A un año de su creación, el Complejo Regional Norte de la BUAP ha sentado las bases para su desarrollo sostenido: AEO

Compartir

  • El Rector Alfonso Esparza Ortiz presidió el Primer Informe de Labores del director Felipe Burgos Morales

Los complejos regionales de la BUAP tienden a ser polos de desarrollo al generar más egresados que se insertan en los mercados laborales locales, lo que permite que los beneficios se retribuyan directamente a la sociedad, a la cual se deben las universidades públicas, afirmó el Rector Alfonso Esparza Ortiz, tras escuchar el Primer Informe de Labores de Felipe Burgos Morales, como director del Complejo Regional Norte.

         En Zacatlán, una de las sedes de esta unidad académica (además de Tetela de Ocampo, Chignahuapan y Huauchinango), el Rector Esparza Ortiz celebró el primer año de desafíos que afrontaron los coordinadores de programas y de sedes, profesores, académicos y estudiantes: “A un año de distancia podemos decir que ha valido la pena el esfuerzo, pues han sentado bases firmes para continuar con un desarrollo armónico y sostenido”.

        Destacó que a raíz de que se tomara la decisión de integrar las sedes regionales en unidades académicas, orientar la oferta académica según las vocaciones productivas de cada zona y generar una interconexión entre Universidad y las comunidades, los complejos regionales han mejorado su comunicación y coordinación, cuentan con cierta independencia y poseen sus propios consejos de unidad académica para tomar decisiones acordes a los lugares donde se ubican, lo que permite que sus actividades respondan a las expectativas de los estudiantes, así como a las necesidades de la sociedad.

          “Lo que escuchamos en el primer informe es importante. La actualización permanente de los docentes y de los planes de estudio, conforme a lo que requiere la zona, ha sido importante para avanzar en la consolidación de cuerpos académicos. En Ingeniería Agroforestal se conformó un segundo cuerpo académico”, señaló.

          Producto de este trabajo colegiado, además de la inauguración de una preparatoria en Chignahuapan, se reaperturaron las licenciaturas en Administración de Empresas, en Huauchinango, y en Contaduría Pública, en Tetela, e inició el programa de Arquitectura en Zacatlán, donde se ampliará la oferta de pregrado con las carreras en Diseño Gráfico, Artes Plásticas y Música.

         “Que hayamos vuelto a abrir algunas opciones es muestra de que queremos seguir apoyando a los jóvenes, para que quienes egresen de preparatoria tengan más opciones de quedarse en sus lugares de origen”, comentó el Rector de la BUAP, quien agregó que en la Institución se ha apostado porque las sedes regionales tengan el mismo tipo de infraestructura y equipamiento que se tiene en la ciudad de Puebla.

          En esta materia, además de referirse al Edificio Maultiaulas y Multilaboratorios de Zacatlán, habló de otros logros en el año que se informó, como la habilitación de un espacio para la preparatoria en Chignahuapan, donde también se colocó la primera piedra de la Sala de Juicios Orales y el Centro Cívico, que fue donado por el alcalde de Zacatlán a dicha sede, la cual contará con una cancha multiusos techada, actualmente en construcción.

          Finalmente, adelantó que en el Complejo Regional Norte se crearán consultorios para ofrecer servicios psicopedagógicos, de orientación vocacional y de salud, así como espacios para la Dirección de Administración Escolar.

Estudiante de 18 años, me gustan los deportes y la música, acompañados de buena comida. Mientras la vida me lo permita, seguiré escribiendo.

Be first to comment