Desarrollo tecnológico: un nuevo ojo biónico. 

Compartir

¿Sabías que ya existen los ojos biónicos? Marcelino Vicente Guerra, nuestro divulgador invitado, nos cuenta acerca de esta tecnología en esta entrada.

***

Existen personas que piensan que la Ingeniería va por un lado y la Biología por otro, y sin embargo en el mundo actual solo se logran avances si se trabaja de manera interdisciplinaria. Esto significa que todo es parte de un largo proceso que exige la unión de conocimientos de diferentes ramas.

Todas las áreas de estudio se encuentran en constante cambio. En la medicina, la evolución de sus procedimientos es más notoria, ya que existen experimentos que marcan cambios de época pues son altamente innovadores. Estos cambios se encaminan en las necesidades más básicas de la fisiología humana, y una de estas necesidades es poder reconocer nuestro entorno a través de la vista. Una mala visión provoca una baja calidad de vida. Un ojo biónico es una prótesis o dispositivo experimental visual que intenta restaurar la visión de quienes padecen ceguera parcial o ceguera total.

El ojo biónico no es un concepto nuevo.  Actualmente existe una marca registrada Argus II, que permite recuperar la vista de manera parcial a personas afectadas por el padecimiento de retinitis pigmentosa. Esta es una enfermedad degenerativa hereditaria que comienza en la niñez y puede ocasionar la perdida de la vista definitiva pues va “manchando la retina” hasta quitar por completo la luz.

En el siguiente video se hace una pequeña descripción de como funciona, y como se ve el ojo biónico:

Existe una diversidad de patologías en la oftalmología: muchas veces se presentan por causa hereditaria, y en muchas ocasiones son idiopáticas, es decir, de causa desconocida. Una enfermedad frecuentemente idiopática, es la fibrosis pre-macular, o Membrana Epirretiniana (MER). De acuerdo a las estadísticas de la Clínica Baviera, especializada en tratamientos oftalmológicos, está presente, aproximadamente, en el 2% de los pacientes mayores de 50 años y aumenta hasta el 20% en pacientes con más de 75 años.

Las manifestaciones clínicas de la MER dependen de la localización, de la opacidad, de la contracción y del grado de distorsión que el tejido induce en la retina, ocasionando deformación de objetos, visualización de los objetos en dimensiones más pequeñas o más grandes (ya sea en uno o ambos ojos de manera asimétrica), destellos de luz y objetos dobles.

En la actualidad el tratamiento de esta patología siempre es por intervención quirúrgica: El procedimiento se explica en el artículo “Development of a Magnetic Attachment Method for Bionic Eye Applications”  de Fox, K. et al. Donde se describe el proceso como una intervención traumática para el paciente ya que puede producir daño en las neuronas de la retina, así como en las células de los ganglios.  Ya que para anclar la prótesis, un elemento metálico con forma de flecha atraviesa la prótesis, la retina y la coroides.

Un avance en la tecnología médica se logra cuando hay un desarrollo de la instrumentación en los quirófanos y también de nuevos planteamientos tecnológicos. El estudio realizado por Fox muestra un nuevo procedimiento aplicado en un modelo felino, que busca ser menos invasivo para el tratamiento de la MER. Esta prótesis consiste en un dispositivo sujetado por imanes y una matriz de electrodos diamante.

De manera más detallada, el dispositivo está compuesto por dos partes: la primera, un sustrato de silicón epiretinal con un imán incrustado y la matriz de electrodos; y la segunda, un sustrato de silicón del supracoroides. Los imanes usados fueron discos de 3mm de Neodimio-Acero-Boro (NdFeB), sin embargo, fue necesario crear un recubrimiento con polímeros compatibles para poder hacer que esto fueran biocompatibles. En el procedimiento de la cirugía la inserción del supracoroideo es el componente que es insertado primero, y es este el que determinaba la posición de la segunda parte del dispositivo.

Es importante señalar que para las pruebas de este nuevo ojo biónico se han utilizado procedimientos de disección convencionales, y se ha subdividido el estudio entre los modelos felinos que se vigilarían permanentemente y los que no. Para los primeros la cirugía fue un proceso de varios días y para el segundo grupo, la cirugía se realizó en un lapso de 24 horas.

En los resultados se obtuvo que el dispositivo fue implantado correctamente. Sin embargo, los imanes sufren una variación en la separación debido a una pérdida de fuerza, y provoca una curvatura indeseada en la última membrana del globo ocular, la coroides. Esta variación no entra en el margen de error admitido. Del muestreo que permanece bajo  vigilancia ha permitido observar que la retina no ha sufrido daños con el paso del tiempo, ni se presentaron hemorragias lo que es un buen avance en la investigación pues aparentemente no harían falta más de dos intervenciones intraoculares.

El nuevo método para el implante del ojo biónico en personas aún podrá demorar un poco más, pero los resultados de este estudio generan una alta probabilidad de éxito y dan esperanza de una mejor calidad de vida para quienes padecen de esta enfermedad.

Como se mencionaba al principio los ojos biónicos no son un desarrollo nuevo, pero este método está siendo desarrollado para un padecimiento específico, normalmente tratado de formas convencionales, que promete más oportunidades, con menor riesgo y mejor pronóstico.

Fuente: Fox, K., Meffin, H., Burns, O., Abbott, C. J., Allen, P. J., Opie, N. L., … & Cicione, R. (2016). Development of a magnetic attachment method for bionic eye applications. Artificial organs, 40(3).

******

Marcelino Vicente Guerra

Estudiante de Ingeniería Mecatrónica de la BUAP, consciente que hay que cambiar la percepción del ingeniero e interesado en el área de la biotecnología. Aprendiz de Divulgador. Aficionado de la fotografía de paisaje.

*****

Esta entrada es el resultado del taller Escribir para divulgar donde hemos empezado a desarrollar habilidades de escritura para compartir eso que sabemos o que nos gusta acerca de la ciencia y la tecnología.  Sigue otros textos e imágenes en las redes sociales con el hashtag #EscribirParaDivulgar

Divulgador científico. Matemático de formación, apasionado de la ciencia y la tecnología, sobre todo de los robots.

Be first to comment