¿Familia o carrera científica?, un dilema en jóvenes investigadoras.

Compartir

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, personas sentadas e interior

  • Continúa el Tercer Seminario de Habilidades Profesionales con Perspectiva de Género, organizado por la BUAP

BUAP. 7 de septiembre de 2017.- Lograr la igualdad y equidad de género en la ciencia es un desafío que enfrentan las mujeres en el desarrollo de sus profesiones, las cuales, en ocasiones, se ven truncadas por el nacimiento de un hijo o por dedicarse a la familia. Esta situación evidencia la falta de políticas públicas para revertir tal realidad, consideraron las participantes del Tercer Seminario de Habilidades Profesionales con Perspectiva de Género, organizado por la BUAP, la Red Mexicana de Ciencia, Tecnología y Género (Mexciteg) del Conacyt, así como por las universidades Iberoamericana y de las Américas, campus Puebla.

La imagen puede contener: 7 personas, personas sentadas e interior

La doctora Lilia Meza Montes, investigadora del Instituto de Física “Luis Rivera Terrazas” de la BUAP y coordinadora de la Red Mexciteg, comentó la importancia de realizar este tipo de actividades que empoderen a las féminas en la búsqueda de oportunidades profesionales.

La imagen puede contener: 8 personas, personas sonriendo, personas sentadas e interior

En la mesa redonda “Armonización familia-carrera científica”, se evidenció la falta de herramientas para enfrentar la violencia contra las mujeres, la cual existe sin necesidad de estar casada o tener hijos, puesto que se enfrentan a discursos misóginos, en los cuales el patriarcado las considera sólo como un ente biológico destinado a la concepción.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas

En este diálogo abierto, las integrantes de la citada red temática y las jóvenes investigadoras que participan en el seminario reflexionaron sobre las brechas de género que existen en la ciencia y la academia. En sus vivencias mostraron que hay otras mujeres caminando a su lado, la existencia de una familia extendida –más allá de los padres e hijos-, el aplazamiento para ser madre por dedicar tiempo a sus carreras, la construcción de sus vidas de acuerdo con sus objetivos y la culpa individual por no atender a los hijos o al marido, entre otras situaciones.

La imagen puede contener: 6 personas, personas sentadas, mesa e interior

Al final de la mesa de trabajo, las participantes externaron que la conciliación entre familia y trabajo depende de ellas, para evidenciar esta situación y exigir sus derechos, en el caso de la maternidad. “No basta con redes de apoyo, deben existir políticas públicas que valoren nuestros derechos como mujeres. De igual manera, se deben analizar otros espacios para la conciliación, a través de la investigación”, concluyeron.

 

 

Tengo 20 años y soy estudiante de tercer semestre de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la BUAP. Me gusta la música y mi mayor pasión es el fútbol.

Be first to comment