Los regalos fueron rock: Rock x sonrisas llega a su tercera edición

Compartir

 

La noche del pasado viernes 22 de diciembre, el centro histórico se llenó de rock en una increíble velada, en donde varias bandas se reunieron con un fin en común: compartir su música y regalar sonrisas a los niños en navidad.

El 19-40 café fue quien convocó (y alojó) a todo el público que, donando un juguete, accedió a pasar un ameno rato. Un ambiente cálido y acogedor fueron el escenario para que tres bandas poblanas deleitaran a los asistentes con sus interesantes propuestas que dejaron a todos sorprendidos y aplaudiendo al talento emergente.

Aproximadamente a las nueve de la noche las luces se encendieron, entre guitarras, teclados, la batería y la gente tomando un café, los amplificadores comenzaron a sonar. La Banda Cósmica se encargó de abrir el show mostrando su propuesta musical, la cual recuerda a un post-punk con tintes algo pop, un sonido que combina la guitarra con el sintetizador en una armonía interesante, aderezado con letras de amor y desamor que sin que nos diéramos cuenta hicieron que canción tras canción concluyeran su participación. Antes de irse agradecieron por la invitación y dieron a conocer que ese mismo día habían lanzado su primer LP, el cual ya se encuentra disponible en varias plataformas digitales, listo para ser disfrutado por quien lo busque.

Entre quitar y poner el equipo en el escenario el tiempo transcurría, así eran las diez de la noche cuando unos viejos conocidos del rock poblano llegaban al escenario: The Clues estaba en la casa. Con una propuesta la cual combina varios géneros tales como el Funk, el rock clásico, pusieron a bailar a todos los asistentes quienes quedaron sorprendidos por el despliegue de energía y precisión al tocar. Mezclando temas antiguos junto con algunos de su último álbum, el show fue digno de recordar, la psicodelia y la buena vibra rápidamente llenaron el lugar.

Rápidamente dieron las once, el frío era inexistente allí dentro, todos compartían amenas pláticas esperando a la última banda quien con unos poderosos acordes llamaron la atención del público, Robbers llegaban a sacudir el escenario. Un sonido que recuerda al rock alternativo inglés, enérgico, poderoso y que hicieron a todos agitar la cabeza en más de una ocasión, la energía de los integrantes se notaba no solo en su música, sino en su alocada manera de tocar y así presentaron los temas de su primer disco, dejando a todos con ganas de más.

La noche concluía con un público bastante animado, la buena vibra se sentía en el ambiente, una vez más la gente conocía el talento que hay en la ciudad y se daba cuenta que Puebla suena fuerte y aún hay mucho que escuchar.

La colecta de juguetes (nuevos o en buen estado) aún continúa en las instalaciones del 19-40 café hasta el 5 de enero para todos aquellos que deseen sumarse a la causa.

Geek, bajista, meme andante, escritor ocasional. Timado en renovación.

Be first to comment