3 posibles orígenes de la piñata

Compartir

No sabemos con exactitud el origen de la piñata, aunque; de acuerdo a distintas fuentes, esta hermosa artesanía fue hallada, en su principio, en Asia, específicamente, China; de esto, nos da fe, el famoso comerciante Marco Polo (1). Él viajó al lugar mencionado y descubrió esa constante costumbre. Los chinos, durante la celebración del Año Nuevo (2), elaboraban representaciones, a base de barro, de diferentes animales, tales como bueyes, vacas, toros, búfalos; estas eran tapizadas con papeles de diversos colores, colores vivos, relacionados con la naturaleza, con el cultivo. Finalmente, les introducían variadas semillas. Al momento de la festividad, las personas las golpeaban con coloridos palos, hasta que las quebraban. Posteriormente, el vistoso papel era calcinado; la gente recogía un poco para dar paso a la primavera, al renacimiento del medio y como alusión de una muy buena fortuna.

(Piñatas del Mercado de Jamaica, ciudad de México)

Entonces, Marco Polo tomó aquella novedad y dirigiéndose a Italia la propagó, pero muy al estilo de los habitantes de la localidad. Ellos le dieron denominación de pignatta; es decir, olla frágil o según algunas versiones, olla en forma de piña o piñita. Los residentes, asimismo, cambiaron las fechas y la introdujeron en Cuaresma, con precisión, el primer domingo del período indicado. Tiempo más tarde, esa tradición pasó a España con los mismos términos, ritos y tiempos.

Como dato interesante, todavía se lleva a cabo (en unas partes de España) el famosísimo “Domingo de Piñata”. Por ejemplo, este año (2017), en Valverde de Léganes, fue el 5 de marzo. Es un verdadero jolgorio en el cual, todos salen disfrazados; muchos resguardan su rostro con tela, trapos, máscaras para pasar inadvertidos ante las miradas de sus vecinos. Las murgas(3) y comparsas(4) entonan con voz potente los sucesos más destacados del año en cuestión.

Cuando los colonizadores arribaron a Tenochtitlán, muchísimas usanzas y hábitos fueron impregnados a los nativos. Entre ellos, la típica piñata; no obstante, ¡Oh, sorpresa! ¡Los mexicas ya contaban con prácticas similares! Concorde a múltiples autores, ¡sí que se encontraban adelantados a su época!

Por citar un caso, en la veintena(5) Xócotl Huetzi o Xocotlhuetxi(6) (el ocote verde se cae, el fruto se cae, la caída de lo agrio), concretamente, en el vigésimo día de ese “mes”, los adultos y jóvenes danzaban con entrega; consecutivamente, todos los muchachos se trasladaban corriendo a un tronco(7) y trataban de subir con la ayuda de unas cuerdas. El primero en llegar hasta la cima, tomaba la imagen de tzoalli (figura de una deidad hecha con amaranto y maíz tostado) y la arrojaba al piso. Los presentes, en tan destacado acto, se agachaban y se disputaban los trocitos. ¿No suena al instante en el cual la piñata es destrozada, los dulces caen y todos “vuelan”, casi literalmente, al suelo a “pescar” aunque sea una pequeña golosina? ¿No?

(Xócotl Huetzi)

Algo que muchos documentos expresan es que, posiblemente, los mayas, los mexicas y otros pueblos próximos a ellos, disfrutaban creando, con arcilla, esculturas simbolizando a sus dioses. Eran rellenadas con frutos, granos, semillas; subsiguientemente, en las conmemoraciones religiosas, se fragmentaban y el contenido era visto por ellos como los favores recibidos de las divinidades.

Como se aludía con anterioridad, cuando llegó a celebrarse la primera navidad, en estas tierras; paulatinamente, los conquistadores encajaron varios elementos: villancicos, pastorelas, la característica cena, la piñata, pero, muy a la manera de los extranjeros.

Las piñatas eran coloridas, representando a la tentación y, los 7 picos eran una alegoría a los 7 pecados capitales: lujuria, pereza, gula, ira, envidia, avaricia, soberbia. En el momento en que los oriundos lograban romperla, eliminaban aquellas faltas y obtenían “bendiciones del cielo”.

Ahora, las piñatas no son hechas para una fecha en especial; las vemos en bautizos, primeras comuniones, cumpleaños, posadas, despedidas de solteros(as), entre otras fiestas. Son coloridas, de inagotables formas y materiales; no hay frontera, todo depende de la extensa imaginación de los creadores.

 


(1) Marco Polo fue un mercader veneciano. Nació en 1254 y es reconocido, junto a su tío y su padre, por haber sido uno de los primeros aventureros, descubridores de nuevos territorios. Como muestra, su viaje a China y el magnífico diario donde anotaba todas sus peripecias.

(2) El Año Nuevo Chino o Festival de primavera tiene una antigüedad de más de 4.000 años; aún no se conoce a profundidad el tiempo correcto. Se llega a creer que se originó por la creencia en deidades, a las que debían ofrecerles sacrificios al finalizar el año, para asegurarse una buena cosecha al año siguiente.

(3) La murga (hablando del carnaval español) es un conjunto de músicos (de 8 a 14 integrantes) caracterizados por emplear bombos, platillos, silbatos y guitarras españolas. Es preciso señalar que, el último instrumento puede ser una opción. Ellos, de igual manera, cantan burlándose de numerosos hechos y como una especie de crítica social.

(4) Grupo, con aires carnavalescos. Ellos se dedican a ejecutar su baile y su música. Entre 12 y 17 miembros se encuentran en el mismo y, además, entonan a 2 voces.

(5) El Xiuhpohualli o ciclo de los mexicas, se constituía de 18 lapsos o, para darse una idea, de 18 “meses casi actuales”. ¿Por qué casi? Porque simplemente, cada intervalo, abarcaba 20 días. 18 períodos por 20, da como resultado 360. Por último 5 días eran agregados a la cifra de 360. Esos eran conocidos como nemontemi: jornadas inútiles, baldías, plazos aciagos; completar lo vivido, días de intensa reflexión.

(6) Xócotl Huetzi o Xócotlhuetzi fue la veintena número 10. En nuestros días, tomando, más o menos, como referencia el año 2015, lo tenemos del 24 de agosto al 12 de septiembre. Igualmente, para complementar el festejo, se brindaba como distintivo y añadidura: Huey Miccaílhuitl o Hueimiccaílhuitl (la gran fiesta de los muertos).

(7) El tronco tiene relación al “mes” anterior del calendario de los mexicas: Tlaxochimaco (se dan, se obsequian flores, ofrenda de flores). Durante esos 20 días (4 al 23 de agosto, aludiendo al año 2015) a las mujeres de la nobleza se les hacía entrega un tipo de leño y seguidamente, era colocado en el Templo Mayor.

 

Referencias

Arqueología Mexicana. (2016). Tamales Sagrados. Recuperado de: http://arqueologiamexicana.mx/mexico-antiguo/tamales-sagrados

Arqueología Mexicana. (2015). Xócotl Huetzi. Recuperado de: http://arqueologiamexicana.mx/calendarios/xocotl-huetzi

Chávez, A. (2014). La Piñata, historia de un símbolo de fe y de celbración. Recuperado de: https://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/1064356.la-pinata-historia-de-un-simbolo-de-fe-y-de-celebracion.html

Negrete, F. (2017). Mañana se celebra el Domingo de Piñata. Recuperado de: http://valverdedeleganes.hoy.es/noticias/201703/04/manana-celebra-domingo-pinata-20170304084614.html

Notimex. (2008). Aparecieron primeras piñatas en China. Recuperado de: http://archivo.eluniversal.com.mx/notas/564716.html

Pérez, J. & Merino, M. (2012). Definición de murga. Recuperado de: https://definicion.de/murga/

Ramallo, N. (2013). Del carnaval, el corso, la comparsa y la murga. Recuperado de: http://www.mdzol.com/nota/446171-del-carnaval-el-corso-la-comparsa-y-la-murga/ Turismo de Alhama de Granada. (s.f.). Programación para el Domingo de Piñata, carnaval de Alhama. Recuperado de: http://turismodealhama.com/sin-categoria/programacion-para-el-domingo-de-pinata-carnaval-de-alhama-4/

Be first to comment