83 años desde el fallecimiento de Marie Curie.

Redes Sociales

Resultado de imagen para marie curie

Maria Salomea Skłodowska-Curie, mejor conocida como Marie Curie, nació el 7 de noviembre de 1867, en la ciudad de Varsovia (en el entonces Zarato de Varsovia). Durante sus primeros años de estudiante y por el simple hecho de ser mujer se vio obligada a estudiar de manera clandestina. Para poder llegar a estudiar la universidad, tuvo que mudarse a la ciudad de París donde le permitirían entrar y cursar sus estudios.

Una vez en Francia, cursó estudios de Física y Matemáticas en la Universidad de París, egresando de manera destacada de ambas licenciaturas como primer lugar en Física en 1893 y segundo en Matemáticas en 1894, sería en este mismo cuando también conocería a quien sería su marido y compañero de investigación, el profesor de física Pierre Curie, con quien se casaría un año después en 1895, juntos acabarían realizando y aportando importantes hallazgos en el campo de la radiactividad.

Durante el año de 1903 se le otorgaría a Marie Curie el premio Nobel de Física gracias a su tesis doctoral titulada “Investigaciones sobre las sustancias radioactivas”, mismo premio que compartió con su marido Pierre Curie y su director de tesis Henri Becquerel.

Dos años más tarde, su marido Pierre fallecería debido a un trágico accidente al ser atropellado por un carruaje. Fue entonces en 1906, cuando Marie Curie ocuparía el lugar vacante de su difunto esposo como catedrática de física de la Universidad de París, convirtiéndose en la primera mujer en impartir docencia universitaria en los más de 600 años de historia de la institución.

A Marie Curie también se le otorgaría en el año de 1911 el Premio Nobel de Química por el descubrimiento de los elementos polonio y el radio, el aislamiento del radio y el estudio de la naturaleza y compuestos de este elemento. Siendo así la primera persona en lograr ser acreedora de dos premios Nobel en dos campos diferentes.

Marie Curie murió en Francia a la edad de 66 años, el 4 de julio de 1934 por anemia, como consecuencia de las radiaciones a la que estuvo expuesta durante sus trabajos, dejando marcado un punto de inflexión en la historia de la mujer y la ciencia. Un año después y gracias sus estudios realizados anteriormente, su hija mayor, Irène Joliot-Curie, también obtuvo el Premio Nobel de Química por su descubrimiento de la radiactividad artificial.

 

Tengo 20 años y soy estudiante de tercer semestre de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la BUAP. Me gusta la música y mi mayor pasión es el fútbol.

Be first to comment