¿Cómo hacer una calaverita litetaria?

Compartir

¿Recuerdas aquellas clases de la primaria, cercanas a noviembre, en las que te decían “hagan una calaverita literaria a mí, a los otros profesores, al director o a la escuela, no me pregunten porque, ni el origen, sólo háganla”? Tal vez no o no te sucedió como a muchos de nosotros. Es importante mantener las tradiciones ya que son un conjunto de oportunidades para estrechar vínculos afectivos y empáticos con nuestros antepasados, además de mantener la identidad de un territorio, sin embargo, si se hace mal termina siendo visto como algo aburrido y soso, y posteriormente olvidado.

Yo te invito a quedarse 12 minutos conmigo, 8 leyendo el artículo y 12 intentando hacer una calaverita literaria, será una experiencia divertida, en especial si se la escribes a tu jefe (que te cae mal) o a aquella ex novia que dejó sin explicaciones. ¿Que te parece?

Primero comenzaré explicándoles que es una calaverita. Este es un breve poema, de corte humosrístico, en el que se expone situaciones irreales de una persona, fitcia o no, con la muerte; su estructura no está definida al ser una composición popular.

Los primeros indicios de calaveritas recaen en la época novohispana, pues muchos historiadores las relacionan con la madre Matiana o del Espíritu Santo, quien vivía en Tepoztlán, Estado de México, y compartió el Convento de San Jerónimo con Sor Juana Inés de la Cruz. Ella fue profetista, algunos de sus escritos evocaban a la burla “Madre Matiana/ Padre cucharón/ Pico de gallina/ Y moco de totol”. La censura colonial prohibió la libre circulación de estas composiciones en las gacetas y otros medios impresos, por considerarlos irreverentes. Se enriqueció con elementos prehispánicos, como el culto a Mictlantecuhtli (dios de la Muerte), los tzompantlis (troncos de cráneos de sacrificados y posible origen de las calaveritas de dulce) y la poesía precortesiana.

La historia continuaría un siglo y medio después, en Guadalajara, Jalisco. Las hemerotecas más antiguas encuentran calaveritas en 1849, en el periódico “El Socialista, editado por el médico italiano José Indelicato. Posteriormente, antes de llegar a los 1900 años, se convertiría en una expresión crítica en contra de la dictadura porfirista.

La estructura de este género lírico es de cuatro estrofas con cuatro versos, estos de ocho sílabas.  La rima es muy importante, pues al igual que la poesía, le da ritmo; por lo general es asonante, la cuál es muy fácil de hacer, debido a que se usan palabras aproximadas, no necesariamente que terminen igual. Sin embargo, su esquema de rima es flexible, por lo que puedes usar del tipo cruzada, abrazada o de verso suelto. En ella la la ironía es fundamental, pues lo que se busca con es  generar un resultado contrario a la intención.

De hecho fueron menos de 8 minutos, pero eso depende de la velocidad en la que leas. Ahora van los otros doce.

Agarra una hoja de papel, un lápiz o lapicero, siéntate y comienza piensando en el destinatario, ya sea un conocido o el cabecilla de la junta directiva de colonia/barrio/junta auxuliar o tu artista favorito (o no favorito), tú decides. Posteriormente elige la situación, de preferencia lugares y actividades cotidianas de la persona de la que se habla. Las burlas comúnmente son sobre si el destinatario busca burlarse de la muerte o al revés, he de decirles que sin las palabras calaca, huesuda, calavera, muerte o panteón, se le puede dejar de considerar calaverita. tu decide la cantidad de versos y estrofas, recuerda que es libre. Respecto al lenguaje, te recomendamos uses palabras comunes, pues la intención es que cualquiera las entienda.

Nosotros nos sentamos y sin volarnos la cabeza, tardamos un aproximado de 11 minutos en hacerla, esperemos contigo sea menos. Libera recuerdos, lleva tu imaginación al lápiz y, sobretodo, mantener viva esta bella tradición compartiéndola con amigos y familia. Te dejamos la nuestra, esperemos te guste.

Estudiante de 18 años, me gustan los deportes y la música, acompañados de buena comida. Mientras la vida me lo permita, seguiré escribiendo.

Be first to comment