llegada de Enjambre. Aunque debo de admitir que me quede con ganas de escuchar a Allison pese a que no soy fan.

Enjambre se ha convertido en uno de los favoritos del Vive Latino; al inicio de su presentación con la canción Y la esperanza robó miles de gritos de los asistentes, quienes también esperaban también de disfrutar canciones de las viejitas tal como Visita o Cámara de Faltas, sin duda mis momentos favoritos fue la interpretación de Tulipanes y Sábado Perpetuo, la cual fue coreada por todo el Foro Sol, pues anunciaba lo que se vendría con el paso de las horas.

Como Enjambre empataba un poco con la presentación de Paté de Fuá llegue cuando en el Escenario Escena Indio se hacía sonar Vamos a Morir, creó que fue una de mis presentaciones favoritas para bailar pues me sentí como en esa fiesta de Rose y Jack del Titanic, donde hay alcohol y baile, mucho baile, pero obviamente al estilo de Paté de Fuá sobre todo con su canción Celoso y Descubicado, una de las más esperadas por los asistentes.

Decidí quedarme en este escenario pues posteriormente se presentaría Camilo Séptimo, quien se presentó en el Festival Catrina, pero dejó un poco a desear por cuestiones de puntualidad, lo cual no se repitió en esta ocasión. Debido a que el Foro Sol está muy cerca del Aeropuerto, durante la esperaba me preguntaba como se verá desde las alturas el festival ¿debe ser intereante,no?

Pues bien Camilo Séptimo abrió con Fusión, de su álbum Óleos estrenado el año pasado, el cual adoro porque es como una droga y sí esta vez resultó mucho mejor su presentación que en el Festival Catrina. Su participación en este festival terminó con la canción Vicio que le puso un feeling de fiesta pseudo underground al lugar.

En este punto ya había acordado con mi amiga Moreli alcanzarla durante la presentación de Los amigos Invisibles, y me sentí con tanta suerte en la vida (risas) cuando llegue en el momento en que comenzaba a sonar  Mentiras, canción de canciones en las fiestas (risas). Esta era la primera vez que veía a Los Amigos invisibles y debo de admitir que me fascinaron completamente en vivo, pues además de sus canciones que son un hit, la buena vibra que transmitían me hicieron llevadero cualquier cansancio que pudiera tener ante las presentaciones que estaban por venir.

Momento favorito: Cuando se hizo sonar Ponerte en Cuatro, lo siento todos saltaban, bailaban y cantaban como si no hubiera mañana.

Que solo habría comida vegana durante su presentación, que de última hora se iba a cancelar, que si pediría algo estrafalario, son algunas de las cosas que leí antes de la presentación de Morrisey. Siento que puedo considerarme fan de The smiths aunque nunca me haya pasado algo al estilo 500 días con ella, pero por alguna extraña razón Morrisey no me movió lo suficiente, tal vez no estaba en el mood. Everyday is like sunday Alma matters estuvieron dentro de su setlist y por supuesto se dirigió a su público Mexicano en español, que vio este gesto como algo por demás grato: “¿Están cómodos?, qué bueno”.

Dentro de mis planes no estaba totalmente ver a Noel Gallagher aunque me llamaba la atención (morbo musical), al final estuvimos durante su presentación y puedo decir que disfrute desde It’s a beautiful world hasta sus canciones de Oasis como el famosísimo y repetidísimo Wonderwall, que sin duda hizo transportarnos unos ayeres atrás. Finalmente Gallagher interpretó All you need is love, les juro que al principio creí que era una canción pregrabada, señal de que había acabado todo (risas).

Recorrimos una vez más el camino de regreso al escenario Indio (Sí, con empujones y todo) donde se presentaría Panteón RococóPara mi mala suerte nunca he podido escuchar con todos mis sentidos una de mis canciones favoritas Arréglame el alma, peeero absolutamente para nada me esperaba escuchar Fugaz con Rubén Albarrán,  lo cual convirtió la noche en algo mágico (Sí, fue como ver el vídeo de los XX años en 3D). Así mismo como es costumbre se armó el slam con La carencia y Toloache pa’ mi negra. Aunque el momento más epico fue en el que Dr. Shenka dijo: “Recuerden que en México no tiembla, nosotros hacemos temblar a México”.

Y sí, regresamos al escenario Escena Indio para descansar y ver Love of Lesbian, aquí nos recuperamos del slam para prepararnos para más slam con Molotov, que rompió completamente el escenario con canciones como Gimme the power, Matate tete y Puto , aunque cade decir que el Foro Sol no estaba completamente lleno.

Si pensaban que todo terminó ahí, me temo que no, volvimos a correr para ver a Titán del cual no sabía completamente su historia hasta que mi amiga me contó como se creó este proyecto entre sintetizadores, secuencias y samplers allá por el año del 92. Debo de decir que lo disfrute bastante , por lo que con una sonrisa de oreja a oreja nos dirigíamos a subir el punte para ir por nuestro bus, no sin antes toparnos a LNG/SHT otra vez y cantar canciones de Alex syntek y Luis Miguel, junto con otros seguidores del rapero.

Sin más que decir así acabo el día 1 del Vive Latino 2018.

 

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment