Películas para adentrarse en el surrealismo de Luis Buñuel

Compartir

Luis Buñuel nació un 22 de febrero de 1900, pocos como el han sido reconocidos en el mundo del cine por su ironía, caos y surrealismo. A través de su mirada privilegiada podemos relexionar sobre aspectos de la condición humana que se ven representados tal como son. Buñuel busca con su trabajo cinematográfico destejer el enredo humano y dejar hilazas de los sujetos y sus subjetividades por medio del surrealismo.

Dalí decía que México era país surrealista como ningún otro, esa misma condición hizo voltear la mirada de Luis Buñuel a nuestro país donde en 1946 comenzó  su trabajo en la industria cinematográfica nacional que le permitió pese a los códigos establecidos y las rigurosas normas previas

“De ninguna manera volveré a México. No soporto estar en un país más surrealista que mis pinturas”-Salvador Dalí

El gran calavera (1949)

¿Recuerdas “Nosotros los Nobles”? Bien, “El gran calavera” es la premisa de dicha cinta, en este largometraje de Buñuel se muestra la historia de Ramiro de la Mata quien es un hombre adinerado de quien todos buscan algún beneficio sin retribuirle nada, hasta que su hermano Gregorio le ayuda a hacer creer a todos que ha quedado arruinado y la única opción es comenzar a trabajar.

 

Los olvidados (1950)

Esta película muestra lo trágico de un destino que une a “El Jaibo” y Pedro. El Jaibo es un adolescente  que logra escapar de un correcional y se refugia con sus amigos del barrio. Tiempo después, sin más comete un asesinato en la presencia de su amigo Pedro, pero nada es claro, pues las suposiciones apuntan a que Pedro es el responsable que de que lo enviarán a la cárcel.

Durante el estreno de esta película se pidió que fuera retirada puesto que las criticas no fueron favorables ante el retrato devastador de un México surrealista, incluso en el estreno de esta película se pidió la expulsión de Buñuel del país.

Él (1952)

La historia se centra en Francisco Galván de Montemayor, quien a simple vista parece un hombre tranquilo religioso y conservador con particularidad de la fortuna que posee. Su devoción lo hace asistir como cada Jueves Santo a la ceremonia del lavatorio de pies, sin embargo lo que logra captar su atención son sensuales pies de una joven sumamaente bella. Después de muchos movimientos logra averiguar su nombre y se entera tristemente que es la prometida de su amigo. No obstante, tras invitarlos a su mansión las cosas parecen cambiar siendo Gloria ahora la prometida de Francisco…  ¿Qué locura sucederá de este repentino matrimonio?

Bella de día (1967)

Basada en la novela de Joseph Kessel, Buñuel pidió total libertad para la realización de esta película que ganó un León de Oro en el Festival de Venecia. Bella de día describe la vida de Séverine, una mujer casada con un médico, a quien ama pero se ve incapaz de mantener relaciones sexuales con él. Su vida monótona se ve rodeada de sueños eróticos, por lo que termina trabajando en una casa de citas donde va descifrando su identidad a la par de sus fantasias sexuales.

El discreto encanto de la burguesía (1972)

Esta cinta le valió el Óscar a mejor película extranjera. El escenario es una cena elegante ofrecida por la familia Sénéchal para Don Rafael Costa, embajador de Miranda, y el matrimonio Thévenot, pero a causa de un malentendido se ven obligados a ir a un restaurante. A su llegada se dan cuenta que no pueden cenar porque el dueño del lugar ha fallecido. A partir de ese momento, las reuniones de este selecto grupo de burgueses se verán siempre interrumpidas por las circunstancias completamente surrealistas.

 

Referencias:

Fernández Sánchez, M. (2000). Luis Buñuel: trascendiendo el tópico. Ámbitos, (5), 157-168.

Silva Escobar, J. (2017). Buñuel en México: notas acerca de la representación de la pobreza en las cintas El gran calavera, Los olvidados, El Bruto y Nazarín. Aisthesis, (61), 63-78.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment