¿Qué es mejor? Virtuosismo vs Sentimentalismo (La buena música)

Compartir

 

Por Gregorio Chávez

En los últimos días se ha soltado un debate debido a un tweet de la cuenta @huidoboropacorro, éste decía:

Las interpretaciones del tweet fueron muy diversas. Mientras que unos hacían debates sobre que el músico entre más virtuoso más ególatra y que es ésta la que causa un desorden en la música; otros se desviaban hacia temas sobre el trabajo en equipo y de cómo funcionan las agrupaciones musicales. Sin embargo, ninguna respuesta analizó bien las palabras como literalmente están escritas. Está diciendo que entre más virtuosismo se emplee en una canción, más fea será ésta.  Este pensamiento no es nada nuevo, se viene repitiendo desde hace siglos en distintos géneros, parece una pelea de contracorrientes que se repite a lo largo del tiempo.

Lo podemos ver con la música clásica, en el paso del barroco al romanticismo y de este al modernismo; con el jazz, en el paso del cool jazz al hard bop, de este al soul jazz y luego al jazz experimental; y más recientemente con el rock del rock n roll al psicodélico, de este al punk y de este al funk. Como podemos ver normalmente se crea una corriente en oposición a su precursora (de hecho lo podemos ver en la mayoría de las artes). A su punto de vista se están haciendo las cosas mal, pues se necesita más sentimiento o virtuosismo dependiendo de la corriente en la que estén y mientras unos aseguran que el secreto de la buena música es expresar toda la emoción posible en una canción para que el escucha se conmueva; otros afirman que el secreto está en jugar con el poder de la música, para que el iniciado en este se conmueva incluso sin necesidad de letra. Claro que hay géneros que aún no dan el salto al tecnicismo porque encontraron su estabilidad en la pasión y sencillez. Esto no lo veo incorrecto, de hecho, siento que facilita muchas cosas para los que practiquen tal género (aunque yo sigo esperando mi reggaetón progresivo).

Así como están los que se enfocan únicamente en el sentimiento, hay artistas que únicamente se van del lado técnico haciendo juegos armónicos, virtuosos o rítmicos, todo para tener una canción musicalmente compleja. Desgraciadamente, rara vez transmiten algo a los oyentes (en especial a los no iniciados en el ámbito musical), pero a pesar de todos los comentarios negativos hacia estos géneros, tampoco veo mal que se centren en el tecnicismo pues como amante de la música, amo escuchar el jugueteo de los componentes de la música (ritmo, armonía y melodía).

También, y por el bien de la música, han existido bandas que juegan con los dos factores: Ahí tenemos a Yes, Supertramp, Styx, los primeros álbumes de Queen, la etapa mágica de Miles Davis, etc. Sin embargo aún no considero que un punto medio sea el secreto de la buena música y a pesar de que muchos conformistas afirman que la buena música es relativa pues depende del gusto y de las preferencias del oyente, yo creo que decir eso es negar la existencia de la buena música y me mantengo firme en la idea de que ésta existe y no discrimina género alguno, ni las canciones de Iglesia con sólo 3 acordes, ni las canciones realizadas con técnicas al azar que muchos catalogan de sólo “ruiditos”

Ahora aquí viene la pregunta ¿Cuál es el verdadero secreto de hacer buena música? Pues a mi punto de vista el secreto está en la calidad de la canción y esta a su vez depende del enfoque que le quiera dar el autor y que éste sea coherente a la música (si tiene letra, a la letra también). En pocas palabras que el compositor sepa utilizar bien los recursos que usa a la hora de hacer una canción, ya sean 20 o sólo 3, pero que lo que decida usar, lo ponga por un motivo.

A parte de esto la calidad de la canción también depende de la originalidad, la expresión y que logre el objetivo de la canción, esto último puede crear polémica ya que aquí entra el escucha en juego, pero soy de la idea de que una buena canción (bien trabajada y escuchada con atención), puede causar el sentimiento que el autor quiere transmitir, en cualquier usuario desde la primera vez, pero desgraciadamente esto ocurre muy raras veces ya que no todos somos aptos para escuchar todos los géneros y normalmente nos cerramos a entender uno o dos, pero confío plenamente en que la educación musical va a ir mejorando, la variedad de géneros será reconocida no como buena si no como vital, para aumentar la cultura, para hacer mejor música y para expresar diferentes sentimientos de mil maneras posibles

Amante del arte, especialmente de la música. Aún falta mucho por escribir y lo ya escrito se puede escribir mejor.

Be first to comment