Adaptaciones cinematográficas: Del libro a la pantalla grande

Compartir

La literatura y el cine se ven muchas veces íntimamente ligados y en más de una ocasión han causado polémica; ya sea porque se considera que al hacer una adaptación cinematográfica se pierde respeto a la literatura o porque las expectativas del público y del mundo literario no han sido satisfechas totalmente; sin embargo esta practica se ha realizado desde tiempos lejanos, cuando Lumiere en 1896 realizaba la primera adaptación de Fausto a la pantalla grande.

Una de las primeras opiniones que encontramos es la de la escritora Virginia Woolf, en su ensayo ella reflexiona acerca de la consideración de las imágenes que ven en pantalla como totalmente reales y el alejamiento que podrían provocar del mundo real. Además añade que traspasar del libro a la pantalla grande resulta en algo caótico, completamente sin sentido; afirmando del cine un parásito de la literatura.

Sin embargo pese a aquellas cuestiones que puedan resultar decepcionantes o molestas, el público continua a la espera de otras adaptaciones de sus obras favoritas o ver que otros matices de una misma obra puede ofrecernos el mundo del cine. Tal como lo señala el crítico Mc Farlane “las personas buscarán ver como luce el libro”, lo cual en muchos casos es cierto, pero también es real que este proceso de adaptación causa mucha curiosidad, sobre todo en aquellos que son amantes de algún título y se conocen de memoría los pasajes más recónditos; al encontrarse con una adaptación no logran comprender como se seleccionan ciertas partes de los libros.

Dentro de las teorías de la adaptación es en 1957, cuando aparece en Estados Unidos el libro de Blustone “Novel to Film”, aún con prejuicios se comienza el camino de la adaptación. En este libro se menciona a la literatura como un medio lingüístico, mientras que el cine se concibe como un medio visual, por lo que es inevitable las modificaciones (incluso radicales) de las obras, sin embargo recordemos que depende de que tipo de adaptación estemos hablando y el enfoque de análisis del que partamos.

Por ejemplo de acurdo a Alfred Estermann existen tres tipos de adaptación:

• Dokumentation: filmación de una representación teatral.
• Filmkunstwerk: se toma el material literario para crear algo nuevo, que puede
incluso hacer olvidar su base literaria.
• Verfilmung: adaptación vinculada a su modelo literario, con algunas transformaciones necesarias (reducción de personajes, la supresión de fragmentos, cambios narrativos, etc…). Estermann opina que la mayor parte de las adaptaciones pertenece a este tercer grupo.

Una vez definido que se pretende trasladar al mundo del cine, se debe hacer un análisis profundo de la obra; personajes, escenario, historia, esencia y lenguaje propio. A partir de esto se eligen elementos de acuerdo a los propósitos del proyecto y en función del tipo de adaptación a realizar, por ejemplo sí se busca mostrar una historia más dramática, se hará más hincapié en momentos de este estilo durante el libro o por otro lado incluso se podría agregar elementos que en la historia no estaban considerados.

Además en el caso de las metáforas o cierto tipo de descripciones que se enfocan en sensaciones habrá una sustitución por enfoques, cambios de luz y modificaciones en la música. Es en este punto donde se presentan errores comunes, ya que muchos insisten en incurrir en los convencionalismos pensados más para el mundo escrito que el visual.

Posteriormente al tener una selección general sobre los personajes que fluirá la historia y los momentos que se deberán plasmar, se determinará cuanto tiempo pasará sobre la pantalla nuestro personaje y la forma en que se narrará la historia, puesto que el tiempo de exposición narrativa dentro del mundo del cine es limitado. Esta límitante se ve reflejada en los guiones, puesto que mientras en los libros el autor puede ir atrás en el tiempo en tan solo un párrafo y después regresar en el mundo del cine a veces tantos cambios temporales puede resultar desagradable para el espectador.

Otro punto a considerar es que en ocasiones las escenas creadas por los escritores en sus textos no pueden alcanzarse con tal fidelidad dentro de las cintas, lo que algunos evidentemente ponen sobre la balanza de forma negativa, no obstante en la actualidad se apuesta más por dejar cierto margen de posibilidades que no se ajuste completamente al texto literario; tal como lo señala Stam al mencionar que se debe prestar más atención a la respuesta dialogica que a la propia fidelidad original. ¿Y tu qué opinas? ¿Cuál es tu adaptación favorita?

 

Referencias:

Rodriguez Martín, M.E. () Teorías sobre adaptación cinematográfica. Tiempo Apuntes, 100, 82-91. Recuperado de http://www.uam.mx/difusion/casadeltiempo/100_jul_sep_2007/casa_del_tiempo_num100_82_91.pdf

Gómez López, E. (2010). De la literatura al cine: aproximación a una teoría de la adaptación. Cuadernos de Filología Alemana, 2, 245-255. Recuperado de https://revistas.ucm.es/index.php/RFAL/article/viewFile/36548/35382

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment