#Crónica Lobos BUAP visitó a Pumas UNAM, en la Jornada 4

Compartir

Un ambiente mágico cubría al estadio de los Pumas, el equipo de la máxima casa de estudios a nivel nacional le hacía frente al grupo de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla en la jornada número 4 de la Liga MX.

Ambos equipos calentaban motores para el inicio del partido, el local impulsado en su mayoría por un estadio ávido de goles y un buen funcionamiento en la cancha, la visita alentado por un numero grupo de seguidores y a la espera de poder alargar su buen paso y buscar sumar tres puntos más en calidad de visitante.

El reloj marcaba las doce en punto del mediodía en la cancha del Estadio Olímpico Universitario de 1968 cuando el silbato de Óscar Macías Romo indicaba el inicio del partido. Los primeros minutos fueron de un estudio por parte de ambos equipos, el local buscando abrir espacios y presionando a la defensa de la BUAP desde la salida.

Los primeros intentos fueron del equipo de la UNAM con disparos de larga distancia que el cancerbero Francisco Canales observaba pasar cerca de su meta.

Bajo un sol inclemente, pocas oportunidades claras de gol tuvieron ambas escuadras, no sería sino hasta el minuto 41 cuando se le presentaría a los dirigidos por Francisco Palencia la más clara de la primera mitad en los botines del español Abraham González que tomaría de manera muy poco ortodoxa una bolea que pasaba muy cerca de la meta visitante.

El grito de gol se ahogaba y los primeros 45 minutos transcurrían sin muchas emociones en el terreno de juego. En la grada tanto la afición local como la visitante libraban una batalla de canticos y apoyo para sus respectivos equipos.

Cabizbajos los 22 jugadores abandonaban la cancha con la misión de mejorar el espectáculo para la segunda mitad, Rafael Puente dialogaba con Francisco “Maza” Rodriguez que durante los primeros minutos parecía quejarse de una lesión, más tarde saldría de cambio.

Ya en la segunda mitad las emociones llegarían en los primeros minutos, luego de un tiro de larga distancia de Abraham González que retumbaba en el travesaño de la BUAP. Derivado de ese derechazo del número diez de los Pumas, Joffre Guerrón recogía el esférico para ponérsela a modo al goleador Nicolás Castillo que anotaba su tercer gol del torneo, el reloj marcaba 3 minutos de la parte complementaria.

No sería todo por parte del goleador de los Pumas, diez minutos más tarde sería el encargado de cobrar un tiro libre que el arquero Canales respondía de una manera espectacular.

El partido iba perdiendo emociones, ambos planteles se veían menguados por el sofocante calor que caía en la cancha. Rafael Puente con miradas flamígeras exigía a sus jugadores poner la pelota en el área custodiada por Alfredo Saldívar.

Sería la petición del estratega de la BUAP cumplida en los últimos diez minutos del partido, cuando Amaury Escoto, con las ultimas energías lograra colarse en el área y ponerle a su compañero Alfonso Tamay la jugada más peligrosa del partido para los de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y que no podía verse capitalizada con el gol del empate por escasos centímetros.

Al 84 nuevamente otra oportunidad clara para los licántropos para alcanzar el empate después de una recepción en el área de Pumas obra de Luis Quiñones que sacara un izquierdazo fortísimo y que Zaldívar convertía en tiro de esquina. El equipo visitante ya estaba presionando en demasía en busca del empate y la suma en la porcentual.

El equipo de Palencia empleaba dos y hasta tres hombres contra uno para hacerse de la posesión del esférico y este sistema daba frutos en el último suspiro del encuentro cuando en una pelota recuperada daban un pelotazo en busca de Nicolás Catillo que luego de un forcejeo intenso con la defensa y un pase filtrado se ponía cara a cara con el portero visitante que supo cómo atajar el tiro del goleador chileno. Sin embargo, el rebote caería a los pies de un jugador Puma que sería derribado en el área y se decretaba la pena máxima.

El penal cobrado a la izquierda de la portería por parte de Nicolás Castillo que anotaba su segunda anotación del encuentro y quitándole el invicto a los de la BUAP.

Este resultado deja a Pumas con novena posición de la tabla con 6 unidades y a Lobos en cuarta con 7 puntos.

Alineaciones

Pumas: Alfredo Saldívar, José Carlos Van Rankin, José Antonio García, Luis Quintana, Jesús Gallardo, Néstor Calderón (Joffre Guerrón, 31′, luego salió por Alan Acosta al 87′), Abraham González, David Cabrera, Brian Figueroa (Kevin Escamilla, 72′), Bryan Rabello y Nicolás Castillo. DT: Francisco Palencia.

Lobos BUAP: José Francisco Canales, Francisco Rodríguez (Alfonso Tamay, 57′), César Cercado, Eduardo Tercero, Heriberto Olvera, Luis Advíncula, Pedro Aquino, Juan Carlos Medina (Carlos Morales, 44′), Amaury Escoto, Luis Quiñones y Diego Jiménez (Jonathan Fabbro, 58′). DT: Rafael Puente del Río.

Árbitro: Oscar Macías Romo.

Amonestados: Brian Figueroa (33′), César Cercado (51′) Jonathan Fabbro (79′) y José Canales (91′).

Expulsados: Pedro Aquino (88′).

Goles: Nicolás Castillo (48′ y 92′).

Estadio: Olímpico Universitario.

 

Estudiante de 18 años, me gustan los deportes y la música, acompañados de buena comida. Mientras la vida me lo permita, seguiré escribiendo.

Be first to comment