El desafiante río de Andrew Winghart

Compartir

Cry Me a River es una famosa canción escrita por el compositor estadounidense Arthur Hamilton publicada en el año 1953 e interpretada por números artistas, entre los que podemos destacar a Michael Bublé, Diana Krall o Julie London. Sin embargo, en está ocasión queremos hablar de otra canción con el mismo titulo pero interpretada por Justin Timberlake en 2002.

La canción habla de un tormentosa ruptura amorosa. El coreógrafo norteamericano Andrew Winghart decide hacer una reinterpretación de la canción de Timberlake y nos presenta una coreografía desafiante y provocadora.

La coreografía tiene dos puntos destacables. El primero los enérgicos movimientos que el coreógrafo propone para enfatizar los acentos, es decir, Winghart nos demuestra un gran dominio de pasos técnicos y académicos conectados con otros más intuitivos y orgánicos.

El segundo es la magnifica homogeneidad que logra a pesar de las notables diferencias, y este punto es el me interesa más destacar. Winghart propone un cuerpo de baile de diversos tamaños, formas y colores donde lo que logra es resaltar la armoniosa homogeneidad de las formas y los movimientos.

Winghart logra materializar la metáfora de un río. Los movimientos corren y fluyen de manera natural con un cuerpo de baile diverso y al mismo tiempo uniforme que permite observar las distintas tonalidades de azul de un río.

 

Por Berenice Reyes Jurado

Estudiante de la Maestría en Historia del Arte por la UNAM. Interesada en la danza, las prácticas corporales y el arte contemporáneo.

Be first to comment