Métodos de curación extraños de la antigüedad

Compartir

Imagen relacionada

Una de las muchas ciencias que se actualizan a diario es la medicina, y es que mientras estemos vivos siempre vamos a necesitar asistencia médica. Lo cierto es que a pesar de que hoy en día la medicina ha ayudado a prolongar el promedio de vida del ser humano, en ciertos puntos de su desarrollo, los métodos fueron bastante extraños incluso algunos muy peligrosos; aquí te cuento algunos de estos:
Resultado de imagen para Malaria
1. La malaria en la actualidad ha matado alrededor de 3 millones de personas anualmente pese a conocer hoy en día como tratarla, pero en la década de 1920 un médico descubrió que los pacientes que tenían sífilis no lo tenían después de contraer malaria, pues como descubrió más tarde, la malaria produce una fiebre tan alta que es capaz de matar las bacterias sifilíticas. Afortunadamente, no está en la actualidad como opciones de tratamiento contra la sífilis.
Resultado de imagen para heroína
2. Todo el mundo sabe que las drogas son destructivas al organismo humano, en la actualidad incluso existen leyes que prohíben su distribución y consumo, sin embargo muy pocas personas de la población  argumenta que algunas de estas drogas tienen más beneficios que contras, y dejando de lado a la marihuana, en la antigüedad la heroína era utilizada para curar enfermedades respiratorias, por ejemplo  la común tos; lo sorprendente es que efectivamente era capaz de aliviar los síntomas, sin embargo, las personas se volvían primero adictas antes que aliviar por completo la enfermedad. Lo impresionante es que la mayoría de la población a la que se le suministraba la dosis, era a niños de entre los 2 a 16 años, pues se consideraba que era el método apropiado para no dañar el sistema inmunológico.
Resultado de imagen para Dolor de muelas
3. Un dolor de muelas puede hacer sentir a alguien un dolor tan grande, que se le ha comparado con el parto, en la antigüedad esto era muy común debido a la manera de cuidar la dentadura y antes de que existieran las pastas dentales, por lo que el medicamento que se les recetaba a las personas era: que fumaran grasa de cabra caliente con cebolla para tratar  el mal; otra forma curiosa de resolver este problema lo propuso Plinio el viejo, el cual aconsejaba que se debía atrapar un sapo a mitad de la noche, para así escupir en su boca mientras se leía una letanía de curación… Las actualizaciones no hicieron más que continuar y posteriormente se creó una pasta a base de arañas (porque estás tenían un veneno lo suficientemente fuerte para dormir la zona pero indeficiente para matar a la persona) con la que se colocaba en el diente que dolía para así aliviar el dolor.
Resultado de imagen para epilepsia
4. En los tiempos de Hipócrates, por los años 460-370 a.C, creían que la epilepsia y otras enfermedades crónicas eran por mandato divino por lo que se trataban con ejercicio y agua bendita, algunas personas incluso llegaron a pensar que las convulsiones a causa de alguna enfermedad eran por obra de una posesión demoniaca, por lo que fueron tratadas con oraciones y agua bendita, mientras por ejemplo la diabetes era tratada con ejercicios rigurosos y algunas yerbas que eran colocadas en la piel del enfermo.
Resultado de imagen para curacion sanguijuelas
5. En las películas de época es común, ver llegar al médico sacar de su maletín un frasco repleto de sanguijuelas, pues en la antigüedad se consideraba que muchas de las enfermedades que afectaban a la población se producían por “la mala sangre”, por lo que las sanguijuelas parecían ser una solución obvia, lejos de pensar que esto podría traer infecciones por las condiciones no estériles de este animal, los médicos las utilizaban incluso en partos, otro ejemplo es, que los médicos pensaban que las personas que tenían fiebre era consecuencia de las personas que tenían demasiada sangre, por lo que les cortaban una vena y dejaban escurrir un poco de sangre antes de colocar al animal; esta práctica fue tan popular que  incluso los barberos ofrecían a las sanguijuelas como un servicio extra.
Resultado de imagen para Histeria
6. Anteriormente los psiquiátricos estaban atiborrados de mujeres, el simple hecho de tener cólicos menstruales o sufrir por amor era síntoma de no estar mentalmente estable, por lo que se acudía con el médico quien masturbaba a las mujeres para así curar la histeria u otros problemas mentales.
Imagen relacionada
7. Finalmente lo más divertido del último tratamiento de la antigüedad: la terapia de orina, es que en la actualidad una parte de la población aún lo practica, aunque no exista ninguna prueba para comprobar los beneficios de esta acción, lejos de practicarla como medida extrema en caso de encontrarse completamente deshidratado, lo cierto es que incluso la creencia de orinar en la picadura de un insecto o medusa es un mito, pero quien sabe, posiblemente con el avance de la tecnología y de la medicina se pueda comprobar ya sea el beneficio o el daño que produce.
¿Y tú, seguirás temiendo a las inyecciones del siglo XXI?

Be first to comment