Cumpleaños y celebraciones: Origen

Compartir

¿A quien no le gusta ir a un cumpleaños? al menos en nuestro país los cumpleaños cuando somos niños son esperados con alegría porque significa que podremos dormir más tarde y que quizá habrá regalos, a medida que crecemos sin embargo cambian un poco las cosas pues nos sentimos más viejos, sin embargo, hoy es una fecha especial para recordarle a ese alguien que no debe ser así, pues esta celebración casi universal (a excepción de los musulmanes y testigos de Jehová) significa que hemos dado la vuelta al sol cierta cantidad de veces y en la actualidad se ha convertido en el pretexto perfecto para consentir a nuestros seres amados, es por ello que te presentare algunas curiosidades sobre los cumpleaños.

La diferencia entre cumpleaños y santo radica en que los cristianos antiguamente creían que celebrar el aniversario del nacimiento de las personas era de carácter pagano ya que influía en los astros, por lo que para contrarrestar esta festividad, se crearon aniversarios de Santos en el día del nacimiento de cualquier persona, por eso era común nombrar a la persona con el nombre del santo que tocara ese día.

La mención más antigua sobre un cumpleaños, es mencionada en el antiguo testamento, más específicamente en el génesis, pues dicha celebración era referida únicamente a los faraones e incluía el momento de su coronación, pues era en aquel momento en el que se convertían en divinidades, por lo que se convertía en un aniversario que se veneraba año con año sin importar si el personaje fallecía.

Por su parte el historiador y geógrafo Heródoto mencionó que los primeros en celebrar el nacimiento de alguna persona fueron los persas, ya que su conocimiento astrológico los llevó a la creencia de que la posición de las estrellas determinaban el destino de las personas e incluso la razón de su muerte.

Uno de los objetos más representativos de los cumpleaños es el pastel, este lleva un simbolismo debido a que las personas lo presentan ante el festejado como sacrificio, ya que antiguamente era una veneración en agradecimiento, dicho regalo fue cambiando hasta llegar al postre dulce que todos conocemos y que hace referencia a la alegría por la existencia del festejado; mientras que las velitas fueron en honor a la diosa Artemisa, ya que dicha tradición comenzó en Grecia, pues en sus aniversarios colocaban en un pan pedazos de cera para así representar la luz de la luna, ya que Artemisa era regente de este astro.

Es por ello que se puede afirmar que hasta este momento, los cumpleaños eran celebrados únicamente para las deidades, situación que los Romanos cambiaron, pues fueron los primeros en celebrarlos para la gente común, sin embargo, solo los cumpleaños de los hombres eran considerados los importantes.

En Alemania, hasta el siglo XVIII comenzaron a celebrarse para los niños conocidos como “kinderfesten” y eran festejados por los adultos, mientras los niños debían presentar pruebas para probar su crecimiento. En América Latina, fue hasta la Revolución Industrial (en el siglo XIX) que los pasteles podían llegar a todos, pues era un lujo que solo los burgueses podían tener debido al costo y que con la producción en masa de las fábricas estos redujeron costo y se convirtió en una posibilidad para todos.

El consuelo para muchas personas podría ser que en China, es el único sitio donde nacen los niños con un año, pues a diferencia del resto del mundo no se acostumbra contar desde el cero.

¿Sabías que la canción “Cumpleaños feliz” que todos cantamos no se escribió con el propósito de celebrar los cumpleaños?, la realidad es que fue escrita para comenzar las clases en los jardines de niños, pues es una canción de comienzo matutino y bienvenida, escrita por Pathy y Mildred J. Hill, y que hasta el 2015 cualquiera que quisiera usarla en televisión o cine debía pagar una cantidad exorbitante a la famosa compañía Warner Bros. En cambio la canción “las mañanitas”, resulta ser más antigua y la más actual en nuestros días. La versión que México canta, fue escrita por Manuel M. Ponce y resulta ser la más popular de nuestro país debido a la representación que el famoso actor Pedro Infante realizó, y es que aunque se tiene una versión mucho más antigua, esta tiene registro por los sefarditas (antiguos judíos españoles) en sus romanzas sefardíes, cuya letra era:

Despierta, mi bien despierta
¿No ves que ya amaneció?
Ya amanece, ya amanece
Rosita blanca de Jericó.

Una de las preguntas más grandes es, ¿quién es el Rey David de quien se habla?, y su mención tiene más sentido por la rima pues solo se trata de un rey que fue famoso por cantar Salmos en todo momento, pues se inspiraba en hablar con parábolas y moralejas a quien acudía por algún consejo.

Finalmente queda preguntar, ¿cuándo celebras tu cumpleaños?, hoy por ejemplo se celebra el de Gustavo Caramón así que solo queda decirle ¡Felicidades!

 

Referencia:

 

MacGregor, Neil (2012). La historia del mundo en 100 objetos, México: DEBATE.

Be first to comment