Para los chicos malos no hay regalos: punk navideño en Puebla

Compartir

 

El pasado viernes 15 de diciembre, se llevó a cabo la última tocada punk del año. El lugar fue el “Salvaje Oeste bar“, uno de los foros que ha albergado un sin número de increíbles conciertos, en los cuales bandas de distintos géneros (y no solo locales sino de otros estados de la república), llegaron en repetidas ocasiones a compartir su música, acompañados del talento de varios jóvenes poblanos.

En esta ocasión, cinco bandas poblanas fueron las encargadas de hacer brincar al público al ritmo de sus poderosas canciones. La noche era fría, un gélido viento recorría las calles, sin embargo, eso no detuvo a la gente a reunirse para pasar un buen rato. No solo eran jóvenes los que acudieron a la cita, tanto adultos como algunos más chicos llegaron al lugar listos para escuchar al talento emergente.

Alrededor de las nueve de la noche los amplificadores se encendieron, el bombo de la batería comenzó a golpear y con la energía de siempre los chicos de Ruta Urbana abrieron la noche, todos los asistentes se comenzaron a reunir frente al escenario para cantar a todo pulmón las canciones que poco a poco se están volviendo clásicos en la escena. Así mismo, presentaron una nueva canción que dejó a todos sorprendidos y con ganas de más, sin embargo mencionaron que hay muchas sorpresas para el año entrante, comenzando con el lanzamiento de su primer EP, hecho que hizo al público estallar de la emoción.

Después de aquella descarga de energía, el frío comenzaba a debilitarse frente al escenario, aproximadamente a las diez llegaban al escenario Reactor #4, quienes con una combinación de covers y temas propios hicieron a la gente cantar con ellos. Las colaboraciones no se hicieron esperar, y varios se subieron a cantar aquellas de sus canciones favoritas con la banda, mostrando que la música une a la gente. Así de manera rápida y contundente los Reactor sorprendieron al público con su participación.

La gente estaba emocionada, las bandas demostraban un gran nivel y carisma en el escenario, la expectativa era alta, era el turno de la banda sorpresa. Haciendo su debut llegaban al escenario Fuimos Timados, una banda de punk que hizo al público brincar con ellos, contagiando de energía (y espíritu navideño) a todos los asistentes, quienes no dejaban de interactuar con la banda. Finalmente aconsejaron no perderles la pista pues tienen varias cosas que a más de uno iba a sorprender.

Casi era media noche, el frío era solo en el exterior pues adentro el calor humano se comenzaba a sentir en el público. Llegó el turno de los anfitriones Los Novios de tu hermana, quienes con el gran carisma y energía de siempre hicieron a todo el público levantarse a cantar con ellos, el slam no se hizo esperar, el escenario fue testigo de la buena vibra que allí se sentía y aunque algo rápida, su participación dejó a todos emocionados.

Finalmente cerraron la noche los chicos de Los de la otra cuadra, quienes con chistes y bromas entre los miembros, interactuaron un rato con el público, para finalmente tocar algunos covers y canciones propias que hicieron recordar a varios, aquellos años mozos en que esos éxitos fueron parte de su juventud.

De esta forma, entre cervezas, tacos y buena música, terminaba el evento, dando fin a un año increíble para las bandas independientes, quienes poco a poco comienzan a crecer no solo en el estado, sino que ya hacen ruido en los alrededores; el público una vez más fue testigo del talento que existe en la ciudad, y que pese a las dificultades que puedan enfrentar, Puebla suena fuerte.

Geek, bajista, meme andante, escritor ocasional. Timado en renovación.

Be first to comment