La conquista del cerebro

Compartir

Imagen relacionada

Imagínate a un genio investigando su propio cerebro y compartiendo contigo sus hallazgos. Esto nos cuenta Daniel Tammet en el libro que ahora te comento. ¿Alguna vez has visto un genio? Yo creo haber visto un par de ellos en lo que llevo de vida. Genios auténticos que no buscan presumir que lo son pero que te demuestran lo que pueden hacer con sus logros. Así es Daniel Tammet. Ya había platicado un poco del él en un post anterior, pero ahora he tenido la suerte de conocerlo directamente de su pluma. Mira aquí su plática TED.

La conquista del cerebro, es un libro es muy bonito en varias formas.  Creo que la más importante es que en cada uno de sus capítulos nos da una visión humana acerca de cómo los avances de los estudios del cerebro nos ayudarán a ser mejores.

…cualquier persona puede sentirse confiada al saber que, gracias a nuestra humanidad, todos tenemos algo único y hermoso que ofrecerle al mundo que nos rodea. Al final, no es el tamaño de nuestro cerebro lo que importa, sino la profundidad de nuestro espíritu.

Tuvo un abuelo con epilepsia. Al darle a Daniel el primer ataque le hicieron estudios que le permitieron diagnosticarle Asperger y el Síndrome del Sabio (savant) que, aunado su sinestesia, le hace una persona con habilidades diferentes al resto de los demás.

En este libro nos cuenta que el Asperger es una forma de autismo, y que la caricatura que nos han vendido en las películas o en las series no es la única forma en como se comportan los autistas. Menciona que “los científicos reconocen la tremenda diversidad que se da dentro el espectro autista, desde el niño que no habla y que no deja de mecerse hasta el científico brillante y socialmente torpe”. Por cómo se describe me parece que es un autista altamente funcional, más que Sam el chico de Atypical. El mismo Daniel menciona que tiene una vida adulta con amigos, una carrera, una relación y amigos.

El síndrome del sabio se presenta en muchos autistas, y les permite destacar un talento.  Uno de los grandes amigos de Daniel es Kim Peek, de quien se inspiraron para la película de Rain Man don Dustin Hoffamn y Tom Cruise, quien le una gran fuerza para sobrellevar esta forma de vida. Aunque son muy conocidos los savants que juegan con números, Tammet nos muestra que no debes pensar en ellos como calculadoras humanas, sino simplemente como humanos.

La conquista del cerebro nos habla de muchos estudios sobre este órgano. Nos habla de su fisiología y nos explica que el tamaño no es importante. Nos habla de la memoria y de cómo hay maneras de mejorarla y de los tipos de memoria y las diversas formas en como los científicos tratan de explicar el olvido, o los deja vú.

Desarrolla un capítulo acerca de cómo se ha medido la inteligencia, en donde he encontrado datos que no conocía. Desde la prueba para medir el IQ que se sesgaba hacia ciertas razas y niveles económicos, que Montesori y Binet medían la cabeza para definir la inteligencia, hasta las inteligencias múltiples y la inteligencia emocional, Tammet nos muestra que la inteligencia es muy compleja como para medirse con un solo número y que no puede verse separada de los talentos de cada persona.

Otra de las cosas bonitas que mencionaba arriba es que él mismo propone teorías para explicar los fenómenos. Apoyado en investigaciones relacionadas, las cuales enlista en la bibliografía del libro.

Uno de sus mejores argumentos es que estudiar el autismo en los savants, permite a los científicos entender mejor al resto de las personas. Por ejemplo, al mostrar su gusto por la poesía y la forma en como él la escribe, le permite conjeturar que los artistas desarrollan su talento de un modo parecido. Me explico: así como Daniel puede ver los números en colores y con formas debido a su sinestesia, él cree que algo parecido ocurre con los artistas que les permite pintar no solo con el pincel, sino con la forma en como ellos ven las ideas dentro de sí. Y lo mismo piensa con la literatura.

De hecho, menciona de algún estudio que encontró ciertas reglas para el arte, pero que esas reglas deben verse complementadas con el artista para generar las obras. Y así asevera que, aunque puede haber una máquina que tenga en su memoria las reglas y las palabras, puede ser difícil que pueda superar a Shakespeare en la escritura.

Y Tammet es un amante de las palabras. De hecho, nos explica como aprende los idiomas, y cuál es la lógica que permite entrever la forma de como los idiomas se han desarrollado. Demostró lo práctico de su análisis al aprender finlandés en tan solo una semana. Y nos da una probadita del idioma que él ha inventado.

Cree firmemente que debe haber muchos idiomas ya que cada palabra no solo es un conjunto de sonidos y de símbolos gráficos, sino que es una idea cargada de la cultura y los valores del pueblo que la desarrolló.

Nos habla de la tormenta interior, de cómo enfermedades como la esquizofrenia acompañan a veces a la creatividad, y que la creatividad es inherentemente humana.

Esa es una parte también bonita: en cada parte que estudia relacionada con el cerebro nos da frases de apoyo al resto de los mortales, ya que opina que el hecho de ser savant realmente no lo hace alguien tan alejado de nosotros:

Cualquiera que muestre la pasión y la dedicación necesarias para dominar un campo o una materia puede destacar en ellas. La genialidad, sea del tipo que sea, no se debe a una cierta particularidad del cerebro, sino que es el resultado de ciertos atributos, mucho más caóticos, dinámicos e inherentemente humanos, como la perseverancia, la imaginación, la intuición, incluso el amor. Analizar de este modo la mente humana no le resta valor a la forma en que la opinión pública valora los logros de las personas que han triunfado, sino que la enriquece.

Estudia los sentidos para entender que no se ve o se siente sino con el cerebro. Se ha demostrado varias veces con experimentos como el del video siguiente. Por favor ponlo en pantalla completa y sigue las instrucciones para que te alga bien:

Algo que particularmente me gusta es el capítulo acerca de pensar en los números. Recuerda la definición siguiente:

Anumerismo: la incapacidad de utilizar de forma cómoda las nociones fundamentales de los números y la probabilidad.

Así que nos muestra porqué no jugar la lotería, pero además te da consejos de como jugarla si es que no puedes evitarlo, Explica las razones de porqué las personas la juegan aun sabiendo que no es posible ganar o se ganará poco comparado con lo que se gasta, y cómo es que el sistema de votación en las elecciones de Estados Unidos es mejor que el de otros países como México, al menos matemáticamente. Habla de la lógica y como nos sirve para evitar falacias, como la de que la dieta tiene siempre efectos positivos para la salud. De paso nos explica por qué la gente cree en cosas raras. No me gusta su argumento en contra de Wikipedia pero es muy sólido.

Finalmente debo decir que en lo personal otra bondad que le encuentro es que este libro nos enseña a los divulgadores que el amor por la palabra y la literatura es una buena herramienta para escribir divulgación científica. Espero hacerlo mi maestro en esto.

Creo que es el libro que tiene más partes subrayadas y con anotaciones de todos los que he tenido en mi vida. Eso para mi es la mejor indicación de que puedo recomendártelo y debes de leerlo.

La conquista del cerebro, de Daniel Tammet, lo encuentras en México en Blakie Books y Colofón.

Divulgador científico. Matemático de formación, apasionado de la ciencia y la tecnología, sobre todo de los robots.

Be first to comment