Puebla suena fuerte: noche de surf y cumbia en el Beat 803

Compartir

 

El pasado dos de febrero el Beat 803 se vio invadido nuevamente por el surf y la buena vibra con tres grandes bandas poblanas: Los Pegajosos acompañados de Rubber Surf y Los Convictos de la Villa.

Eran aproximadamente las nueve cincuenta de la noche, los amplificadores se encendían, el telón se levantaba y con un pegajoso y movido ritmo abrían la noche Rubber Surf, banda de surf que puso a todos a mover la cabeza. Con un rock country que recuerda al estilo sureño comenzaban su show, el público poco a poco se comenzaba a acercar al ver la energía de los tres jóvenes que se encontraban en el escenario.

Posteriormente una canción con un estilo rockabilly llegó para poner al público a bailar, con la siguiente canción Rock and blues un ritmo clásico hizo que la gente llegara para pasar un buen rato. Después de media hora de un show intenso, mostraron su propia versión de Pipeline y cerraron la noche con su canción Hotrod para finalmente agradecer el cariño del público.

Cerca de las once de la noche llegó una inesperada sorpresa para los asistentes, una secuencia extraída de alguna película mexicana de los años 50, la cual representaba el folclor de nuestra cultura, así como la jerga de aquellos grupos sociales un tanto marginados, hizo que el escenario del Beat se llenará de un ritmo de cumbia: era el turno de Los Convictos de la Villa.

La interacción con el público nos e hizo esperar, las reacciones de la gente eran diversas: entre risas, rostros de extrañeza y otros que rápidamente sacaron a relucir sus mejores pasos en la pista. Con su primer sencillo La Cumbia y la Cerveza (canción homónima a su primer LP) la gente se olvidó por un momento del rock; sin dejar al público descansar llegaba La cumbia convicta, un emotivo tema que llevaba una dedicatoria especial para un amigo “que se había adelantado en el camino”. Y en palabras de la banda “para todos los dolidos” sonaba Te vas a arrepentir, la cual le llegó al corazón a más de un presente.

Ahora un himno a México, a su gente y a Latinoamérica, la identidad latina quedaba plasmada en aquella canción; finalmente con su versión de La Cumbia de los Pajaritos y La cumbia del auto cerraron su presentación en la que hasta los más rockeros se pusieron a bailar.

Eran las doce de la noche, el ánimo de la gente se encontraba a tope cuando las secuencias anunciando la caída de un meteorito comenzó a sonar, con poderosos acordes y un enérgico ritmo llegaban Los Pegajosos quienes rápidamente pusieron a todos a brincar. En seguida, sin dar tiempo a la gente de respirar, comenzaba Ácido surfúrico, para continuar con Andrómeda y Mad Waves las cuales subieron el ánimo, el frío a esa hora era inexistente en el lugar.

La interacción con el público, los chistes y los agradecimientos fueron una constante por parte de la banda, quienes mostrando su carisma rápidamente simpatizaron con la gente, para instantes después continuar con Shoot Rocket, El Camarón y Tequila temas que transmitían toda la energía por parte del grupo.

Finalmente para cerrar el show con broche de oro: Grunge Activity y Pasión fúnebre fueron los temas elegidos que hicieron a los asistentes armar el slam al trepidante ritmo de la batería en conjunto con el bajo y los enérgicos riffs de guitarra que dejaron al público aplaudiendo y esperando a que el show no terminara. Una vez más se demostró que con nuevas e interesantes propuestas, Puebla suena fuerte y pronto se hará escuchar.

Geek, bajista, meme andante, escritor ocasional. Timado en renovación.

Be first to comment