Hacerlo tú mismo tiene su ciencia

Compartir

¿Sabes que es un maker? Nuestro divulgador invitado, Martín Domínguez, nos dice que todos podemos ser makers.

En los últimos años se ha desarrollado un fenómeno social llamado movimiento maker, que nació en Estados Unidos y se ha extendido a nivel mundial por su apertura hacia el conocimiento y la comunicación. Se basa en que cualquier persona puede realizar sus propios proyectos y productos, con la ayuda de la tecnología y gracias al conocimiento compartido existente, que es accesible a través de las redes sociales o de internet.

Este movimiento se caracteriza por que las personas hacen cosas con sus propias manos. Filosofía conocida como DIY , es decir,  Do It Yourself y que significa hazlo tú mismo. Y además lo pueden hacer con otros (DIWO, Do It With Others), lográndo así trabajar en ambientes colaborativos, donde la comunicación tiene un papel muy importante y que se logra en muchos casos por medio de redes sociales.

Junto a esto, el manifiesto del movimiento Maker, creado por Mark Hatch, permite entender la filosofía de este movimiento. En él se citan las premisas de: hacer, compartir, regalar, aprender, equiparse, jugar, apoyar y cambiar, como elementos que debes apropiarte para compartir  este espíritu de cambio que lo conlleva.

Estamos rodeados de aplicaciones de software, prácticamente para todo, y lo que este movimiento pretende lograr es que las personas dejen a un lado el plano virtual y se regrese a interactuar con lo real, el hardware.
No solo se trata de utilizar lo último en tecnología, sino también construir objetos con herramientas tradicionales. Y se puede hacer de todo: cocina, repostería, pintura, pasteles, manualidades, bricolaje, etc. Aunque se tiene una gran orientación en aplicaciones de robótica, computación y electrónica, gracias a las arquitecturas de hardware y software abiertos, la impresión 3D, cortadoras laser, entre otros, que en gran medida han sido facilitadores para su desarrollo junto a las redes sociales, como lo he mencionado, que a través de ellas se han permitido compartir información del que, cómo y para qué hacer cosas.

TEC. (2016). ¿La nueva revolución industrial?: el Movimiento Maker.

Es también importante mencionar que al hacer cosas no está regido por una sola disciplina, arte u oficio en particular, por lo que el hacer te ofrece un aprendizaje multidisciplinario.

El primer uso del término Maker se dio en el año 2005 cuando Dale Dougherty decidió que los proyectos tecnológicos sobre los que se escribía en la revista Make, en Estados Unidos, comenzaran a llegar a todo el público posible.

Realmente creo que todos somos makers, todos creamos, construimos, producimos o damos forma a algo. – Dale Dougherty

Desde el año 2006 se organizan también en Estados Unidos lo que se conoce como ferias maker, maker faires, en las que se exponen las creaciones de los makers, talleres formativos y espacios de trabajo colaborativo, entre muchas otras actividades. Desde entonces también se han venido haciendo en diferentes partes del mundo, lo cual  ha permitido la difusión del movimiento maker.

TED. (2011). Dale Dougherty: somos hacedores

También se desarrollan espacios de encuentro y trabajo llamados espacio maker, maker space, donde se crean objetos con las herramientas que ahí se encuentran, a la vez que se comparten conocimientos y experiencias con otros.

A medida que las herramientas y la tecnología se hacen cada vez más accesibles y nuevos makers comenzaron a aprender habilidades básicas como soldar y trabajar con Arduino y otras plataformas de desarrollo fáciles de programar, estos se empezaron a segmentar así:

Cero a maker (Zero to maker) es el maker que inicia con la capacidad y el entusiasmo de aprender las habilidades necesarias y el acceso a los medios de producción necesarios.

Maker a maker (Maker to maker), son maker que comienzan a colaborar y a enseñar a otros makers.

Maker al mercado (Maker to market):  algunas de las invenciones y creaciones atraerán a un público más amplio y es así que algunos maker buscan oportunidades de mercado.
Maker promotor (Maker-enabler ó Maker advocate), por cada maker en los segmentos antes mencionados hay individuos que los fomentan y los apoyan. Son quienes, en espacios maker colaboran como personal que son los que exponen y apoyan al cliente sobre la cultura maker. Aunque no son maker por sí mismos, comprenden gran parte la cultura maker.

Univisión Noticias. (2016). Joven mexicano creó fábrica de drones.

La ventaja que tienes al adoptar la cultura maker es que aprendes haciendo, te diviertes y haces tecnología. No adoptarlo sí que sería una desventaja para tu desarrollo futuro.

**********************************

Martín Santiago Domínguez González
Estudiante del Doctorado en sistemas y ambientes educativos en la BUAP, con firmes deseos de contribuir en la mejora de la educación en nuestro país, ingeniero emprendedor, docente por vocación y espíritu maker.

***************************

Esta entrada es el resultado del taller Escribir para divulgar donde hemos empezado a desarrollar habilidades de escritura para compartir eso que sabemos o que nos gusta acerca de la ciencia y la tecnología.

Sigue otros textos e imágenes en las redes sociales con el hashtag #EscribirParaDivulgar

Divulgador científico. Matemático de formación, apasionado de la ciencia y la tecnología, sobre todo de los robots.

Be first to comment