Día Mundial Contra el Cáncer de Mama

Compartir

Por Sofía Abundis Mendívil

El cáncer de mamá es una de las enfermedades más frecuentes en la población femenina, aunque no hay que perder de vista su presencia en la población masculina, sin duda la prevención sigue siendo fundamental dentro de la lucha contra este padecimiento. El mes de Octubre fue elegido para concientizar sobre esta enfermedad, ya que en 1983 en Texas, Estados unidos, se realizó por primera vez: “Race for the cure”, un evento para promover la detección oportuna del cáncer mamario.

¿Qué es el cáncer de mamá?

Al igual que otras células en los senos estas crecen, envejecen y mueren siendo remplazadas por otras; el cáncer de mama surge cuando las células en el seno comienzan a llevar un proceso descontrolado: estas células forman un tumor que puede ser palpable. No obstante en ocasiones no hay molestias ni cambios de coloración, de ahí la importancia de hacer conciencia sobre los factores de riesgo y la realización de una mastografía.

Factores de riesgo

Aunque aún no hay una certeza total, se señalado ciertos factores en la presencia del cáncer de mama:

  • Factores genéticos: Antecedentes familiares así como mutaciones en los genes BRCA1, BRCA2 y p53.
  • Exposición prolongada a estrógenos endógenos como: una menarquia precoz, una menopausia tardía, el uso de anticonceptivos hormonales y una edad madura (en especial partos a esta edad).
  • Sobrepeso y obesidad: Dentro de los factores modificables la falta de actividad física mostraba implicaciones del 10% entre personas con este cáncer.
  • Consumo de bebidas alcohólicas y tabaquismo

Prevención y señales de alerta

Primero es necesario señalar que ante la presencia de dolor es fundamental ir a revisión médica. Aunque de forma general es conveniente implementar periódicamente revisiones: un autoexamen se debe realizar parada frente a un espejo y colocando las manos en la cintura, lo primero es examinar que no haya cambios de coloración en la zona de los senos y que no existan bolitas por lo que se debe palpar con las yemas de los dedos de forma circular, en ocasiones estas pueden ser simplemente grasa, pero es conveniente descartar que sean malignas.

De igual forma hay que considerar cambios en el tamaño de tus mamas: se debe observar si un seno es más grande que el otro o  si hay hundimientos. Finalmente la presencia de sarpullido o la secreción (blanquecina o sanguinolenta) también son señales de alerta y no debe olvidarse el área de las axilas, ya que igualmente puede haber presencia de bolitas relacionadas al cáncer de mamá en esta zona.

Tratamiento

Sin duda cada historia de mujeres que han padecido cáncer de mamá es única y por tanto lo es su tratamiento el cual varía de acuerdo al tipo de cáncer de mama y del grado de diseminación.

  • Cirugía: Una operación en la que los médicos cortan el tejido cancerígeno.
  • Quimioterapia: Utilización de medicamentos especiales para reducir o matar las células cancerosas. Estos medicamentos pueden ser pastillas que se toman o medicamentos que se inyectan en las venas, incluso ambos
  • Terapia hormonal: Este tipo de tratamiento contribuye a que las células cancerosas no obtengan hormonas que les permitan crecer.
  • Terapia biológica: Trabaja en conjunto con el sistema inmunitario del cuerpo para ayudarlo a combatir las células cancerosas y/o controlar los efectos secundarios que causan otros tratamientos contra el cáncer.
  • Radioterapia: Se emplean rayos de alta energía (similares a los rayos X) para matar las células cancerosas.

Como ya se mencionó anteriormente, una de las piezas claves es la prevención, sin embargo existen cuestiones culturales como el machismo, que impide a las mujeres tener acceso a servicios de salud, ya que se inhiben ante la búsqueda de una opinión médica, por tanto es de vital importancia cambiar paradigmas existentes y fomentar una cultura de prevención.

 

Bibliografía

WHO. (2017). Cáncer de mama: prevención y control. Recuperado de http://www.who.int/topics/cancer/breastcancer/es/index3.html

Robles, S. C. & Galanis, E. (2002).  El cáncer de mama en América Latina y el Caribe. Panam Salud Pública, 12 (2) 141-143. doi: 10.1590/S1020-49892002000800016.

Pérez Hechavarría, G.A., Álvarez Cortés, J. T., Selva Capdesuñer, A., Guilarte Selva, O. T. & Pérez Hechavarría, A. R. (2011). Actividades educativas en mujeres con factores de riesgo de cáncer de mama. MEDISAN, 15 (6), 754-761. Recuperado de http://bvs.sld.cu/revistas/san/vol_15_6_11/san05611.htm

American Society of Clinical Oncology. (2012). Cáncer de mama: Opciones de tratamiento. Recuperado de http://www.cancer.net/es/tipos-de-c%C3%A1ncer/c%C3%A1ncer-de-mama/opciones-de-tratamiento

Estudiante de 18 años, me gustan los deportes y la música, acompañados de buena comida. Mientras la vida me lo permita, seguiré escribiendo.

Be first to comment