¿Cómo hablar con los niños sobre el terremoto de México?

Compartir

temblor

  • Puedes llevar a cabo actividades en el aula que los ayudarán a procesar los daños causados por el desastre natural. 
El terremoto de magnitud 7,1 que ha azotado al centro de México tiene efectos post-traumáticos en toda la población que lo vivió. Las emociones que se pueden presentar incluyen el temor, la ansiedad y la hipersensibilidad. Los niños y adolescentes no están exentos de estos síntomas.
Es importante que los padres y maestros hablen y trabajen con los chicos para ayudarlos a procesar el desastre natural de la mejor manera. El portal Educar Chile -un país que como México se encuentra en una zona sísmica-, sugiere algunas actividades para llevar a cabo en el aula. Estas se dividen en seis etapas:
1.- “Reconocer ante tus estudiantes que sabes que han sido afectados directa o indirectamente por el terremoto y que la sala de clases es un espacio para compartir lo ocurrido”, dice Paula Errázuriz Arellano, autora del artículo.
2.- Compartir y expresar. Puede ser en una puesta en común o a través de una creación artística. Lo importante es que los niños expresen su propia experiencia y sentimientos durante y después del terremoto. La autora recomienda no presionar a los que no quieren hablar, y mostrar aceptación por todas las emociones y experiencias.
3.- Entender. “Enseña a tus estudiantes qué es un terremoto desde un punto de vista científico”, sugiere Errázuriz. Esto puede ser mediante el trabajo en grupos y exposiciones o mediante un diario mural donde colaboren todos los alumnos con materiales sobre lo ocurrido.
4.- Protegerse. Los niños se pueden sentir más seguros si tienen claro qué harían si vuelve a suceder un terremoto. Se recomienda repasar las indicaciones básicas (como mantener la calma, no correr, seguir instrucciones) o hacer simulacros.
5.- “Ayudar a otro le hace bien a la comunidad y ayuda a sentirse en control, recuperar la esperanza y desarrollar la empatía”, dice la autora del artículo. Ella recomienda conversar con los alumnos sobre formas de ayudar a las personas afectadas por el terremoto. Puedes organizar una puesta en común sobre cómo les gustaría que los ayudaran a ellos en una situación difícil, escribir cartas a los alumnos de escuelas afectadas, donar ropa y juguetes, entre otras.
6.- Acompañar. “Es posible que algunos de tus estudiantes queden afectados por bastante tiempo”, dice Errázuriz. Ella recomienda promover un ambiente de confianza y dar las explicaciones que los niños requieren, que sean sinceras y adecuadas a su edad. Se recomienda estar atentos a los signos que presente cada alumno y hablar con otros profesores para intercambiar ideas.
Entérate de otros consejos para padres y maestros en el artículo de Educar Chile. También te recomendamos leer este artículo de BB Mundo, en el que una terapeuta familiar te explica cómo puedes responder a las preguntas de los niños después de un desastre natural.

Estudiante de 18 años, me gustan los deportes y la música, acompañados de buena comida. Mientras la vida me lo permita, seguiré escribiendo.

Be first to comment