#Recomendación ‘A moon shaped pool’ de Radiohead

Compartir

Por Israel Contreras

Esperamos este disco 5 años, fue duro, pero ya esta aquí. 52 minutos. Lo primero que notas es que A Moon shaped pool no es un nombre escogido al azar, es una metáfora del disco. Nadando en una alberca redonda con la luna llena encima, tienes frío y la niebla envuelve todo lo que ves, sigues flotando y disfrutando de la atmósfera. La banda de Oxford te envuelve en un ambiente que ha ido perfeccionando a través de los años. Denso. Para los que no son seguidores, es un disco que no entra a la primera; para los que nos gusta la banda, es un lenguaje conocido que hemos aprendido a base de escucharlos durante mucho tiempo. Otra sorpresa. Varios tracks no son nuevos, han sido tocados en vivo, pero nunca habían sido grabados en estudio. Consejo. Ecualizar no es una opción. El sonido es de un tono oscuro, así es. Por favor, déjenlo así. La falta de brillo en algunas de sus partes es completamente intencional. No te preocupes, te sorprenderán con mucho brillo después de conocer en donde vives y quemarte como a una bruja. ¡Ay, espántame panteón!

El primer track del disco es Burn the witch. Al principio parece que las cuerdas usan una técnica llamada col legno, en donde el ataque no es con la cuerda del arco, si no con la madera, haciendo un sonido mas “rasposo”. El bajo esta completamente sintetizado sonando mas como un moog. Cuando quieren llenar el espacio, le sueltan la correa a la sección de cuerdas y al bajo in crescendo, atacando junto con la voz de Yorke muy reberverada. Solo entonces llegas al coro y los sonidos se expanden. Un sonido grande invade tus oídos y los llena. Uno de los mejores tracks. La orquestación de cuerdas será una constante en todo el disco. Esta canción nunca fue tocada completa en vivo, pero si en partes en muchos de sus conciertos. En la portada de Hail to the thief, aparece. Les dejo un artículo interesante en donde se discute que existe mas o menos desde el 2002.

El video de esta canción fue dirigido por Paul Thomas Anderson (There Will Be Blood, 2007), es el viaje de Thom Yorke por un sinfín de puertas que lo llevan hacia una montaña. Según los fans de hueso colorado de Radiohead es el paso de Yorke por toda la carrera de la banda. Comienza con él caminando por un túnel en donde aparecen varias personas caminando detrás de él. Ellos serían sus producciones anteriores. Y todos los escenarios por donde pasa a través de las puertas son diferentes momentos en la vida de la banda. Por ejemplo; Fake plastic trees, cuando pasa por un supermercado; Ok computer cuando esta en un espacio como estacionamiento, o Kid A cuando llega a la montaña nevada.

Daydreaming video oficial.

Tocada al revés.

Decks Dark comienza con una base rítmica y un piano con delay. Thom entra con voz y piano, se desarrolla la canción entre coros celestiales y la banda uniéndose a pedazos. Un bajo robusto y

lleno de color junto con la libertad de Greenwood en la guitarra, quien con sus característicos riffs llena la pieza. Clásica de la banda. Tan negra.

Le sigue Desert Island Disk, se trata de un juego de palabras. Hay un programa en la BBC que se llama Desert Island Discs, en donde se le pregunta a un invitado que discos llevaría a una isla desierta. Esta canción ya se había estrenado en el 2015 en un concierto en París. La primera guitarra acústica a full track del disco, acompañada de samples atmosféricos que se van haciendo cada vez mas grandes. A la entrada de la batería, ya toma forma, junto con la voz que hace un canon cada vez que puede. Como nos tiene acostumbrado Yorke. Bonita y tranquila. Con un final en seco. Nace la luz.

Ful Stop ya fue tocada en varios conciertos desde el 2012, pero es otra cosa escucharla con un trabajo de estudio. Es aún mas asfixiante. Un gran trabajo de repetición y orquestación. Prácticamente el bajo no cambia nunca, mas que en textura, y aún así, no aburre. Tus pies no dejan de moverse. Dos tontos y punto.

Ful Stop live in Tinley Park 2012.

Glass Eyes es una de las mas dulces y la más corta. Un piano, voz, y arreglos de cuerdas hacen la magia. Rostros color cemento deambulando por la estación del tren.

Identikit es una juego con diferentes voces de Yorke y una base de batería de guitarra y batería. Hasta llegar a una especie de coro en canon en donde la banda se divierte. Una de mis favoritas. Los corazones rotos hacen llover.

The numbers, la segunda mas larga del disco, ya tocada en 2012. Es una mezcla entre la vieja escuela y la banda ya madura. Una construcción que suena casi a jazz al principio pero con un desarrollo que te lleva a viajar una vez mas hacia donde quieren. Sorpresas lentas, progresiva y el track en donde podemos apreciar ahora si, como toca la banda, con espacios dedicados a cada uno. Por supuesto con arreglo de cuerdas. Un día a la vez.

Present Tense se tocó desde 2009. Digamos que si unos ingleses locos quisieran tocar música latina, sonaría como algo así. Una muy buena guitarra acústica de Thom a quien se le une Greenwood para hacer algo que brilla en medio de una equivocación tensa. ¿Se acuerdan de la guitarra de Weird Fishes? En esta canción se escuchan las primeras ideas de su concepción. La tensión es buenísima. No sabes hasta donde te van a llevar. En ti, estoy perdido.

Tinker Tailor Soldier Sailor Rich Man Poor Man Beggar Man Thief. ¡Que nombre! Es algo así como: gitano sastre soldado marinero hombre rico hombre pobre pordiosero ladrón. Esta basada en una canción infantil inglesa. La voz de Thom completamente reverberada, un arreglo de cuerdas, un piano y una batería en el fondo del salón. En realidad lo estas escuchando en acetato, en un sótano oscuro. Como una aventura cinematográfica. Las cuerdas ganan esta vez. Y todo lo que tienes que decir es: si.

True love waits es el track con el que acaba el disco. Es también la canción número 100 grabada en estudio. Un bonito recuerdo para todos aquellos que han ido a sus conciertos y se acuerdan de que con esta canción se acababa la magia. Una balada bonita, con áticos embrujados y sonrisas de gato. Arreglos de piano reverberado, un tempo mas calmado que cuando la tocaba York con guitarra acústica. La voz te recuerda que hay que esperar al amor todo el tiempo. Así como los fans esperamos este disco. Así Radiohead se despide, agradeciendo la espera.

Toma el último trago de su cerveza y escucha los últimos acordes del disco. La primera palabra y la última que escuchamos en las letras del disco son: Stay / Leave = Quédate / Vete. Un disco que se agradece. Disfrutenlo.

Escriban.

@twitdelisra

maildelisra@gmail.com

Estudiante de 18 años, me gustan los deportes y la música, acompañados de buena comida. Mientras la vida me lo permita, seguiré escribiendo.

Be first to comment