#RecomiendoLeer “Buenas noches, Laika” La melancolía de los perros cosmonautas y las trapecistas espaciales

Compartir

buenasnoches2

Buenas noches, Laika” escrito por Martha Riva Palacio y bellamente ilustrado por David Lara, nos cuenta la historia de Sebastián, que lucha por vencer el miedo de llamar a Marina al mismo tiempo que trata de captar con su radio de onda corta señales de Laika, la perrita lanzada por los rusos en el Sputnik 2.

“Pero el cosmos aún no significa nada. No es como casa, que significa todo. Porque casa es hundir el hocico en la tierra húmeda y seguir el rastro de otro perro entre una constelación de patas”

buenasnoches1Este libro lo adquirí en la reciente Feria del Libro en el CCU, y fue casi por casualidad que lo tomé, aunque miles de veces te digan que no juzgues un libro por su portada, no pude evitar comprarlo por la ilustración a dos colores que tiene como carta de presentación (aveces los lectores nos dejamos llevar por la superficie) y claro por su contra-portada. Y tal como lo parece, sumergirse entre las paginas de este pequeño libro es toda una aventura, aún no logro asimilar como en algo tan pequeño quepa una bomba de emociones. Me tomó bastante tiempo llegar a él, me esperó en la estantería paciente, alrededor de un mes, e ingenuamente lo tomé porque necesitaba un descanso entre lecturas pesadas.

“Aveces me gusta pensar que ese día me desvié tanto de mi rumbo porque intuía que tenía un encuentro pendiente…”


Y es que “Buenas noches, Laika” es una oda melancólica, el fondo musical al que bailan en color azul un sputnik que transporta una perrita solitaria, abandonada en el espacio que sueña con verdes campos, el olor a tierra mojada, las huellas y el rastro de otros perros. Una acrobrata desaparecida con la cabeza en la luna, perdida en sus emociones, aferrándose con todas sus fuerzas a un armario, un vestido y labial rojo, mandando señales de vida; de ayuda, desde una constelación muy lejana. Y Sebastián que aun es muy joven para entender toda la tristeza, la rabia y el desconcierto de lo que significa perder .

buenasnoches3Acompañado de adultos, que bien parecieran ser los rusos que lanzaron estos 3 sputniks al espacio, Sebastián enfrenta su misión más importante hasta ahora, crecer, el perderse, dejarse ir, y volver a reencontrarse. De que la vida no siempre es rosa, sino como si de una acuarela se tratase, con facilidad y un pequeño goteo logra tornarse azul, negra y con destellos de blanco, justo como en el espacio. Una narración de 3 solitarios enviando señales en una frecuencia que no coordina, alineados por un momento y de vuelta al caos de la falta de gravedad. Y que nos lleva a reflexionar sobre que no hace falta ser lanzado al espacio, para tener ratos de silencio en una inmensidad donde hay momentos en los que la soledad se presenta.

Lleno de bellas ilustraciones, de frases que es imposible no marcar, y un agradable recuerdo y referencia a un clásico como “El guardián entre el centeno”, es un libro que no pueden pasar por alto.

Actualmente distribuido por “Fondo de Cultura Económica” de su colección a la orilla del viento, con el numero 220.

 

Be first to comment